Datos de Hacienda  

El fuerte incremento de la recaudación hasta mayo relaja el déficit público

Montero y Calviño
El incremento de la recaudación mantiene el déficit público en tasa descendiente. 
EFE
Montero y Calviño

El déficit público cerró mayo en 17.414 millones de euros, una cifra que equivale al 1,24% del PIB y que es un 17,8% inferior a la de los cinco primeros meses de 2022, según los datos distribuidos este lunes por el Ministerio de Hacienda y que recoge Efe. Los datos de ejecución presupuestaria del conjunto de las administraciones públicas -salvo las corporaciones locales- hasta mayo muestran una corrección que se produce gracias al fuerte aumento de los ingresos, del 9,7%, y a pesar de que los gastos crecieron un 7%.

La administración central acumulaba al cierre de mayo un déficit de 10.373 millones (el 0,74% del PIB), un 40,3% menos que en 2022 gracias a la recaudación tributaria, que se ha visto impulsada por la implementación de los nuevos impuestos a los envases de plástico, bancos y energéticas. En cambio, las comunidades autónomas duplicaron su déficit, hasta alcanzar los 6.193 millones (0,44% del PIB), debido al efecto contable derivado de la transferencia de más de 3.000 millones realizada por el Estado en 2022 para compensar a las regiones por el cambio del sistema de IVA en 2017.

Al cierre de mayo, solo Asturias y el País Vasco mantenían superávit -del 0,14% y 0,05 % su PIB, respectivamente-, mientras que el déficit más abultado se concentraba en Baleares (1,52% de su PIB) y Valencia (1,32%). Por lo que respecta a los fondos de la Seguridad Social, redujeron en un 25,5% el déficit, para situarlo en 848 millones (el 0,06 % del PIB) gracias al aumento de los ingresos por cotizaciones sociales.

El déficit del Estado se reduce un 6,6%

Hacienda también ha avanzado los datos de ejecución presupuestaria del Estado hasta junio, un periodo en el que el déficit de este subsector se situó en 24.090 millones de euros, un 6,6% menos que en el primer semestre de 2022 y equivalente al 1,7% del PIB. Esta corrección se ha producido gracias a que el aumento de los ingresos -122.192 millones, un 7,9% más- fue más intenso que el de los gastos -146.282 millones, un 5,2% más-.

El crecimiento de los ingresos se produjo por la buena marcha de la recaudación tributaria -101.692 millones, un 5,5% más-, impulsada por los nuevos impuestos sobre los plásticos de un solo uso, la banca y las energéticas (que aportan 1.685 millones) y la modificación del sistema de consolidación fiscal en el impuesto de sociedades (que suma 232 millones). Este factor, unido al aumento de los beneficios empresariales, disparó la recaudación del impuesto de sociedades en un 14,4%, mientras que los ingresos del IRPF crecieron un 6,1% y los del IVA se mantuvieron estables.

En el lado de los gastos, aumentaron un 9,5% las transferencias entre administraciones públicas, debido tanto a las mayores recursos entregados a la Seguridad Social como a la dotación a las comunidades autónomas para compensar el saldo negativo de 2020. Aumentó también el gasto en consumos intermedios (en un 16%, principalmente por los 425 millones del programa de elecciones y partidos políticos), intereses (un 1,5%) y la remuneración de asalariados (un 3,6%).

El aumento de las cotizaciones deja un superávit de 14 millones 

Las cuentas de la Seguridad Social presentaron, a 30 de junio de 2023, un saldo positivo de 14.007 millones de euros, equivalentes un 1% del Producto Interior Bruto (PIB), según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Según explican desde el Ministerio, esta cifra se obtiene de la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 104.244 millones de euros, que muestran un incremento del 11,5%, y obligaciones reconocidas de 90.237 millones, que crecen un 8,7% interanual.

En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanza los 103.050 millones de euros, con un incremento del 11,5% respecto al ejercicio anterior, mientras los pagos presentan un aumento del 8,4%, hasta alcanzar los 89.893 millones de euros. Los ingresos por cotizaciones sociales a la Seguridad Social continúan aumentando y en este primer semestre del año registran un incremento del 10% interanual, alcanzando los 75.942 millones de euros. Si se toman como referencia los datos del último ejercicio que no estuvo afectado por la pandemia, 2019, el incremento de las cotizaciones es del 23,9% (14.646 millones de euros más).

De esta forma, los ingresos por cotizaciones sociales siguen marcando máximos históricos en términos absolutos y también registran el mayor incremento en los últimos 16 años en los primeros seis meses del año. Si se descuentan los ingresos correspondientes al Mecanismo de Equidad Intergeneracional, en vigor desde el pasado 1 de enero, el incremento de las cotizaciones sociales sería del 8,2% interanual.

Este comportamiento de las cotizaciones viene impulsado por la evolución de las cotizaciones de ocupados, que experimentan un incremento interanual del 10%, hasta alcanzar los 71.338 millones de euros (6.506 millones de euros más), debido al buen comportamiento del empleo en el primer semestre del año. Además, las cotizaciones de desempleados se cifran en 4.604 millones de euros, lo que representa un aumento del 9,1% (385 millones de euros más) 

Las transferencias recibidas por la Seguridad Social ascienden a 27.657 millones de euros, con un aumento del interanual 15,9%. La partida más significativa correspondiente a las transferencias recibidas del Estado y Organismos Autónomos que suma un total de 25.444 millones (un 17,6%).

Redacción

Diario económico de referencia en España que te ayuda a entender la economía y tomar las mejores decisiones para tus finanzas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento