Ante un verano de récord

La recuperación del turismo chino en España dependerá de la guerra en Ucrania

Turistas chinos
La recuperación del turismo chino en España dependerá de la guerra en Ucrania.
Europa Press
Turistas chinos

Este verano el sector del turismo dará el carpetazo definitivo a la pandemia de coronavirus, ya que todo hace indicar que este 2023 será un verano de récord. A pesar de las buenas previsiones, el único fleco que puede empañar estos grandes datos es la llegada de turistas chinos. Y es que, la recuperación del turismo chino en España dependerá mucho de la resolución del conflicto bélico en Ucrania, debido al cual no se han podido restablecer del todo las conexiones aéreas entre Europa y el país asiático, según la secretaria de Estado de Turismo, Rosana Morillo.

Es muy difícil hacer previsiones sobre el número de turistas chinos que pueda recibir España este año, dado que muchas conexiones aéreas no se han restaurado, porque hay una zona de exclusión aérea, donde las compañías chinas sobrevuelan, pero no las europeas, ha explicado a EFE.

Es un factor "muy importante", que dificulta la predicción de la evolución de la demanda china no solo durante el presente ejercicio, sino también para el que viene, pero, en estos momentos, Morilla descarta que se pueda volver en 2023 a las cifras prepandemia de más de 700.000 turistas del país asiático recibidos en España en 2019. No obstante, el objetivo es no solo recuperar las cifras de antes de la pandemia, sino ir incrementándolas, aprovechando la oportunidad que brinda la plena incorporación de los turistas chinos una vez que las autoridades del país han levantado este año las duras restricciones de movimientos en su política de "covid cero".

La reapertura de China ha sido la pieza que faltaba para la plena recuperación del turismo mundial tras la peor crisis de su historia, teniendo en cuenta que, antes de la pandemia, el país asiático era el mayor emisor de turismo del mundo. En 2019, los turistas chinos hicieron 166 millones de viajes internacionales y gastaron 270.000 millones de dólares (254.500 millones de euros).

Afianzar la relación bilateral con China

Por tanto, lo que hay que hacer este año es seguir trabajando en atraer al turista chino a España, y para Morillo el "Diálogo para la cooperación turística China-España" que organiza mañana Turespaña puede ser un buen inicio de la promoción de nuestro destino en el país asiático. La jornada permitirá dar a conocer a los agentes chinos lo que España puede ofrecer a sus visitantes y, "por nuestra parte, aprender de los turoperadores y agentes asiáticos lo que está demandando el turista de su país cuando busca experiencias de viaje", ha apuntado.

En su opinión, hay que empezar a afianzar la relación bilateral, "sobre todo a nivel privado, de agentes suyos con compañías nuestras, para que, en cuanto podamos retomar toda la conectividad que teníamos antes de la covid e incluso mejorarla, estemos preparados". Morilla ha hecho hincapié en el carácter público-privado de este foro de debate, algo muy importante porque, al final, lo que se busca es "dinamizar y afianzar la relación entre los agentes de ambos países, para desarrollar el mercado chino, que tanto potencial tiene para España".

La secretaria de Estado ha recordado que España fue el primer país en ir a China tras su reapertura, para reunirse con el Gobierno y los agentes de viajes. La visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido una muestra de la importancia que tiene para España la relación con China, especialmente en el área turística, ya que, a pesar de no ser en cifras uno de nuestros principales mercados emisores, aporta un tipo de cliente "muy interesante".

Se trata de un perfil de turista que tiende a tener una estancia mucho más larga que los viajeros provenientes de otros mercados y, sobre todo, su gasto medio por persona casi triplica el del conjunto de los países emisores de España. En 2019, los turistas chinos dejaron en España cerca de 1.700 millones de euros, con un gasto medio por persona de 2.407 euros, mientras que por día se situó en 308 euros, algo más del doble que los 155 de media del conjunto de los viajeros internacionales.

Agilizar la tramitación de los visados

Ante las quejas del sector por la lentitud con la que se tramitan los visados para viajar a España, ha matizado que "son problemas muy puntuales y en determinados países". A veces se produce un aumento de flujo "y no puedes dar la respuesta tan ágil que te gustaría como administración pública o como gobierno", ha reconocido.

El Ministerio de Exteriores está trabajando en la mejora de este tema no solamente en China, sino en otros países, porque España "como líder turístico tiene que ser capaz de ofrecer, en nuestros diferentes consulados y embajadas, una tramitación ágil de los visados", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento