La primera ALEGRÍA
Los jugadores del Córdoba celebran uno de los dos tantos. Juanma Vacas
Ya era hora. Después de 14 jornadas, el Córdoba le regaló ayer a su afición la primera alegría de la temporada en El Arcángel. Los goles de Osuna y Ruano alivian la complicada situación deportiva por la que atraviesa el equipo blanquiverde. Además, con este triunfo el equipo que entrena Pepe Escalante sale del descenso.

No hubo ni un momento para la especulación. El conjunto de Escalante salió desde el principio decidido a lograr la victoria y gozó de las mejores ocasiones de gol. José Manuel, Javi Moreno y Txiki protagonizaron las ocasiones de peligro local en la primera media hora. Con un Córdoba volcado, el delirio llegó al filo del descanso. Un saque de esquina botado por Txiki lo remató el central Osuana al fondo de las mallas de la portería defendida por Raúl Iglesias.

El mismo guión

El parón no afectó a las ansias cordobesista, que no pararon de acosar el marco visitante. El dominio era total y la entrada de Navarro dotó aún más de profundidad al potencial ofensivo de los blanquiverdes. Casi en un calco del primer tiempo, el gol  llegó casi al final de los 90 minutos. Ruano, genial, arrancó en la derecha, sorteando a todos los defensores que le salían al paso y, de un tremendo derechazo, batió a Iglesias para rubricar el triunfo del Córdoba.