De cara a la junta de accionistas

El activismo 'verde' vuelve a cargar contra Buffett y exige más compromiso climático

Warren Buffett
El activismo 'verde' vuelve a cargar contra Buffett y exige más compromiso climático.
EFE
Warren Buffett

La transición energética se ha transformado en una de las prioridades dentro de las agendas políticas y el mundo inversor se ha involucrado. Además de la regulación que se va configurando, las firmas de inversión actúan cada vez de manera más organizada con campañas que se hacen pública. Y una de las que ya está en marcha este año pone en la diana a uno de los mayores inversores de Wall Street,  Warren Buffett y a su holding Berkshire Hathaway.

No es la primera vez que este tipo de inversores hacen su aparición en la junta de accionistas del ‘Oráculo de Omaha'. Desde hace años, plataformas como Climate Action 100+ han cargado contra el multimillonario por su poco compromiso con el medioambiente y el cambio climático. Warrant Buffett es dueño del mayor holding de inversiones del mundo y ya ha recurrido a sus mayores derechos políticos -Berskshire cuenta con un modelo dual de acciones- para vetar la aprobación de puntos del orden del día propuestos por terceros en su junta de accionistas.

No es la única compañía objetivo. Dentro de la iniciativa ‘Compromiso Net Zero’ impulsada por el Grupo de Inversores Institucionales sobre el Cambio Climático (IIGCC), la lista es más amplia. Hasta 93 inversores institucionales forman parte de esta alianza que pretende acelerar que las empresas cotizadas publiquen sus programas de transición ‘net zero’ y que establezcan un calendario y medidas concretas sobre cómo van a conseguirlo. La iniciativa, además, va recogiendo exactamente qué propuestas y qué inversores proponen puntos concretos en el orden del día de la junta.

Aunque la guerra en Ucrania redujo el año pasado la presión -el propio BlackRock anunció que iba a ser más selectivo a la hora de apoyar propuestas climáticas de tercero en las juntas-, una parte de los inversores no restringe el uso. Las firmas europeas son las que están siendo más activas, en línea con la propia regulación europea. Hace unos días, por ejemplo, Bruselas revisó sus programas legislativos 'verdes' con el objetivo de potenciar las renovables y lograr la independencia energética de Rusia.

Aunque en Estados Unidos el debate está muy abierto por el distinto enfoque de del Partido Republicado y del Partido Demócrata a la transición energética, los inversores tienen a Buffett en su diana y no solo de forma directa. Otra compañía entre la lista de objetivos es  Tesco, la cadena multinacional de locales de venta al por menor con sede en el Reino Unido. Buffett controla un 4% del capital. 

Climate Action 100+, la plataforma que busca apretar a los mayores productores de gases de efecto invernadero (GEI) para reducir sus emisiones, ha hecho llamamientos directos a Berkshire Hathaway para que mida su impacto climático. La finalidad es que presenten sus datos de acuerdo con la Task Force on Climate- related Financial Disclosures (TCFD).

Buffett ha recurrido a sus mayores derechos políticos para bloquear la aprobación de propuestas verdes y sociales. Si no fuese por él, grandes proyectos hubiesen sido adoptados

En su informe anual de 2022, Berkshire Hathaway asegura que redujo sus emisiones anuales de GEI en más de un 27% en comparación con los niveles de 2005, y que planea continuar invirtiendo en energía eólica, solar y otra generación baja en carbono en el futuro. Sin embargo, el análisis que hacen los activistas en base a diversos criterios es que el gigante se está quedando rezagado en lo que a compromisos climáticos se refiere.

Organizaciones como la Transition Pathway Initiative, compuesta por diversos gestores de activos, se preocupa de evaluar la preparación de las empresas de baja economía de carbono. Ellos mismos han catalogado a Berkshire Hathaway como una de las más retrasadas en ámbitos de divulgación de datos medioambientales. Buffett, además, ha hecho declaraciones en medios de comunicación que demuestran su desapego a inversiones verdes: “Hasta el momento, los efectos del cambio climático, si los hubiere, no han afectado al mercado asegurador”, indicó en 2014 en una entrevista.

El CA100+ realiza anualmente un análisis de la idoneidad de la divulgación corporativa de acciones que alineen sus negocios con los objetivos que ellos proponen y el Acuerdo de París. Berkshire Hathaway, en casi todos los puntos, no cumple con los criterios y los estándares necesarios. Buffett ha recurrido más de una vez a sus mayores derechos políticos dentro del holding para bloquear la aprobación de propuestas medioambientales y sociales en las juntas de accionistas. 

Redactora de Clima

Periodista y Master en Gestión de Empresas de Comunicación. Me incorporé a 'La Información' en 2020 en el área de startups. Hoy llevo temas de Clima e Inmobiliario. Aterricé en España hace cuatro años atravesando el charco desde Santiago, Chile. Allí estuve en medios de comunicación como Televisa y RadioZeta, y en agencias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento