¿Quieres comprar una casa? Así puedes saber si está libre de cargas

Adquirir una vivienda supone un desembolso de dinero que para muchos ciudadanos implica un gran esfuerzo, por lo que es importante no asumir riesgos y conocer si el inmueble trae consigo deudas que vayan a ser obligación del comprador.
¿Quieres comprar una casa? Así puedes saber si está libre de cargas.
¿Quieres comprar una casa? Así puedes saber si está libre de cargas.
Freepik
¿Quieres comprar una casa? Así puedes saber si está libre de cargas.

A la hora de comprar una casa el nuevo propietario puede llevarse una sorpresa con pagos pendientes que no esperaba como deudas con la comunidad de vecinos o deudas pendientes del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Por ello, es importante conocer si la vivienda que se va a adquirir cuenta con alguna obligación de pago pendiente.

Para saber si la casa está libre de cargas y por tanto el nuevo propietario no adquiere ninguna obligación existen varias claves que se deben tener en consideración.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de cargas que pueden pasar al comprador de una vivienda y, por tanto, distintas maneras de descubrir si un inmueble está libre de cargas. Las deudas más comunes suelen ser:

  • La carga hipotecaria, que se asume cuando el titular de la hipoteca no ha hecho los pagos correspondientes y se abre un procedimiento de ejecución hipotecaria que podría llevar al embargo de la vivienda.
  • ​La carga fiscal, se adquiere cuando el propietario anterior tenía deudas fiscales respecto al inmueble, como puede ser el impago del IBI o la plusvalía municipal.
  • ​La carga económica por deudas con la comunidad de vecinos, que se transmite al comprador si el anterior propietario no se hizo cargo de ella. Algunos de estos pagos son las cuotas o las derramas.

El comparador hipotecario iAhorro explica que estas son las principales, pero que el titular podría verse obligado a asumir otros pagos como el de los suministros básicos del hogar, arrendamientos del inmueble o embargos judiciales existentes.

Por tanto, desde el comparador recomiendan formas de conocer si una vivienda está libre de cargas antes de comprarla, de esta forma el comprador podrá anticiparse a estos posibles pagos.

Solicitar la nota simple en el Registro de la Propiedad

El primer trámite que se debe llevar a cabo es solicitar una nota simple actualizada en el Registro de la Propiedad o hacerlo a través de la web del Colegio de Registradores con los datos de la vivienda. En ese documento el interesado podrá ver, a parte del titular y las características de la casa, las cargas administrativas existentes, es decir, el estado de los embargos, de la hipoteca y otras afecciones fiscales. Hay que tener en cuenta que este trámite supone el pago de una tasa de unos nueve euros y no aparecen otras posibles deudas.

En cuanto al IBI, el comprador debe asegurarse de pedirle al vendedor un recibo del pago del IBI o solicitar una certificación registral. Y, en el caso de las deudas con la comunidad de vecinos, lo que se debe solicitar es un certificado escrito por parte de la comunidad alegando la inexistencia de impagos o deudas.

Aprovechar la deuda para pedir una rebaja del precio

Al existir la posibilidad de vender una casa con cargas económicas el comprador debe revisar el estado de pagos que implica la compra de la vivienda y si no quiere asumirlos tiene dos opciones: solicitar al vendedor que haga el pago y no comprarla en caso de que no haya un acuerdo o hacer una contraoferta al vendedor que implique una oferta en el precio a cambio de hacerse cargo de las obligaciones.

La Información

Diario económico de referencia en España que te ayuda a entender la economía y tomar las mejores decisiones para tus finanzas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento