Entrevista a Juan Bravo,  PP

"Jamás congelaremos o recortaremos las pensiones. Van a subir ligadas al IPC"

Entrevista a Juan Bravo
"Jamás congelaremos o recortaremos las pensiones. Se actualizarán con el IPC".
Jaime Martínez
Entrevista a Juan Bravo

Juan Bravo (1974) está al frente del equipo económico de Alberto Núñez Feijóo desde su llegada a Génova. Es funcionario de la Agencia Tributaria y llegó a Madrid tras encabezar la Consejería de Hacienda en el Gobierno andaluz de Juanma Moreno.  Ahora concurre a las elecciones generales del 23-J como número uno de la lista del Partido Popular al Congreso de los Diputados por Sevilla, con el objetivo de impulsar el crecimiento económico para crear más empleo, devolver a los ciudadanos parte del esfuerzo fiscal realizado en los últimos años y reducir el déficit. El representante del partido que encabeza las encuestas recibe a La Información en el centro de la capital andaluza, para ahondar en sus principales propuestas para la economía.

Han planteado una gran reforma fiscal, ¿quieren exportar el modelo de Juanma Moreno o el de Isabel Díaz Ayuso?

¿Han sido exitosos los dos? Sí. Esto va de buenos gestores, hay que utilizar los mejores recursos de la mejor manera. Tenemos más de 200.000 millones de fondos europeos, no estamos en el momento de subir impuestos, sino de ser capaces de ayudar a las familias. Tenemos que ser capaces de establecer un sistema fiscal que les permita generar crecimiento, inversión y empleo, esa es nuestra política.

¿Esta bajada de impuestos está condicionada a la marcha de la economía?

Correcto.

¿Se ve como ministro de Hacienda? ¿El futuro gobierno de Feijóo unificaría ese ministerio con el de Economía?

No me veía entrando en política, ni siendo funcionario, nunca pensé que sería consejero de Hacienda, de hecho yo no conocía a Juanma (Moreno) ni había coincidido con él en mi vida y me pasaba lo mismo con Feijóo. Estoy convencido de que va a ser el presidente del Gobierno de España, le hemos podido ayudar a conformar este proyecto político para pasar página de Sánchez y a partir de ahí, lo importante no es quién va a estar. Lo primero es ganar las elecciones, pero el presidente (Feijóo) ha hecho algún gesto y parece que tendrá un ministerio de Economía y uno de Hacienda, separados. Quien ocupe ese puesto va a tener un trabajo importante, presupuesto, nuevas reglas fiscales y jubilación de un 30% de funcionarios hasta 2030.

¿La rebaja del IRPF para las rentas de hasta 40.000 también podría beneficiar a los salarios más elevados por la forma en la que se configura este impuesto?

Puede establecerse la medida para que afecte solo hasta los 40.000 euros o también a los demás, pero los que están por debajo de esta cifra son los que más necesitan ayuda, representan prácticamente el 80% de contribuyentes del país. Le doy dos datos, desde el año 2019 los españoles han pagado 43.000 millones más de impuestos y en lo que llevamos de año, hasta mayo, los españoles han pagado 5.000 millones más en el impuesto de la renta. Con lo cual, tenemos que intentar hacer el máximo esfuerzo para devolverle a los españoles vía IRPF lo máximo que podamos, con otro fin, reactivar el consumo.

¿Lo diseñarán para que solo favorezca a las rentas inferiores a 40.000 euros?

Nosotros creemos que la prioridad tienen que ser las rentas más bajas, en abril de 2022 ya hablábamos de esto, de una ayuda, proponíamos hacer un impuesto negativo de hasta 300 euros, se ha copiado y ha puesto una de 200 euros. En ese sentido decimos, hagamos una deflactación a los que ganan hasta 40.000 euros y si en ese camino hay margen para que no se quede ahí y lo podamos ampliar, lo haremos. Ojalá seamos capaces de ampliarlo, cuanto más mejor, pero el foco tienen que ser los que ganan menos de 15.000, después los que tienen hasta 40.000 y si podemos ampliar hasta 50.000 o 60.000 o al conjunto, lo haremos para reactivar el consumo.

"Hagamos una deflactación hasta 40.000 y si hay margen, lo ampliaremos"

Proponen simplificar el Impuesto de Sociedades e IRPF para fomentar que las empresas puedan aumentar su tamaño, ¿en qué consistiría esta reforma?

Tenemos que valorar los saltos en la tributación, a ver si estamos generando incentivos a que las empresas no crezcan. Ahí se planteaba por ejemplo la temporalidad, es decir, exigir no solamente un año, sino varios años de superar unas cifras para que se salte el tramo. Siendo importante bajar impuestos, las empresas y los trabajadores autónomos nos piden más que simplifiquemos trabas administrativas y burocráticas, porque les cuestan más, como ocurre con el impuesto al plástico. 

También plantean establecer moratorias para las obligaciones laborales y fiscales de las empresas, ¿han valorado algún plazo concreto?

Hay que estudiarlo, porque el presidente Feijóo tiene clara una cosa, esto no va de ideologías, esto va de datos, tenemos entidades como la Airef o el libro Blanco aprobado recientemente por el Gobierno del PSOE, escuchemos a los sindicatos, a las empresas y a partir de ahí fijemos algunos plazos. No parece muy lógico que pasar un parámetro el primer año te pueda perjudicar en el régimen de tributación, de Seguridad Social o de obligaciones, podemos establecer que sea al segundo año, al tercero, para que nadie deje de crecer para evitar saltar una situación que sea más complicada.

Buscan eliminar el impuesto a las grandes fortunas, ¿se plantean modificar el Impuesto de Patrimonio, dado que varias CCAA gobernadas por el PP lo bonifican?

El impuesto a las grandes fortunas surge a los tres días después de que Juanma Moreno diga que va a quitar el Impuesto al Patrimonio (IP), después de que María Jesús Montero hubiese dicho unos meses antes que la propuesta de Podemos era una barbaridad. Ideología fuera, gestión. Hay que devolverle las competencias a las comunidades eliminando el nuevo impuesto. Los españoles tendrán que decidir, si quieren que en su territorio lo haya, tendrán que votar a otras formaciones. El PP sabe que este impuesto elimina la llegada de gente, de talento y que no lo tienen ni Francia, ni Portugal, ni Italia. No creemos que debamos poner más trabas a la entrada, al revés, tenemos que facilitarla.

¿Cómo esperan compensar ese recorte en los ingresos públicos? 

El objetivo es recaudar más. Coja el ejemplo de Andalucía, se han bajado impuestos, se han eliminado los de Donaciones y Sucesiones, hay más contribuyentes y se ha recaudado más. Ahora mismo el Impuesto al Patrimonio supone una recaudación de 1.200 millones de euros en el conjunto de España, se puede hacer perfectamente. Estamos convencidos de que con pocos extranjeros que decidiesen venir, nuestra recaudación superará de largo esa cantidad. Macron lo tuvo claro.

En 2024 habrá nuevas reglas fiscales y se ha fijado un objetivo de déficit del 3% ¿es factible alcanzarlo?

Tenemos que ver cuál es la posición de Europa en cuanto a la vuelta a las reglas fiscales. No tiene sentido lo que ha tenido este Gobierno, ninguna regla fiscal, un déficit del 4,8%, una deuda de 63.000 millones… Nosotros ahí lo que tenemos que hacer es eliminar el gasto superfluo para, en ese ámbito secuencial que nos dé la Unión Europea, volver a la senda. Europa ha dicho que si hay un proyecto de país que sea el de la vuelta a la estabilidad, se podrán ampliar los plazos. Creemos en eso, vamos a presentar un proyecto para volver a la senda de una manera ordenada. No podemos seguir viviendo como se ha hecho con inventivas de 20.000, de 400 euros, meros anuncios y la gente no quiere el pescado, quiere la caña de pescar, tener la libertad para poder elegir.

Juan Bravo, durante la entrevista para La Información. Sevilla.
Juan Bravo, durante la entrevista para La Información. Sevilla.
Foto Jaime Martínez

¿Se plantean introducir la rebaja del IVA a la carne y el pescado en sus primeros 100 días de Gobierno? ¿puede pasar a ser una medida estructural?

La rebaja del IVA de los alimentos está dentro de las medidas que el Gobierno nos ha copiado, pero ha sido tramposo, ha bajado aquellos productos que tienen menos coste. Además, ha aprobado el impuesto al plástico que va a recaudar el equivalente al ahorro que se va a producir en IVA, por lo que las familias no lo han notado. Aun así, Nadia Calviño ha reconocido que la inflación ha bajado en parte gracias a la imposición indirecta, como propusimos nosotros. Vamos a bajar el IVA de la carne, el pescado y las conservas el tiempo necesario mientras la situación sea tan tensa, pero Europa nos está pidiendo justo lo contrario, no vamos a subir el IVA, pero tenemos que recomponerlo en el momento en el que la situación lo permita.

El Gobierno ha defendido que la falta de un registro de familias vulnerables dificulta el avance del Ingreso Mínimo Vital (IMV),  ¿cómo esperan afrontarlo?

El IMV no debe ser una forma de vida, debe ser un instrumento para conseguir un empleo. Se le han quitado las competencias a las comunidades con un proyecto que en la práctica no ha llegado más que a un tercio de las familias potenciales, según decía la Airef. Hay que trabajar con las comunidades autónomas, con los ayuntamientos, usar la información de la Agencia Tributaria, de la Seguridad Social. Hay formas diferentes de hacerlo, sucede también con la ayuda de 200 euros. ¿No parece más lógico que sea la Agencia Tributaria la que se ponga en contacto y diga según nuestros datos usted tiene derecho a esta ayuda si no dice nada se los vamos a ingresar? La tramitación también vale dinero.

¿Valoran ampliar la ayuda de la cesta de la compra de 200 a 300 euros?

Nosotros planteábamos que fuera de esa cantidad en determinados casos, pero lo primero es que llegue, este Gobierno ha hecho las cosas tan mal que ahora esta es la prioridad. Después, el análisis que haremos del Impuesto de la Renta, del exceso de recaudación, nos llevará a devolverles una parte del esfuerzo que están haciendo los trabajadores y los pensionistas, que no es menor.

Quieren derogar la Ley de Vivienda y proponen establecer avales que cubran el 95% de la hipoteca, los aprobados por el Gobierno cubren hasta el 100% ¿a qué se debe esta diferencia?

Decimos no a la Ley de la Vivienda porque ha establecido una limitación de precios que en otros países no ha funcionado y da más protección al okupa que al propietario de la vivienda. A las personas vulnerables se les ayuda, a los propietarios se les protege y a los okupas se les desaloja. No hace falta leyes, hace falta más vivienda. Planteamos el aval porque los más jóvenes no tenían capacidad de acceder a una vivienda, el Gobierno nos ha criticado y en el último Consejo de Ministros lo volvió a ampliar. El nuestro oscilaría entre un 15% y un 20% para completar entre un 95% y un 100% de la hipoteca, pero también hay que ayudar al alquiler y no solo a los jóvenes, para que se pueda elegir.

¿Está sobre la mesa aplicar desgravaciones por la compra de la primera vivienda?

Esa es una figura con la que tuvimos un problema porque tiene un coste de 4.500 millones de euros y tenemos que analizarlo, se quitó por el enorme coste que tenía. Hemos propuesto que si hay alguna necesidad de las familias hipotecadas, intentaremos hacer algún tipo de ayuda, pero en principio creemos que ahora mismo lo que hace falta no es una ayuda a la adquisición de la vivienda, sino el aval, que además tiene menor coste. Si cada año se construyen entre 30.000 y 40.000 viviendas menos de las que hacen falta, lo que habrá que hacer es construirlas para que la gente pueda acceder. 

"¿Con nosotros las pensiones van a subir ligadas al IPC? Sin lugar a dudas"

¿Las pensiones seguirán ligadas al IPC?

El PSOE congeló las pensiones con Zapatero y en el decreto de Escrivá ha recogido la posibilidad de bajar las pensiones, frente a eso nosotros decimos nunca jamás las congelaremos o las bajaremos. Es más, cuando llegó el presidente Rajoy estableció que las pensiones con él subirían un mínimo de 0,25% para que no se congelasen y eso significó que hasta cuando la economía decreció las pensiones subieron. Tenemos el Pacto de Toledo, Feijóo entiende que las cosas se tienen que hacer allí, donde se ha fijado con acuerdo mayoritario que las pensiones suban con el IPC y eso no lo ha aprobado el Gobierno, sino prácticamente todas las formaciones políticas. ¿Por qué genera esa discusión? ¿Con nosotros las pensiones van a subir ligadas al IPC? Sin lugar a dudas. Y si podemos mejorar la fiscalidad para que además paguen menos impuestos, también lo vamos a hacer.

¿En qué se diferencia la mochila austriaca y del plan de flexibilidad que propone el PP?

Planteamos un plan de ahorro para los trabajadores para que pueda decidir libremente en qué empresa quieren estar, moverse sin problema porque arrastran sus derechos adquiridos y que además se premie a aquel que tiene más años de trabajo. Todo hay que estudiarlo, pero es el momento, porque si este sistema se implanta dentro del diálogo social, con patronal y sindicatos, podemos utilizar los fondos europeos para llevar a cabo la transición desde el modelo anterior a este nuevo. O lo hacemos ahora o no lo haremos, porque tiene un coste inicial de entrada.

En ese sistema se propone dividir las cotizaciones actuales en aportaciones al sistema público y a esa cuenta individual, ¿esto no compromete la viabilidad del sistema de pensiones público?

No tiene por qué, al contrario, tenemos que fortalecerlo. Ahora mismo, las aportaciones se hacen a la Seguridad Social, pero tenemos 20.000 millones de euros al año que se utilizan para políticas activas de empleo y para prestaciones por desempleo o incentivos a la contratación. Queremos reforzar la situación futura del empleo, la figura del trabajador para darle más fuerza y garantizar el día de mañana. A lo mejor, lo que conseguimos es que tenga una pequeña cantidad de ahorro, que sea un complemento a la pensión pública. Creo que viene a sumar, no es fácil, tenemos que estudiar mucho, trabajar con sindicatos y patronal, concienciar en esa capacidad de ahorro, como han hecho con éxito otros países. 

Van a respetar la norma de Yolanda Díaz, pero han criticado la falta de publicidad de los datos de fijos discontinuos, ¿se plantean introducir algún cambio?

Transparencia, que la gente sepa cuántos fijos discontinuos están trabajando y cuántos están sin trabajar. Llevamos desde junio de 2022 pidiéndolo, en un año no hemos sido capaces de que nos den los datos.

Acabamos de tomar el testigo de la presidencia europea, en la que se espera que uno de los grandes temas sea la reforma del mercado eléctrico, ¿cuál es su postura?

Tenemos la gran oportunidad como país de liderar y no lo estamos haciendo, estamos en un debate ideológico. ¿Creemos en las renovables? Por supuesto, tenemos que potenciar y agilizar toda la tramitación de fotovoltaica, eólica e hidrógeno, trabajar en almacenamiento, bombeo reversible y no lo estamos haciendo. Pero, ¿podemos prescindir de alguna central nuclear sin poner en riesgo el sistema energético? No. Tenemos que asegurar la energía barata para las familias, reformemos la tarifa para los hogares con mayores necesidades y no inventemos fórmulas que lo que han hecho es que le paguemos la mayor parte a Francia, a Portugal y en menor medida a Marruecos. Aprovechemos nuestras renovables, tenemos dinero para hacerlo.

Juan Bravo, durante la entrevista.
Juan Bravo, durante la entrevista.
Foto Jaime Martínez

En su programa incluyen una tasa por hito para los proyectos renovables, ¿no podría suponer un freno a la inversión?

No es una tasa sobre las renovables, es una tasa a la tramitación que busca compensar el sobrecoste que supone para las administraciones. El sector está de acuerdo, dividirlo por hitos permite que proyectos que se caen por un tema técnico o medioambiental, no paguen por todo el proyecto. Se ha generado una cierta confusión, queremos apoyar las renovables y esto va a dotar de recursos a las comunidades autónomas para acelerar su tramitación. Si va a haber un beneficio principalmente para las empresas que lo hacen, a lo mejor no parece muy lógico que le destinemos dinero a proyectos privados y sí a sanidad, educación y políticas sociales.

Se ha señalado que la gestión de los fondos europeos se había atascado en las comunidades autónomas, ahora el Partido Popular va a gobernar en la mayor parte de estos territorios.

Lo que no deberíamos hacer nunca es echarle la culpa nunca a los socios cuando el que ha diseñado el sistema ha sido el Gobierno de España. Lo digo con nombre y apellidos, Pedro Sánchez y Nadia Calviño. Si sale mal, la culpa no es de los demás, es tuya. Haremos una cogobernanza real y contaremos con el sector privado. Además, la simplificación y la reducción de trabas va a ser una prioridad, si los diferentes organismos de la Administración ya tienen los datos, la tramitación de ayudas debería ser automática, así descargaremos a las comunidades autónomas. Si ha habido un único responsable del fracaso actual de los Next Generation es el Gobierno.

¿Abordará la reforma del sistema de financiación autonómica?

Sea o no ministro de Hacienda, es un convencimiento del presidente Feijóo. El sistema de financiación se aprobó en el año 2009, en el año 2014 se tenía que haber revisado y era el principal proyecto de la actual ministra, María Jesús Montero. Somos conscientes de que los próximos años nos llevan a un profundo debate en el sistema de financiación, en el reparto competencial para dejarlo más claro y no provocar distorsiones, que no vuelva a pasar que el Gobierno se enfade y ponga un impuesto comiéndose las competencias de las comunidades. Estas hacen un trabajo muy importante y necesitan apoyo, por lo tanto, para Feijóo, debe ser uno de los puntos clave.

Periodista y politóloga por la URJC. Máster en Derecho Parlamentario, Elecciones y Estudios Legislativos. He pasado por las redacciones de elDiario.es y Europa Press antes de llegar a La Información, donde sigo la actualidad laboral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento