En tres semanas

Los últimos CoCos emitidos por la banca del Ibex olvidan el colapso de Credit Suisse

CaixaBank celebra su Junta General de Accionistas
Gonzalo Gortázar, Caixabank
EFE
CaixaBank celebra su Junta General de Accionistas

Los bonos convertibles contingentes, conocidos como CoCos en el argot financiero, "pagaron el pato" en el rescate de Credit Suisse. Sus tenedores, principalmente inversores institucionales, fueron los que perdieron todo su dinero por delante de los accionistas. La solución suiza, que alteró el orden de prelación, golpeó a esta deuda híbrida, llegando a cotizar con grandes descuentos. Sin embargo, la intervención del Banco Central Europeo (BCE) descartando que esto pudiera ocurrir en la zona euro les ha permitido recuperar gran parte de lo perdido.

Es el caso de los CoCos de Caixabank y Bankinter, las últimas entidades españolas que emitieron este tipo de deuda antes de que estallara el conato de crisis financiera provocada por el banco suizo. Los dos bancos españoles vieron como la rentabilidad se disparaba y el precio de sus emisiones se hundía, aunque apenas tres semanas después ya han recuperado casi la totalidad. Por ejemplo, Caixabank emitió 750 millones de euros en deuda AT 1 a principios de marzo, con un cupón del 8,250% y exigible en 2029.

Para los analistas de Bloomberg Intelligence esta emisión tenía margen para endurecerse ya que el AT1 previsto para 2027 se negocia con un rendimiento del 7,9%, frente al 5,875% que se lanzó. El 20 de marzo (tras conocerse el acuerdo de fusión de UBS y Credit Suisse) estos Cocos alcanzaron el mayor interés hasta la fecha: el 9,844%. Desde ese día han ido recuperando terreno y ahora se han normalizado en torno a 8,517%, lo que supone una caída de alrededor del 13,5% desde máximos.

Si se tiene en cuenta su precio en euros, que es inversamente proporcional a la rentabilidad, estos bonos registraron el mayor descuento desde que se emitió también el pasado lunes 20 de marzo, hasta situarse en los 84,730, mientras que ahora cotizan alrededor de 97,261, lo que implica una subida de casi el 15%.

El mismo comportamiento lo ha experimentado la deuda de Bankinter. El banco que dirige María Dolores Dancausa apeló al mercado en febrero con 300 millones de euros, con un cupón del 7,375%. El precio marcó mínimos ese mismo lunes 20 de marzo en los 87,57, mientas que ahora se mueve en los 96,274, lo que implica un subida del 9,94% desde mínimos. En cuanto a la rentabilidad, también ha corregido una vez que las aguas se han ido calmando y ha caído un 8,88% hasta el 7,9% desde los máximos del 8,7%. En esta recuperación ha sido fundamental la intervención del BCE, que descartó que el rescate de Credit Suisse supusiera una modificación en el orden de asunción de pérdidas.

Un mercado en suspense

A pesar de eso, algunas entidades han puesto en suspense estas emisiones, como es el caso de Banco Sabadell, hasta que haya una mayor visibilidad,  esto no debería ser un problema, señalan los analistas, quienes recuerdan que el consumo de capital medio de los AT1 se situó en 2022 en 10 puntos básicos para los bancos cotizados del Ibex. Estos bonos (también conocidos como AT 1) son fundamentales para la banca para cumplir con los requerimientos de capital que deberían absorber pérdidas. 

Además, las entidades cuentan con un ratio de capital total medio muy por encima de los requerimientos, por lo que consideran los expertos que existe margen para asumir un aumento del coste de este tipo de emisiones evitando tener que cubrirlo con CET 1. "Teniendo en cuenta que se cumple con el 1,5% de AT1 sobre los activos ponderados de riesgo que recomienda el BCE, pero que no es obligatorio, se elimina la necesidad de tener que emitir a cualquier precio pudiéndose esperar un mejor momento de mercado", explican estos expertos.

Así, y a cierre de 2022, los bancos cotizados del Ibex tenían un importe de 20.809 millones de euros en deuda AT1, que de media representó el 1,6% de los activos ponderados por riesgo. Con la emisión de 300 millones de Bankinter en CoCos en febrero, el banco incrementó este porcentaje en el 1,8%. Por debajo del 1,5%, se encuentra Banco Santander, con 8.831 millones de euros y un 1,45%. Le sigue BBVA, con un 1,54% y 5.193 millones de euros emitidos, Unicaja, con 1,67%, mientras que Caixabank roza el 2%, hasta los 4.238 millones de euros y finalmente destaca Banco Sabadell, con un porcentaje sobre activos ponderados de riesgo de 2,07% y 1.650 millones de euros.

En cuanto al CET 1, el ratio de capital, la media de los bancos cotizados se situó en en el 16,3% con un margen medio frente a las exigencias regulatoria de 3,6 puntos porcentuales. El de Banco Santander a cierre de 2022 fue del 15,81%, frente al 13,11% exigido. El de BBVA finalizó en el 15,94%, mientras que Caixabank y Banco Sabadell registraron los más elevados: 17,40 y 1701% respectivamente.

Redactora de Finanzas

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Información Económica por la misma universidad y experta en información económica por la Universidad de Zaragoza. He desarrollado toda mi actividad profesional en el mundo del periodismo económico, primero en la redacción de 'Europa Press' y luego en la revista 'Inversión' y el portal de noticias finanzas.com. Desde diciembre de 2022 formo parte del equipo de 'La Información'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento