Gigante europeo de TV

Berlusconi acelera la 'megafusión' de MFE con Mediaset España y Prosieben

El grupo italiano cambia su denominación de Mediaset Spa a Media for Europe, el nuevo paraguas societario con sede en Países Bajos desde el que controlará sus negocios  en España, Alemania e Italia.

Pier Silvio Berlusconi, consejero delegado de Media for Europe (MFE).
Pier Silvio Berlusconi, consejero delegado de Media for Europe (MFE).
Canale 5 / Mediaset IT
Pier Silvio Berlusconi, consejero delegado de Media for Europe (MFE).

Nadie dijo que fuera fácil. Desde que se planteó el proyecto Media for Europe (MFE), hasta que ha visto la luz formalmente, han transcurrido 30 meses. Pero el advenimiento del gigante europeo de la televisión está dando sus primeros pasos en 2022 aunque todavía está incompleto. El holding holandés en que se ha transformado la italiana Mediaset Spa todavía tiene pendiente absorber a Mediaset España, dueña de Telecinco y Cuatro, y completar la toma de control de la alemana ProsiebenSat.1.

Pero el mandato otorgado a Credit Suisse para que siga acumulando acciones sigue dando sus frutos en la Bolsa de Fráncfort. El banco suizo acaba de convertir parte del 9% que tenía en instrumentos derivados sobre Prosieben en acciones de la compañía, hasta sumar temporalmente una nueva participación del 2% directa en la cadena de televisión, según notificó al regulador teutón. El paquete está valorado en 60 millones de euros.

Este movimiento se une al aumento de participación realizado en octubre por Mediaset España, que controla el 9,7% del capital, y al 8,1% de MFE (Mediaset Spa). La participación de ambas ‘mediasets’ se sitúa de forma directa en el 17,8% y un 6,5% indirecto en derivados que va convirtiendo progresivamente a través de las entregas periódicas de Credit Suisse. La última ventana de conversión de esos instrumentos se abrió el pasado 30 de noviembre y podría terminar de ejecutarse en 2022. Mediaset España, que tomó la decisión de suspender el dividendo, está usando el capital ocioso en 2020 y 2021 para comprar estas acciones en Alemania.

Mientras eso sucede, el consejero delegado de Media for Europe, Pier Silvio Berlusconi, sigue acelerando el paso hacia el objetivo de crear el mayor grupo audiovisual del euro en un contexto de invasión de las plataformas OTT de EEUU como Netflix, Amazon Prime, Disney + o HBOMax, entre otras.

 Fuentes del sector apuntan que ese es uno de los objetivos de la creación del holding en los Países Bajos: poder lanzar una plataforma que compita en igualdad de condiciones fiscales con los operadores americanos. Mediaset ha desplegado una ofensiva en España e Italia por captar suscriptores digitales pero no ha unificado su oferta por internet como sí hacen sus rivales de Silicon Valley y Hollywood.

El planteamiento inicial de la fusión anunciado en 2019 quedó en el aire por el bloqueo inicial ejercido por Vivendi y Vincent Bolloré que acabó con una guerra total en los tribunales con la empresa de la familia Berlusconi. Oficialmente, el conflicto se justificó por los planes de Mediaset para instaurar las llamadas 'acciones de lealtad' en la empresa, que confieren a su propietario derechos de voto adicionales sin comprar más títulos. En este caso, la saga italiana se blindaba con más del 50% del voto y hubiese dejado a Vivendi como mero comparsa pese a contar con el 30% del capital.

Fuentes del sector apuntan que el origen real fue la ruptura del proyecto conjunto para crear una plataforma conjunta en torno a Mediaset Premium para competir en streaming. Bajo aquella entente se iban a unir el dueño de Canal Plus y Universal Music con el mayor grupo audiovisual de España e Italia. Pero Bolloré y Berlusconi, después de años en sintonía política, profesional y personal, rompieron su relación por el clásico reparto de poder. A mediados de 2021, finalmente, los dos magnates de los medios enterraron el hacha de guerra con la retirada accionarial de Vivendi que ha facilitado el lanzamiento inmediato de MFE.

El canje de MFE, obsoleto

A comienzos de diciembre, Mediaset Spa anunció la creación de Media for Europe NV (MFE) con sede holandesa y nuevas acciones que canjeó por las italianas. Además se creó una estructura dual de acciones. Las clase A fueron admitidas a cotización de inmediato en Euronext y confieren 1 derecho de voto por cada una de ellas. Las clase B tienen los mismos derechos económicos pero llevan aparejados 10 votos en las Juntas de Accionistas. Como resultado de esta operación societaria, el capital de MFE queda dividido en 2.322 millones de acciones A y B a partes iguales. La empresa vale en bolsa cerca de 2.700 millones según esa estructura. Sin embargo, no será el último cambio que se produzca en la propiedad.

El proyecto de fusión de MFE puso sobre la mesa un canje accionarial para absorber a Mediaset España que todavía está pendiente de reactivarse. Los accionistas de la cotizada española iban a recibir 2,33 acciones de la nueva empresa holandesa MFE por cada una de sus acciones. El 55% que MFE (antigua Mediaset Spa) controla en la empresa española está valorado en bolsa en unos 730 millones de euros al precio actual.

Según su página web, el holding asegura que controla ya el 24,3% en Prosieben, una participación valorada en 830 millones. Sin embargo, la mitad de ese porcentaje está bajo control de la filial española y no de la matriz, una situación que confiere mayor complejidad a la operación de fusión ya que la CNMV vigila los movimientos para velar por el interés de los minoritarios. La ecuación inicial ha quedado completamente obsoleta. En concreto, se infravalora las acciones de Mediaset España en al menos un 34% según la cotización de ambas empresas en bolsa. La actualización de los planes de MFE-Mediaset incorporará ajustes en forma de dividendos -el grupo dijo que pagaría 100 millones de euros a los accionistas antes de la integración- o, incluso, a Prosieben como moneda de cambio.

Coordinador de Mercados

Periodista especializado en finanzas y tecnología. Escribo desde hace más de dos décadas en diarios líderes de información económica. He participado en el desarrollo de producto del área de mercados en los medios digitales en los que he trabajado. Me apasionan los nuevos proyectos y el aprendizaje continuo. Formé parte de Expansión.com durante cerca de cuatro años hasta que me involucré, sin dejar de escribir, en lanzamientos como ElEconomista.es (2005), Cotizalia y Teknautas en ElConfidencial (2007-2012), LaInformacion.com (2009), Hemerotek (2013) y ElEspañol.com (2015). Ayudé a crear un índice de bolsa, otro de vivienda y trabajé en dos fintech (WebFg y Finect). A finales de 2018 me reincorporé a LaInformación.com para relanzar su área de mercados y cotizaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento