Borja Terán Periodista | Comunicación | Madrid (España) | Idioma: Español
OPINIÓN

Por qué 'El Ministerio del Tiempo' es un gran éxito para TVE

Lorca en el futuro gracias a 'El Ministerio del tiempo'
Lorca en el futuro gracias a 'El Ministerio del tiempo'
Lorca en el futuro gracias a 'El Ministerio del tiempo'

El último episodio de 'El Ministerio del Tiempo' ha congregado 1.153.000 de espectadores, lo que se ha traducido en un 6,9 por ciento de share. Como la ficción en esta etapa no estira su duración hasta las tantas de la noche, la cuota de pantalla se resiente y el cortoplacista análisis de audiencia que se ha instalado en nuestra televisión puede proyectar la imagen de que la ficción es un fracaso.

Pero, en realidad, 'El Ministerio del Tiempo' logra más audiencia que cualquier serie que se considera un éxito en plataformas bajo demanda en España. Por eso mismo y entre otras cosas, compañías como Netflix no comunican visionados reales. Porque juegan con el poder de la percepción: que parezca cada estreno un éxito. Y, para eso, no siempre hace falta que sea realmente un éxito.

El éxito se puede fabricar con grandes campañas de márketing. De hecho, se define constantemente con grandes campañas de márketing. Y nos lo creemos. Mientras que a las cadenas tradicionales se les sigue evaluando con los titulares de las instantáneas audiencia del día después. Cuando no sólo basta con las instantáneas audiencias del día después. Se pone el prisma en un simple número pero no se otorga la perspectiva de los contextos. Las cadenas clásicas de televisión deben cambiar esta tendencia con más divulgación de sus resultados. O en España no se podrá asumir esa vieja reivindicación de capítulos de series de duración más honesta y comienzo del prime time más temprano. Paradójicamente, muchos que gritan '¡queremos series más cortas!' son los mismos que terminan diciendo '¡no funcionan!' las series que conseguimos más cortas.

En tiempos en los que las audiencias están muy fragmentadas, colocar 'El Ministerio' un poco más tarde de las diez de la noche es un riesgo valiente, ya que es evidente que la serie sufrirá en disminución de cuota de pantalla por la alta segmentación de ese tramo horario, el de mayor oferta y mayor consumo televisivo.

Más de un millón de fieles cada semana es un resultado que no alcanzan en otras plataformas con series como 'El Ministerio'. Pero este dato, además, no cuenta todos los visionados en diferido (RTVE Digital y HBO). Ni siquiera la suma de directo y diferido representa el aporte real que esta ficción otorga a TVE: inyecta visibilidad e influencia a la cadena pública.

Y es que la serie de Javier y Pablo Olivares obtiene justo lo que le falta a TVE: generar conversación positiva sobre el canal gracias al aporte cultural de prime time. Porque la mejor cultura, la que cala, es la que llega de forma inclusiva dentro de un formato de entretenimiento. No la que se queda en guetos exclusivos que, a veces, terminan siendo excluyentes.

Pero la pérdida de entidad de La 1 también pesa a 'El Ministerio'. La primera cadena no acompaña en su programación diaria al espectador con apuestas empáticas. Tampoco lo ha hecho durante el confinamiento, centrándose en la rueda de prensa y la declaración política 'nonstop' que desgasta incluso al rigor de la elaboración de los Telediarios. La 1 no da tiempo a cuajar a espacios de entretenimiento diario, que son decisivos para fidelizar públicos, promocionar la cultura y las propias apuestas de la emisora de forma inclusiva dentro del contenido del show y no con una promoción invasiva de la que el espectador está inmune. 

Como consecuencia, lanzar cualquier nuevo contenido en La 1 pasa más desapercibido que en otros canales. De nuevo, entra la fuerza del márketing. TVE también tiene que hacer márketing ¿Cómo? Explicando creativamente más y mejor lo bueno que hace, que es mucho, a través de líneas estratégicas definidas y coordinadas.

Pero, por ahora, La 1 no cuenta con una estructura organizada de cadena carismáticamente próxima con esa entidad que favorece la identificación de la diversidad de públicos y anima a dejar puesto el primer canal durante todo el día. Este escenario supone un efecto colateral sobre producciones como 'El Ministerio'. Hay una parte del público que se olvidan de que existen. Porque La 1 no tiene una presencia pública de televisión generalista atractiva y, sobre todo, viva.

En cambio, 'El Ministerio' sí que aporta a TVE la relevancia pública que necesita. Más aún en tiempos en que la primera cadena es más irrelevante que nunca y solo destaca con productos que no siempre se asocian a la marca de Televisión Española, como 'MasterChef' u 'OT'.

'El Ministerio del Tiempo' sí es relevante porque crea una aventura tratando la historia de la España que somos fruto con la inteligencia de la mordacidad. Tan importante en televisión para trascender.

TVE posiciona su marca gracias a un ministerio que atesora la mejor televisión pública: la modernidad valiente que nos descubre cómo somos a través de la cultura que crece en el entretenimiento para todos los públicos. Sin miedos, sin eufemismos, atreviéndose a llevar a Lorca al futuro para ver sus versos en la voz de Camarón: "Entonces, he ganado yo, no ellos. Dejemos las cosas como están", sentenció. Ni más, ni menos.¿Con qué programa de TVE habla todo el mundo de Lorca? Todo este aporte no está pagado para TVE. Todo este aporte no está pagado para la sociedad. Se llama relevancia. Pero relevancia de la que inspira, la que hace una sociedad mejor con una mirada más crítica para frenar la superficialidad instantánea y cortoplacista que parece que lo inunda todo. También la televisión. Pero no, no lo inunda todo. Sólo hay que tener la paciencia para mirar la realidad con una amplitud de miras que escasea.

Periodista | Comunicación | Madrid (España) | Idioma: Español

Licenciado en Periodismo por la Universidad Pontificia de Salamanca. Desde 2011 trabaja en La Información escribiendo sobre televisión, comunicación, medios y redes sociales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento