El restaurante más alto de España está en Madrid (y cocinan dos de Bilbao, claro)

Vistas desde el nuevo restaurante Elkar
Vistas desde el restaurante
Elkar

Elkar, es decir, juntos en euskera. Así, con acento en la "e" pero sin tilde -en este idioma no existen- se llama el que presume de ser el restaurante más alto del país. 160 metros de altura o, lo que es lo mismo, el piso 33 De la Torre Emperador Castellana certifican el récord de un restaurante en el que aquello de la alta cocina se ha tomado de una forma muy literal.

Un proyecto tras el que está Aramark, multinacional de servicios de catering a empresas y colectivos y que con esta apertura se estrena también en el sector de los restaurantes.

Y para ello no se ha escatimado en nada: una localización de lujo con una de las vistas más espectaculares de Madrid y no uno, sino dos cocineros en lo que se plantea como un cuatro manos permanente.

XXX
Sergio Ortiz de Zarate y Beñat Ormaetxea mano a mano en la cocina.
Restaurante Elkar

¿Otra prueba de ese poderío actual de Madrid cuando se habla de novedades hosteleras? Puede ser, pero es imposible resistirse al chiste de que han tenido que ser dos de Bilbao los que cocinan en el restaurante más alto del país.

Sergio Ortiz de Zarate y Beñat Ormaetxea han sido los encargados de dar forma a la propuesta gastronómica de un restaurante que apuesta por la cocina vasca de la mano de estos dos bilbaínos.

Ambos, por cierto, con restaurantes propios y muy reconocidos en el País Vasco: Zarate, el primero, con una Estrella Michelin y Ormaetxea regenta el Jauregiberria en Amorebieta, Bizkaia.

Dos veteranos cocineros que firman algo más que el clásico asesoramiento que tanto se estilan en este tipo de acuerdos. Mantendrán, claro, sus respectivos restaurantes, pero estarán cocinando en Madrid al menos una vez por semana y se han encargado no sólo de la carta, sino de formar al equipo de cocina de Elkar.

Lubina a la brasa.
Lubina a la brasa.
Restaurante Elkar.

Una apuesta por la alta cocina vasca, esa fórmula que tradicionalmente tanto ha gustado en Madrid y cuyo legado Elkar pretender recoger. Y es que hablamos de un restaurante de cierto nivel -ticket medio a partir de 60 euros-, en uno de los enclaves empresariales de la capital y con diversos reservados además del comedor principal.

Una combinación de sabores tradicionales -merluza, salsa vizcaína o pil-pil fueron algunos de los bocados que pudimos probar durante la inauguración- pero puestos al día en recetas más complejas y técnicas.

Ravioli de begihaundi.
Ravioli de begihaundi.
Restaurante Elkar.

Según el plan trazado, Zarate es el experto en pescados y Ormaetxea en carnes, con lo que la parrilla y la brasa están llamadas a jugar un papel protagonista. La lubina que pudimos catar sentados en la mesa prometía, la verdad. 

También el excelente ravioli de begihaundi (una especie de calamar) que, con una txalaparta sonando de fondo nos hizo pensar que Elkar aspira a ser la nueva embajada de la alta cocina vasca en Madrid. Buenos cocineros y altura de miras está claro que no faltan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento