Reunión del BCE

Lagarde, abierta a bajar los tipos: "En abril sabremos algo, pero mucho más en junio"

Christine Lagarde, presidenta del BCE.
Christine Lagarde, presidenta del BCE.
BCE vía La Información
Christine Lagarde, presidenta del BCE.

Muchas pistas sobre la mesa. Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), dice que no ha discutido una bajada de tipos en esta reunión de marzo, pero sí que han empezado a valorar la marcha de las tasas y reitera que dependerá de los datos entrantes que se irán conociendo en la zona euro y que apuntan al anclaje de la inflación en torno al 2% y riesgos de recesión

 "Sabremos un poco más en abril pero mucho más en junio", auguró Lagarde en la conferencia de prensa posterior a la cumbre de política monetaria del banco central. "No estoy diciendo que necesitemos una inflación del 2% para tomar una decisión sobre recortar los tipos", añadió. De algún modo, la posición de la gobernadora gala abre la puerta a las esperadas bajadas de tipos de interés en la zona euro, con alguna posibilidad el mes que viene y muchos boletos de que toque en el encuentro de junio.

Lagarde fue pesimista en cuanto a la evolución del PIB en la zona euro ya que "la economía sigue débil", reflejando la preocupación sobre la fragilidad del panorama económico en algunos países. "Los riesgos para el crecimiento económico siguen inclinados a la baja", advirtió. Sin embargo, también señaló un rayo de esperanza al mencionar que "las encuestas apuntan a una recuperación gradual a lo largo de este año", lo que sugiere un posible repunte en el horizonte. 

Riesgo de recesión, ¿bajada de tipos?

El BCE ha ajustado hoy a la baja su estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2024, situándola en un 0,6%, lo que representa una reducción de dos décimas en comparación con su pronóstico realizado hace tres meses. Prevé que el PIB crezca un 1,5% en 2025, sin cambios respecto a la previsión anterior, y un 1,6% en 2026, lo que supone una décima más que hace tres meses. Este crecimiento estará respaldado inicialmente por el consumo y la inversión.

Lagarde también destacó que "el impacto de los anteriores aumentos de tasas se desvanecerá gradualmente", indicando una perspectiva de estabilidad en el mercado financiero a medida que se disipen los efectos de las medidas adoptadas anteriormente. El BCE subió tipos durante diez reuniones consecutivas entre julio de 2022 y septiembre de 2023, llevándolos en volandas desde el 0% al 4,5%, debido a la mayor crisis inflacionaria en Europa en cerca de cuatro décadas.

En cuanto al mercado laboral, Lagarde advirtió que "la demanda de mano de obra se está desacelerando", lo que podría representar un desafío adicional para la recuperación económica. Además, señaló que "las presiones sobre los precios internos son elevadas", aunque también expresó su confianza porque "hay señales de que el crecimiento de los salarios está empezando a moderarse". 

Inflación al 2%, ¿objetivo cumplido?

Lagarde también hizo hincapié en que "las expectativas de inflación a largo plazo se mantienen estables en general en torno al 2%", lo que sugiere una confianza en la capacidad del BCE para mantener la estabilidad de los precios a largo plazo. Además, expresó que "se espera que la inflación continúe la tendencia a la baja en los próximos meses", proporcionando cierto alivio sobre esta preocupación del BCE.

En su nuevo cuadro macroeconómico, los expertos del BCE ahora prevén que la inflación general se sitúe en promedio en un 2,3% en 2024, lo que representa una reducción de cuatro décimas con respecto a su previsión de diciembre. Para el año 2025, proyectan un 2,0%, una décima menos que antes, y para 2026 mantienen la previsión en un 1,9%. Además, reducen la inflación subyacente -excluyendo energía o alimentos frescos- al 2,6% en 2024, una décima menos que la estimación anterior, al 2,1% en 2025, dos décimas menos, y al 2,0% en 2026, también una décima menos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento