Operaciones de más de 5 millones

Spotahome levanta deuda de socios de Playtomic y Jobandtalent tras la ronda

La compañía recurre a Claret Capital Partners en una ronda de 'venture debt' previa a la siguiente ampliación de capital que estaba planificada para este año 2022.

Consejero delegado de Spotahome
El consejero delegado de Spotahome, Alejandro Artacho.
L.I.
Consejero delegado de Spotahome

Spotahome logra más dinero como paso previo a la ronda que tenía previsto cerrar a mediados de 2022. La plataforma española de alquiler de media y larga estancia ha levantado deuda del fondo especializado Claret Capital Partners, que también ha respaldado con capital y con 'venture debt' a compañías locales como Jobandtalent o Playtomic. La compañía captó en el primer año después del estallido de la Covid en torno a 25 millones de euros en préstamos convertibles en acciones principalmente de sus accionistas actuales, entre los que se encuentran la gestora española Seaya Ventures y las americanas Kleiner Perkins y FJ Labs y de 14W.

El acuerdo, firmado hace algo más de una semana y plasmado en el registro mercantil británico Companies House, se suscribe entre la matriz británica de la startup y el tercer fondo de Claret. Este fondo suele suscribir operaciones por encima de los 5 millones de euros. Fuentes conocedoras de la transacción aseguran que se sitúa más allá de esa barrera. La ventaja de estas transacciones de deuda es que no modifican la valoración actual y tampoco implica una dilución inmediata. Suelen utilizarse como puente para una potencial ronda de capital posterior, que ya sí fije precio.

Claret Capital acude con el tercer fondo cuyo primer cierre se finalizó en enero de 2021. En su portfolio de compañías respaldadas se encuentra Jobandtalent, a la que apoyó con varias operaciones de deuda en los primeros años de la reconversión hacia una plataforma digital de empleo temporal, o Playtomic. En este último caso respaldó a la empresa en la última ronda de 56 millones, que fue liderada por GP Bullhound. Además de estas compañías se encuentran otras destacadas como la insurtech alemana Wefox o el agregador de marcas online Razor Group.

Esta operación llega después de los dos prestamos convertibles que la startup dirigida por Alejandro Artacho suscribió entre febrero de 2020, justo en el estallido de la Covid, y la primera parte de 2021 de 15,6 y 7,5 millones de dólares, respectivamente. A esto hay que sumar 1,2 millones extra de tres créditos ICO y una línea de crédito extra. Esto le permitió atravesar la 'travesía' que generó la pandemia en su negocio, muy vinculado con los viajes y la movilidad geográfica, algo que se cortó de raíz por las restricciones impuestas por los diferentes gobiernos.

El objetivo que se había planteado la compañía era negociar y completar una ronda de financiación de capital durante "algún punto" de este año 2022 tras consolidar las cifras 'pre-pandemia' en su cuenta de resultados. Sin embargo, esto dependerá de "las condiciones de mercado y la evolución del grupo". La última ampliación como tal fue la que lideró el estadounidense Kleiner Perkins, convirtiéndose en la primera inversión de la gestora histórica de Silicon Valley en España. La valoración fue ligeramente inferior a los 150 millones de euros.

La compañía busca crecer con el incremento de la demanda de este tipo de alquileres en Europa. En el año 2019, tras la ronda de Kleiner, disparó la contratación y la construcción de una oficina relevante con toda la cúpula directiva en Londres (Reino Unido) creada a base de fichajes relevantes de otras compañías como Uber, Amazon o Hello Fresh. El estallido de la pandemia obligó a reducir plantilla, con un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y un recorte de costes relevante. Se gastó más de 1,7 millones en esa reestructuración. Hoy la plantilla suma cerca de 200 empleados.

"El grupo ha experimentado una recuperación fuerte, casi a niveles pre-Covid pero con un modelo de negocio mucho más rentable", aseguraba en su informe anual firmado a mediados de 2021. Tras superar los efectos de la pandemia, según aseguran, alcanzaron la rentabilidad en el tercer trimestre de 2021, recuperando el nivel de ingresos analizados de 2019 y multiplicando por tres los de 2020. En el año 2019 registró unas ventas de 9 millones de euros con unas pérdidas totales de 23 millones. Los alquileres transaccionados en la plataforma este año será de unos 150 millones. Esperaban duplicar esa cifra durante el presente ejercicio.

Esa nueva ronda llegaría con un consejo de administración que ha sufrido cambios en los dos últimos años. A principios de 2020, el fondo Passion Capital, uno de los accionistas relevantes, cambiaba su representante y nombraba consejero a Robert Dighero. Además el pasado mes de abril, según queda constancia en los registros públicos, el otro cofundador que quedaba en el máximo órgano de decisión, Bryan Mc Eire, formalizó su salida. El accionariado también ha sufrido cambios, pues la última inyección en dos fases fue liderada por el fondo estadounidense 14W y no Kleiner Perkins. A cierre de 2020, últimos datos disponibles, éstos últimos controlaban más del 22% de los títulos.

Periodista económico nacido en tierras andaluzas (Jaén, 1983). Me incorporé al equipo de La Información a principios del año 2018 para cubrir el sector de las telecomunicaciones, las startups y las grandes empresas tecnológicas. Anteriormente, me ocupé de la misma área informativa en el diario 'El Español' desde su fundación. Durante los años previos colaboré en diversos medios como 'El Confidencial', 'Expansión' y las revistas 'Forbes' o 'Emprendedores'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento