Ante el Congreso 

Sánchez reivindica mayor inversión en defensa europea para hacer frente a Rusia

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados
Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados
Agencia EFE
Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, ha defendido hoy ante el Congreso de los Diputados la necesidad de una mayor inversión en materia de defensa a nivel europeo en medio de la beligerancia de Rusia y con el propósito de potenciar la capacidad de disuasión y situar la industria del sector al nivel que le correspondería a la economía europea. 

Ante la Cámara Baja, el máximo representante del Ejecutivo español ha lamentado una vez más que la industria europea de seguridad y defensa ha estado "desatendida durante demasiado tiempo" lo que ha provocado un déficit de inversión de 56.000 millones de euros.

"Tenemos menos capacidades, sufrimos vulnerabilidades digitales que se exacerban como consecuencia del auge de la inteligencia artificial, serias carencias en industria de defensa, a pesar de que la economía europea es siete veces más grande que la economía rusa", ha ilustrado.

Por ello, ha reivindicado que la UE necesita "contar con las mismas cartas que tienen otras potencias, aunque solo sea para no tener que usarlas". "Necesitamos reforzar nuestra capacidad de disuasión no para ser temidos, no para arrastrar al mundo a ninguna carrera armamentística sino para ser respetados, para poder proteger ese gran proyecto de paz, de democracia y de libertad que es Europa", ha subrayado. España, ha puntualizado el presidente del Ejecutivo, pretende jugar en ello "el papel que le corresponde como cuarta economía de Europa" y con el cuarto ejército más grande.

"Debemos continuar aumentando nuestra inversión, mejorar la coordinación de nuestras fuerzas armadas con los de los Estados miembros y apoyar las iniciativas de la Comisión Europea", ha señalado, si bien ha dejado claro que al mismo tiempo el Gobierno continuará apostando "por la diplomacia y la paz".

Según Sánchez, la política exterior de España es "ambiciosa, coherente, comprometida y solidaria", como cree que se está demostrando con la situación en Ucrania y en Oriente Próximo, y está reforzando el papel internacional del país. Un papel de "puente entre culturas" en el caso del conflicto de Oriente Próximo que pretende garantizar la paz y la estabilidad.

"La España de hoy no se conforma con ser un mero observador internacional. Es un actor de primer orden", ha enfatizado antes de recordar que en los dos últimos meses se ha reunido con los líderes de 35 países. Sánchez se ha referido a la visita que realizó en febrero a Marruecos para asegurar que con ella se reforzó la colaboración policial, financiera y empresarial con este país.

Por último, el presidente del Gobierno ha subrayado que pretende seguir reforzando también la competitividad económica de España con la continuidad de la política que está llevando a cabo en este ámbito y que ha asegurado que está reduciendo la desigualdad. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento