A 5 euros por acción

Talgo da marcha atrás en bolsa con la opa húngara por el veto preventivo de Sánchez

Talgo ignora la opa húngara en bolsa.
Talgo ignora la opa húngara en bolsa.
Talgo vía L. I.
Talgo ignora la opa húngara en bolsa.

Las acciones de Talgo caen en bolsa este viernes pese a que hay una oferta de compra sobre la mesa que ofrece un precio muy superior al de la cotización. En concreto, el fabricante de trenes cayó un 3,2%, hasta 4,25 euros, un 15% por debajo de los 5 euros por acción que Ganz-Mavag Europe, una sociedad húngara controlada al 55% por inversores privados, y el vehículo estatal Corvinus Zrt, con el 45% restante, que está gestionado por el Gobierno de Viktor Orban.

La opa al 100% del capital está valorada en 619 millones de euros y es de carácter amistoso. Cuenta con el visto bueno de Pegaso, el vehículo de Trilantic, la familia Oriol y los Abelló, que controla más del 40% de Talgo, que se ha comprometido a vender su participación y el consejo de administración de la empresa ferroviaria española ha mostrado su disposición a votar favorablemente por la opa. 

Sin embargo, la operación cuenta con el veto preventivo del Gobierno de Pedro Sánchez, que ha expresado su rechazo a la transacción de Talgo porque considera que es una empresa estratégica. La opa tendrá que pasar el filtro de Moncloa para inversiones extranjeras y, según lo expresado por el ministro competente en el sector, Óscar Puente, "hará todo lo posible" para que no fructifique.

La presencia del Estado húngaro en la operación junto a varios empresarios de la órbita Orban como Zsolt Hernádi, el magnate del petróleo y gas de MOL; o las conexiones con Rusia de la empresa ferroviaria húngara han despertado el recelo de Moncloa. La actual Ganz-Mavag Holding se construyó a partir de un rápido proceso de concentración en el sector ferroviario de Hungría tras la salida del país del gigante ruso Transmashholding (TMH) y del banco de comercio exterior de Rusia tras las sanciones occidentales al Kremlin por la invasión de Ucrania.

Magyar Vagon lidera ese proceso consolidador que tiene como grandes activos un pedido ferroviario de 1.000 millones de euros con el Gobierno de Egipto, con quien también mantiene conexiones Talgo. La rusa TMH vendió primero su participación al ex embajador en Londres y actual ministro de Defensa húngaro, Kristóf Szalay-Bobrovniczky. Después dio entrada al fondo de capital riesgo Solva II bajo influencia de Hernádi y otros inversores conforme Ganz-Mavag fue aglutinando otras empresas como Dunakeszi Jármujavito (DJJ), que era de propiedad estatal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento