Creció al 3,1% anual en enero

Una inflación más pegajosa de lo previsto retrasa las bajadas de tipos de Powell (Fed)

Powell analiza los últimos datos macroeconómicos en EEUU.
Powell analiza los últimos datos macroeconómicos en EEUU.
Britt Leckmann / Fed vía La Información
Powell analiza los últimos datos macroeconómicos en EEUU.

Si alguien esperaba un anuncio de rebajas de tipos de interés en Estados Unidos, tendrá que seguir esperando. La Reserva Federal (Fed) tiene sobre su mesa el informe clave de inflación de enero y confirma que las presiones inflacionistas siguen presentes en su economía, desincentivando un movimiento que afloje la restricción monetaria y corra el riesgo de realimentar la escalada del IPC, que está mostrando la "pegajosidad" que temían los banqueros centrales.

La inflación general de enero en EEUU creció al 3,1% interanual, tres décimas menos que en diciembre pero dos décimas más de lo esperado. En términos mensuakles, el aumento fue del 0,3% frente al 0,2% previsto. Lo peor fue la tasa subyacente -sin energía ni alimentos frescos- al mantenerse sin cambios con un incremento del 3,9%, frente a las previsiones de un enfriamiento al 3,7%. 

El dato provocó fuertes caídas en Wall Street con cierres a la baja en el S&P 500 (-1,4%), Nasdaq Composite (-1,8%) y en el Russell 2000 (-4%), que agrupa a las pequeñas y medianas empresas. El índice de volatilidad Vix creció un 13% hasta los 16 puntos, mientras que la rentabilidad del bono a 10 años se elevó al 4,3%. 

Qué opinan los expertos

"Todas las métricas decepcionan. Vemos una subida de los precios superior a las lecturas del mes anterior y superior a las lecturas del mes pasado. Un jarro de agua fría para la mayoría de los inversores, que esperaban una continuación de la desaceleración en la inflación para dar más forma a la narrativa de recorte de tipos prematuro. Este repunte se suma al anterior repunte del último dato, con lo cual, el sentimiento de mercado de inflación persistente podría ganar protagonismo nuevamente en el mercado", opina Franco Macchiavelli, de Admirals

Adicionalmente, este experto considera que el dato de inflación pone de manifiesto que la postura de los banqueros centrales es "prudente y congruente" con lo reiterado en las últimas comparecencias. "Más allá de eso, conviene evaluar los desafíos de segunda y tercera ronda de inflación, que pueden volver a manifestar repuntes en los próximos meses, y con ello, otro ajuste en las expectativas de pivote por parte de la Fed", advierte el experto de Admirals. 

"La inflación estadounidense no logró moderarse como se esperaba, y los costes de vivienda, pasajes aéreos, atención médica y entretenimiento mantuvieron caliente la tasa de inflación intermensual. El 'deflactor PCE core' (índice de gastos de personal subyacente), su medida favorita de inflación, puede estar enfriándose de forma adecuada, pero los mensajes contradictorios vienen a significar que la Reserva Federal no puede relajarse, con poca inclinación hacia inminentes recortes de tasas", afirma James Knightley, economista jefe para EEUU de ING Research.

Tiffany Wilding, economista de Pimco, considera que la inflación subyacente parece dispuesta a no ceder de la cota del 3% en 2023, lo cual complica las perspectivas de política monetaria debido a la fortaleza del mercado laboral y la ausencia de un enfriamiento del crecimiento económico. En su opinión, Powell se verá obligado a retrasar el inicio de los recortes de tasas "hasta mediados de año o más tarde".

"Los detalles fueron coherentes con que la Fed de EEUU tiene un problema en la última milla de la inflación. En los últimos meses hemos observado una reaceleración en las categorías de servicios básicos impulsados por la demanda interna, que han sido el centro de atención del presidente de la Fed, Jerome Powell, y de otros representantes del banco central. Creemos que el informe [de IPC de enero] debería seguir preocupando a los responsables de la Fed", apunta.

Dependencia de los datos

"La composición del mismo dato evidencia ciertas tensiones inflacionistas a futuro, con una notable subida del componente de servicios y de vivienda, lo que pone de manifiesto la fortaleza de la economía norteamericana, particularmente del empleo", apunta Pedro del Pozo, director de inversiones financieras de Mutualidad. "Conviene decir que en enero se producen ajustes en la referencia en lo relativo a pesos, que pueden haber distorsionado el dato al alza. En todo caso, una referencia así complica de manera notable la ya de por sí escasa posibilidad de una bajada de tipos por parte de la Fed en el mes de marzo", añade.

Mark Sherlock, responsable de renta variable estadounidense de Federated Hermes Limited, también se rendía a las evidencias del informe del IPC. "La inflación estadounidense superó las expectativas por segundo mes consecutivo, lo que pone de manifiesto que el camino hacia el objetivo de inflación no será tan fácil como esperaba el mercado. La Fed siempre ha mantenido que depende de los datos, y se dice que quiere evitar los errores de los años setenta (cuando se bajaron los tipos demasiado pronto y la economía estadounidense sufrió una segunda ronda de inflación más dolorosa). Los datos de hoy seguramente alargarán aún más el calendario de la primera bajada de tipos", apunta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento