Datos de la CNMC

Las grandes energéticas suministran luz a casi el 90% de los consumidores españoles

Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José Bogas (Endesa), Francisco Reynés (Naturgy), Josu Jon Imaz (Repsol) y Antonio Brufau (Repsol).
Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José Bogas (Endesa), Francisco Reynés (Naturgy), Josu Jon Imaz (Repsol) y Antonio Brufau (Repsol).
Nerea de Bilbao (Infografía)
Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José Bogas (Endesa), Francisco Reynés (Naturgy), Josu Jon Imaz (Repsol) y Antonio Brufau (Repsol).

Las cuatro grandes energéticas -Iberdrola, Endesa, Naturgy y Repsol- acumulan los contratos de casi 9 de cada 10 clientes españoles que tienen su suministro de electricidad. De esta forma, estas compañías consolidaron su liderazgo en un 2022 marcado por la crisis económica que disparó el precio de la luz, en total acumulan una cuota conjunta del 86,1% entre mercado libre y regulado.

Según datos elaborados por EFE a partir del registro de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y extrapolando los contratos de cada grupo sobre el total de puntos de suministro por año -que en el último superó los 30 millones-, la cuota de todas ellas rompió al alza tras un 2021 de caídas en el que rondó el 83%.

Por compañías, la clasificación estuvo liderada por Iberdrola, con casi un 34,5% a cierre de 2022, la mayor de la serie ofrecida por el organismo, que se remonta a 2019, seguida de Endesa, con un 33%, Naturgy, con un 14,3%, y Repsol, con un 4,3%, siendo ésta la que más ha crecido en ese tiempo. En total, las cuatro eléctricas controlaban unos 26 millones de puntos de suministro, lo que deja un 13,9% de cuota a repartir entre las comercializadoras independientes, que han venido lamentando esta situación.

Iberdrola y Endesa se desmarcan

A tenor de las cifras provisionales de la CNMC, recientemente publicadas, el grupo que preside Ignacio Sánchez Galán contabilizaba en el cuarto trimestre del año pasado unos 7,6 millones de suministros en el mercado libre, un 12% más en términos interanuales, y casi 2,8 millones en el regulado, un 12,6% menos. Sumando ambos negocios, estos niveles sirvieron a Iberdrola para despedir este convulso ejercicio con una cuota superior a la de los tres años anteriores, cuando osciló entre los 33,4% de 2019 y los 33,2% de 2021.

Por detrás se encontraba Endesa, con una cuota del 33% -por encima del 32,6% de 2021 aunque inferior al 34,2% del último ejercicio previo a la pandemia del coronavirus-, gracias a sus más de 6,2 millones de suministros en el mercado libre, un 14,9% más, y 3,7 millones en el regulado (tarifa PVPC), un 15,1% menos.

La bajada de los contratos con tarifa regulada no fue exclusiva de los dos principales grupos del país en comercialización eléctrica, y es que entre 2020 y 2022 cerca de 1,8 millones de abonados se pasaron al mercado libre. El último detonante ha sido la inestabilidad y la continua subida de los precios en el mercado mayorista o "pool", vinculado al gas natural y al que está referenciado el PVPC.

Repsol, la que más crece

A más distancia aparece Naturgy, cuya cuota subía al 14,3% a fecha del pasado 31 de diciembre, por el empuje en el mercado libre, que creció un 24,6%, con unos 2,6 millones de puntos de suministro, lo que compensó el retroceso del 15% en el regulado.

Repsol, por su parte, concentraba en torno al 4,3% del total de los mercados libre y regulado -donde también opera a través de Régsiti- tras crecer un 24% en el primero, en un ejercicio en el que cerró la compra de una cartera de 25.000 clientes de electricidad a Capital Energy. Con operaciones como aquella y su apuesta multienergética, la multinacional ha pasado de 863.723 clientes de luz en 2019 a unos 1,3 millones en 2022.

Esta semana, Repsol anunciaba la compra del 50,01% -y por tanto, la toma de control- de la comercializadora eléctrica CHC Energía, la séptima del país, que en el último ejercicio sumaba 343.914 contratos de suministro, tanto a hogares como pequeñas y medianas empresas, especialmente en zonas rurales y pequeños municipios. De haberse producido durante el pasado ejercicio, Repsol habría rebasado la barrera de los 1,6 millones de clientes de electricidad, y la cuota conjunta de las cuatro grandes se habría elevado al 87,3%.

Completan el 'Top 10'

Por encima del millón de clientes también estaba TotalEnergies, con el 3,8% del mercado, en tanto que Fenie Energía era, al final del último trimestre de 2022, la sexta comercializadora, con 381.265, justo por delante de CHC Energía.

Holaluz, Eni y Audax completaban el "top 10", muy lejos de los primeros puestos, con 283.930, 205.725 y 156.568 contratos en el mercado libre. La CNMC incluye asimismo a Factor Energía, Som Energía y Energía Colectiva, con una representatividad todavía menor y unos 345.000 clientes entre todas.

En los últimos meses, la Asociación de Comercializadores Independientes de Energía (Acie), de la que forman parte varias de las compañías de menor cuota, ha denunciado que la liberalización iniciada en 2009 "se está desandando de forma dramática".

A su modo de ver, están perdiendo "miles de clientes" en favor de los grupos dominantes desde que en septiembre de 2021 el Gobierno comenzó a promulgar medidas para mitigar el impacto de la escalada de precios del gas natural en los mercados minoristas de gas y electricidad.

Para Acie, el legislador quería asegurarse de que las empresas de grupos verticalmente integrados pagaran los beneficios extraordinarios, o que el precio de la electricidad suministrada a sus clientes fuera mucho menor que el de mercado, lo que ha generado una situación en detrimento de las independientes, prácticamente incapaces de competir con las ofertas de las grandes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento