Seis años de culebrón en los tribunales

El conflicto que paraliza los viajes del Imserso apunta a una guerra judicial

Benidorm
Los pensionistas esperan poder viajar después de que la pandemia parase los programas.
EFE
Benidorm

Los pliegos del megacontrato para la organización, gestión y ejecución del programa de vacaciones del Imserso, publicados el pasado julio por la Plataforma de Contratación Pública, abren paso a una de las licitaciones más reñidas de los últimos años, en la que participarán los dos actores protagonistas -Mundiplan y Turismo Social-, que se han repartido los lotes de forma habitual, y otras dos Uniones Temporales de Empresas (UTEs), que tienen grandes opciones de quedarse una parte de un pastel -hay tres paquetes- por el que los mayoristas han acabado en los tribunales reiteradamente desde 2015. El contrato contempla un presupuesto base de licitación de 66 millones de euros y con un valor estimado de 739 millones en tres temporadas. 

Pero ese proceso está ahora paralizado tras la suspensión cautelar de los viajes por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) a causa del recurso presentado por la patronal hotelera valenciana Hosbec, que agrupa a 280 establecimientos, es muy posible que la guerra en los juzgados continúe y acabe en la Audiencia Nacional, según advierten fuentes del sector implicadas en este tipo de contrataciones. Si el conflicto se judicializa porque el Imserso recurre la decisión del tribunal administrativo, la operación se desbloquea, pero estaremos de nuevo ante un proceso que se ha repetido otros años: los viajes se adjudican pendientes de una resolución judicial que, además de las condiciones del contrato, suele suponer una guerra entre touroperadores. 

De una forma o de otra, las vacaciones del Imserso podrían beneficiar este años a 816.000 pensionistas, dar empleo a cien mil personas, garantizar la actividad turística en temporada baja y aportar recursos al Estado a través de impuestos y cotizaciones, pero todo eso lleva una semana en el aire y apunta a una resolución muy difícil.

Los empresarios hoteleros argumentan que no se ha hecho un estudio de costes, se excluye 'de facto' a los hoteles de 3 estrellas y no se han actualizado los precios en un escenario de inflación y costes disparados. En el recurso, piden subsanar los defectos graves de los pliegos que aseguran que les daña gravemente. Apuntan que la licitación carece de un informe de costes para cada uno de los servicios y se incumple la obligación de estudiar impacto laboral, teniendo en cuenta que los salarios de los trabajadores  suponen la mitad de los gastos.

La decisión podría conocerse en septiembre. Las opciones son un acuerdo con nuevas condiciones o rechazar el recurso de Hosbec y volver al principio

El Tribunal, dependiente del Ministerios de Hacienda y Función Pública, tiene ahora dos alternativas, llamar a los representantes del Gobierno, los hoteleros y a los mayoristas para buscar un acuerdo que fije nuevas condiciones que contenten a todos o, tras estudiar la demanda, rechazar el recurso de Hosbec y volver casi al comienzo del proceso. La decisión podría conocerse a finales de agosto o principios de septiembre, según advierten desde el sector.

Los principales mayoristas, agencias de viajes y compañías de transporte aéreo, agrupados en varios UTEs, enviaron el pasado 2 de agosto sus ofertas para llevarse este importante contrato de turismo social. Por motivo de la Covid 19, la apertura de las ofertas económicas, que se realizó un día después, tuvo carácter privado, a diferencia de otros años. Pese al recurso de los hoteleros, el TACRC aclaraba en una nota que la suspensión del procedimiento que pueda adoptarse cautelarmente no se verá afectado el plazo concedido para la presentación de ofertas o proposiciones.

Mundiplan, que agrupa a Alsa, Iberia y IAG7 Viajes, y Turismo Social, en la que están Globalia y Barceló, han sido los habituales protagonistas de los viajes de los pensionistas y se han ido repartiendo los lotes de los últimos ejercicios. Sin embargo, este año todo apunta que World2Meet (Iberostar) y Logitravel -que ha optado a los viajes en los tres últimos ejercicios-, aliado de El Corte Inglés, han decidido dar un paso adelante y presentar sus ofertas por los viajes.

El reparto salomónico de los lotes de los viajes de 2015 encendió la mecha de los recursos. El fallo sobre la demanda de Mundiplan se ha conocido ahora

El enfrentamiento entre mayoristas y operadores por este atractivo contrato viene desde hace años. Ya en 2015, la mesa de contratación de los viajes para mayores del Imserso propuso repartir la gestión durante dos años entre los operadores Mundosenior -ahora Turismo Social- y Mundiplan. La decisión venía precedida de la anulación del primer proceso de licitación por parte del TCRC, tras un recurso de Mundiplan, que se quedó sin ninguno de los tres paquetes, algo que no aceptó el Tribunal, que censuró la "discrecionalidad" aplicada en la valoración de las propuestas.

Hace unos meses, la Audiencia Nacional falló a favor de Mundiplan, tras el pleito abierto en 2015 por el reparto salomónico de los viajes. La decisión judicial daba la razón a esta UTE, en la que ahora participan Iberia, Alsa e IAG7, frente a Mundosenior y dejaba sin efecto las concesiones de los últimos años, sin que pese a todo pudiese ser indemnizada por el perjuicio económico causado. Pero eso ha ocurrido seis años después de los hechos y de que los jubilados disfrutaran y pagaran sus vacaciones.

En 2019, los conflictos en los tribunales se volvieron a repetir. Ese año,  Mundiplan y Turismo Social se volvieron hacer con los lotes del concurso de los viajes del Imserso, que finalmente fueron suspendidos por la pandemia del coronavirus. Los pliegos, como este año, se presentaron con retraso y fueron recurridos por otra asociación de hoteleros, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) -que en 2021 también ha impugnado junto a Hosbec, pero no ha pedido la suspensión- por considerar que las condiciones incumplían los requisitos legales. Los viajes estuvieron parados dos meses y el tribunal desestimó la reclamación. Tras el rechazo, los hoteleros presentaron un recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional.

La calidad de las propuestas pesa más que el precio en el concurso. La baja en el precio podrá ser utilizada para financiar un incremento de plazas

Los pliegos administrativos recogidos ahora en la Plataforma de Contratación marcan los criterios de adjudicación, dejando claro que la baja en el precio podrá ser utilizada, previa autorización del Instituto de Mayores y Servicios Sociales, para financiar un incremento de plazas en el lote correspondiente. La calidad, en este gran contrato, es clave y representa un 39% de la puntuación total -39 puntos-.

La categoría de los hoteles ofertados supone un 22%, la oferta de estancias hoteleras en habitación doble de uso individual un 8%, el número de estancias en hoteles accesibles un 4% y el número de estancias en habitaciones adaptadas de los establecimientos hoteleros un 3%. Mientras, la oferta de transporte supone otro 22% y el número de pasajeros transportados en avión o tren de alta velocidad, un 12%. El número de aeropuertos representa un 4%. Por su parte, el precio tiene un peso del 38% en el total.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento