Pierde un 7-8% de su actividad

La prohibición de los vuelos cortos en Francia resta un millón de viajeros al año

Macron en el aeropuerto
La prohibición de los vuelos cortos en Francia resta un millón de viajeros al año
AP
Macron en el aeropuerto

La prohibición de vuelos interiores en Francia para los que hay una alternativa en tren de menos de dos horas y media supone la pérdida de cerca de un millón de pasajeros anuales, la mitad en la línea entre Burdeos y París Orly, según la Unión de los Aeropuertos Franceses (UAF). El delegado general de la UAF, Nicola Paulissen, explicó este miércoles a EFE que para el aeropuerto de Burdeos esa medida, impuesta por el Gobierno francés con el argumento de reducir las emisiones contaminantes, ha implicado la pérdida del 7-8% de su actividad.

La prohibición, que está en vigor desde 2023, afecta a tres rutas que de hecho dejaron de explotarse con la crisis de la Covid a comienzos de 2020 y que no se habían reactivado desde entonces: Burdeos-París Orly, Lyon-París Orly y Nantes-París Orly. Air France se había comprometido a no reanudarlas como una de las condiciones de las ayudas estatales que recibió para superar el bache del coronavirus. Para paliar un gran impacto, y en particular para evitar que la prohibición de estos vuelos condujera a que algunos pasajeros hicieran enlaces en aeropuertos fuera de Francia para vuelos intercontinentales, no han quedado afectadas las líneas que van al aeropuerto parisino Charles de Gaulle para conectar con las rutas de larga distancia de Air France.

Paulissen se quejó de que el Ejecutivo no haya encargado ningún "estudio de impacto ni medioambiental ni económico" e insistió sobre todo en que esta prohibición "no es la solución a las emisiones" contaminantes. Hizo notar que el grueso del crecimiento de la aviación se va a dar en países emergentes como China e India y por eso "el reto" es que los aviones generen menos gases de efecto invernadero.

El delegado general de la UAF alertó, por otra parte del riesgo de que algunos partidos políticos quieran ampliar la prohibición a los vuelos para los que hay una alternativa en tren de hasta cuatro horas y media. Eso afectaría a las líneas de interconexión en el Charles de Gaulle con las líneas intercontinentales desde las grandes ciudades francesas. La prohibición impuesta en Francia, que se está utilizando como referencia en España, fue aceptada por la Comisión Europea por tener carácter temporal, con una vigencia de tres años.

En España, PSOE y Sumar acercan posturas

En España, PSOE y Sumar acercan posturas en el Congreso para llevar a cabo la prohibición de los vuelos domésticos en rutas que tengan una alternativa ferroviaria con una duración inferior a dos horas y media, siempre y cuando no estén conectados con aeropuertos-hub que enlacen con rutas internacionales. Así lo recoge la enmienda transaccional, a la que ha tenido acceso este periódico, que ambas formaciones pactaron hace varias semanas a raíz de una proposición no de ley que el grupo parlamentario de Sumar ha llevado este miércoles al Congreso.

La propuesta inicial que la formación que dirige Yolanda Díaz presentó ante la comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico instaba al Ejecutivo a elaborar un informe para analizar el impacto de la reducción de emisiones que supondría la eliminación de los vuelos cortos con alternativas de tres horas en tren. Pero Sumar terminó cediendo ante la pretensión del grupo socialista para reducir la limitación a trayectos con alternativas ferroviarias inferiores a dos horas y media, misma duración que figuraba en el acuerdo de coalición que Pedro Sánchez y Yolanda Díaz sellaron el pasado mes de octubre.

Redacción

Diario económico de referencia en España que te ayuda a entender la economía y tomar las mejores decisiones para tus finanzas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento