Cotiza un 10% por debajo de la opa

Talgo ni se inmuta en bolsa tras la opa de Magyar Vagon por el veto de Moncloa

Frontal del Talgo Avril de alta velocidad.
Frontal del Talgo Avril de alta velocidad.
Talgo vía L. I.
Frontal del Talgo Avril de alta velocidad.

Las acciones de Talgo cerraron con un leve ascenso del 0,9% este viernes, hasta 4,435 euros, pese a la formalización de la opa del grupo húngaro Magyar Vagon, que busca adquirir la compañía española por 619 millones de euros, a razón de 5 euros por acción. El pretendiente ha solicitado al Gobierno de Pedro Sánchez la autorización expresa para esta operación, aunque Moncloa ya ha expresado su rechazo a través de las declaraciones públicas de varios de sus ministros.

Los inversores no terminan de creerse una operación cocinada en la sombra desde finales de 2022 debido a que la opa debe pasar el filtro del Gobierno y varias autoridades de competencia. En consecuencia, Talgo apenas subió respecto al nivel en que cerró ayer y se sitúa un 10% por debajo de la oferta de compra sobre el 100%. Aunque comenzó la sesión con un avance del 3%, ni siquiera el dinero especulativo apuesta porque los húngaros tengan éxito.

Magyar Vagon presentó la solicitud ante la CNMV el jueves para adquirir Talgo por 619 millones de euros, solicitando al Gobierno la autorización expresa para esta operación. La empresa húngara informó al supervisor que el 22 de marzo solicitó ante la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo la autorización del Consejo de Ministros para la inversión extranjera directa en Talgo.

La autorización del Gobierno es un requisito indispensable para avanzar con la operación, en cumplimiento del escudo antiopas aprobado durante la pandemia de Covid-19, así como de la Ley 19/2003 sobre régimen jurídico de los movimientos de capitales y transacciones económicas internacionales. Hasta el momento, el Ejecutivo ha mostrado reticencia para aprobar la adquisición de una empresa española estratégica por parte de inversores húngaros, citando posibles vínculos rusos en la financiación de una compañía surgida, precisamente, de varias fusiones de compañías ferroviarias húngaras, entre ellas, la Tramasholding (TMH) de Rusia.

Además, el Gobierno de Viktor Orban participa en la opa con el 45% de las acciones del grupo que ha lanzado la opa sobre Talgo, con la empresa Magyar Vagon con el 55% restante. La firma del Este también ha solicitado las respectivas autorizaciones en materia de competencia ante la Comisión Europea y las autoridades de competencia de varios países, incluyendo Albania, Kosovo, Montenegro, Serbia, Egipto y Arabia Saudita, así como la Autoridad de Negocios danesa.

Los húngaros han cumplido así con el plazo máximo de 30 días desde la presentación formal ante la CNMV de la Oferta Pública de Adquisición (OPA), que vencía el próximo domingo, 7 de abril. El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha recordado que el Gobierno defenderá los "intereses estratégicos" de España en la OPA que el grupo húngaro Magyar Vagon ha lanzado sobre Talgo por 619 millones y que el Ejecutivo ya está analizando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento