Para movilizar viviendas vacías 

La Generalitat catalana expropiará hasta 70 viviendas para el alquiler social

La Generalitat catalana expropiará hasta 70 viviendas para el alquiler social
La Generalitat catalana expropiará hasta 70 viviendas para el alquiler social
Europa Press
La Generalitat catalana expropiará hasta 70 viviendas para el alquiler social

El Gobierno catalán expropiará entre 50 y 70 viviendas vacías en 14 municipios que ha declarado como área de fuerte demanda de vivienda para dedicarlos a alquiler social, según ha explicado el conseller de Territorio de la Generalitat, Juli Fernàndez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del gobierno catalán. En cualquier caso, el ejecutivo catalán ha detectado 189 viviendas que cumplen con los requisitos previos y aunque son propiedad en su mayoría de grandes tenedores también hay personas físicas si las viviendas están incluidas en el registro correspodiente o cumple con requisitos para estarlo. 

En una primera fase, la actuación se centrará en 14 municipios repartidos por media Cataluña: Cornellà de Llobregat, Mataró, Mollet del Vallès, Rubí, Vic, Viladecans, Vilanova y la Geltrú (Barcelona), Figueres, Lloret de Mar, Salt (Girona), Reus, Roda de Berà, Tarragona y Valls (Tarragona). Fernández ha explicado que esta medida se impulsará en base a la Ley 1/2022 de la Generalitat: "El Govern usa todas las herramientas a su alcance para dar respuesta a las familias en situación de vulnerabilidad y que no tienen respuestas. El objetivo es que viva gente en los pisos vacíos", ha argumentado.

La voluntad del Govern es movilizar viviendas que están vacías y con este decreto prevé que, por un lado, los propietarios pongan los pisos en el mercado de alquiler social y, por el otro, que más municipios firmen convenios con la Generalitat para ampliar el número de pisos en este mercado. La Generalitat destinará cinco millones de euros a la expropiación --se llegue o no a un acuerdo con la propiedad--, que se pueden ampliar en el futuro si se alcanzan acuerdos con nuevos municipios. El gasto irá a cargo del Institut Català del Sòl (Incasòl), mientras que el alquiler lo gestionará la Agència de l'Habitatge de Cataluña.

El decreto permite a la Generalitat iniciar el proceso de expropiación de viviendas vacías por incumplimiento de la función social de la vivienda. La posible expropiación se basa en inspecciones recientes que ha permitido acreditar que hay viviendas vacías de más de dos años sin causa justificada --lo que no tiene en cuenta las okupaciones ilegales--. Una vez enviado el requerimiento, la propiedad tendrá un periodo de un mes para acreditar que la vivienda está ocupada o en proceso de ocupación y si no lo puede hacer, se abrirá un plazo de tres meses para alcanzar un acuerdo de compraventa con la Generalitat. Si pasado este tiempo no hay acuerdo, la norma prevé que se pueda expropiar por procedimiento de urgencia, lo que permite obtener la propiedad de la vivienda sin tener que alcanzar antes un acuerdo en el precio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento