Préstamos 'verdes'

Santander y CaixaBank son las entidades que más financian energía eólica en la UE

Parque eólico El Marquesado
Santander y CaixaBank son las entidades que más financian energía eólica en la UE
Europa Press
Parque eólico El Marquesado

Dos bancos españoles lideran la financiación europea de energía eólica. El Banco Santander y CaixaBank registraron en 2022 una cuota de mercado del 8,4% y 5,7%, respectivamente, en cuanto a préstamos concedidos para nuevos parques eólicos, adquisición de activos y refinanciación de proyectos, según el informe 'Tendencias de financiación e inversión. La industria eólica europea en 2022', elaborado por la patronal WindEurope, en la que se integran las españolas Iberdrola, Repsol, Acciona Energía y Siemens Gamesa.

Un ejemplo de financiación en la que participaron ambos bancos se produjo a principios del año pasado en el acuerdo firmado con EDP Renovables (EDPR). Las entidades presididas por Ana Botín y José Ignacio Goirigolzarri cerraron un contrato, en el que también participó el Banco Europeo de Inversiones (BEI), para el desarrollo, construcción y explotación de seis parques eólicos en Polonia, que suman 149,4 MW de capacidad instalada. En total se le concedió a la energética portuguesa 144 millones de euros.

Los datos de WindEurope reflejan que las inversiones en Europa en nuevos parques eólicos terrestres y marinos se situaron en 16.900 millones de euros en 2022, con la financiación de 12 gigavatios (GW) de nueva capacidad que se construirán en los próximos años. Según la asociación, se trata de menos de la mitad de la cantidad invertida en 2021 y la cifra más baja desde 2009. Por otro lado, se destinaron 16.300 millones de euros a las compras de activos, en las que los inversores se hacen con una parte de un parque eólico, ya sea en fase de desarrollo, construcción o explotación. Asimismo, se refinanciaron 6.700 millones de euros de deuda. 

Ante la incertidumbre generada por la crisis energética y la invasión de Rusia a Ucrania, WindEurope advierte de que los inversores están retrasando la firma de deuda a largo plazo, buscando reunir fondos a través de otros medios, como, por ejemplo, mediante capital privado o la venta de acciones. Alemania fue el país que más invirtió en nuevos instalaciones en 2022 (2.300 millones de euros), seguida de Finlandia (2.100 millones). A continuación se situó Polonia, con una inversión récord de 1.900 millones de euros.

1,2 millones el MW en España

El coste de capital por megavatio (MW) para los nuevos parques eólicos terrestres se redujo entre 2015 y 2021 de 1,9 a 1,3 millones de euros de media en Europa, pero el curso pasado volvió a crecer, hasta 1,4 millones. Esto se debe a los elevados precios de las materias primas, las interrupciones en la cadena de suministro y la alta inflación. En España se situó en 1,2 millones de euros el MW. Bajo este escenario, las condiciones de acceso a la financiación también se han endurecido. Los tipos de interés han subido a medida que los bancos centrales intentan controlar la tendencia inflacionista .

En el informe, la patronal también destaca que los bancos proporcionaron 3.700 millones de euros en deuda sin recurso para la construcción de parques eólicos, lo que supone menos de una cuarta parte del monto que dieron en 2021 y la cantidad más baja desde 2005. Teniendo en cuenta la refinanciación de proyectos, la cuantía fue de 10.400 millones de euros. La deuda sin recurso es aquella en la que hay que aportar una garantía que puede ser embargada en caso de incumplimiento de pago, aunque el prestamista no puede reclamar ninguna compensación adicional. 

Para cumplir el objetivo de energías renovables, WindEurope calcula que será necesario instalar 440 GW de capacidad eólica de aquí a 2030. "Para lograrlo, la UE necesita instalar 31 GW al año entre 2023 y 2030. A pesar de los indicios de que empieza a haber mejoras en la concesión de permisos, en los próximos cinco años solo se prevén construir 20 GW por ejercicio", aseguran desde la patronal. Como ya publicó La Información, la falta de fábricas de turbinas pone en riesgo la ruta expansiva verde de la Unión Europea (UE), por lo que la cadena de suministro "necesita crecer urgentemente". 

Europa alberga unos 250 centros de producción, lo que supone el 31% de los 800 que hay operativos en todo el mundo. Alemania y España son los países mejor posicionados, con 82 y 41 instalaciones, respectivamente. Además, son los dos únicos en los que se ensamblan todas las piezas que componen un aerogenerador. Por su parte, China es el principal mercado con el 45% de los centros (360). De este modo, la patronal pide que bajo la Ley de Industria Net-Zero, que aprobará Bruselas para competir con los subsidios de Estados Unidos, se flexibilicen las normas para otorgar ayudas estatales y se facilite así el acceso a financiación para la construcción de nuevas plantas e infraestructuras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento