Logo del sitio

[Sundance 2022] Bill Cosby: ¿héroe o violador? Con este documental tendrás que posicionarte

La serie documental ‘We Need to Talk About Bill Cosby’ se plantea esta pregunta a través de muchos testimonios y repasando toda su trayectoria: auge y caída.
We Need to Talk About Bill Cosby
We Need to Talk About Bill Cosby
Cinemania

“¿Quién es Bill Cosby ahora?”. Es la pregunta con la que W. Kamau Bell, cómico, empieza la serie documental We Need to Talk About Bill Cosby, estrenado en el Festival de Sundance. Como humorista negro, como tantos otros, se presenta casi como hijo de Bill Cosby. Creció con sus series, sus programas, con sus lecciones morales. Cosby era “el padre de América”, un icono. Pero quién es Bill Cosby ahora. Después de que saliera a la luz su faceta de depredador sexual en serie cuando más 60 de mujeres declararon que las drogó y violó, entre los años 60 y 2008.

Artistas, periodistas y las propias víctimas contestan a la pregunta. Pero una respuesta parece gustarle sobre las demás, porque abre y cierra la serie (de cuatro episodios, estrenada por Showtime en EE UU): “Es un violador que tuvo un gran show de televisión”.

Separ

Kamau regresa a los 60, a los inicios en la carrera de Cosby para entender por qué aún puede resultar difícil separar al hombre de su arte, de su carrera. En 1962 empezó como monologuista, menos de un año después ya estaba contando su número en televisión. Un pionero. No había cómicos negros, menos en televisión. Solo Dick Gregory le precedía, pero a diferencia de él, Cosby decidió ser el “no amenazante”, sus chistes sin contenido político no molestaban ni a los ejecutivos blancos ni al público blanco.

Kamau durante el Q&A en Sundance.
Kamau durante el Q&A en Sundance.
Cinemania

Así consiguió su primera serie I Spy. Y un pase directo al club de Hugh Hefner en Playboy. Una relación que el documental aprovecha para introducir la faceta de mujeriego de Cosby. La primera de las víctimas del cómico que habla en la película, de hecho, era una conejita y playmate, Victoria Valentino.

En los años 70, Bill Cosby dio un giro a su imagen y su talento. Dio el paso político, empezó a hablar de reivindicación de la historia negra, con alguno de sus proyectos más celebrados por su comunidad, como Black History: Lost, Stolen and Strayed o Fat Albert, el primer dibujo animado negro. Se empezó a dirigir a los niños. Y entre esos trabajos, resulta sorprendente su disco sobre drogas, para explicar a los más pequeños que las hay que dan “subidón y bajón”. Mucho parecía saber, sobre todo de esas que daban bajón y dio a sus víctimas durante años.

En la serie recuerdan otros momentos como este. Y mucho peores. Como aquella entrevista con Larry King, en la que recordaba lo que contaba en su álbum sobra la Spanish Fly, sobre esa droga que colocaba en las bebidas de mujeres. Él mismo lo confesó, lo dijo, una y otra vez, pero nada pasó. ¿Quién iba a atreverse a tumbar a un icono como Bill Cosby? Con el poder que tenía, además, especialmente en los años 80, en su cumbre internacional. “Tiene sentido que en esa década su criminalidad escalara porque tenía incluso más acceso, y estaba aún más protegido”, dijo Kamau después del pase en Sundance.

We Need to Talk about Bill Cosby
We Need to Talk about Bill Cosby
Cinemanía | Cinemania

Tal y como resume Kamau, fueron una combinación de cosas las que condujeron a la caída del icono. Primero, un nuevo cambio en su figura y discurso públicos. Pasó de ser el “padre de América al abuelo cabreado de América”, hacía responsable a las madres negras de la violencia, del fracaso escolar… Después, la denuncia de Andrea Constand, la primera que le denunció. Y más adelante, un monólogo del cómico Hannibal Buress revelando esa y otras denuncias. Más y más mujeres se animaron a salir.

Cosby acabó en la cárcel. Pero justo cuando iban a acabar esta película, con la tranquilidad del cómico cumpliendo su condena, se anuncia que sale a la calle. We Need To Talk About Cosby es un buen retrato del cómico, pero sobre todo es un profundo análisis de esta sociedad misógina y patriarcal en la que alguien como él pudo salirse con la suya durante tantos años y todavía lo hace. Y el giro final marcado por la actualidad deja un sabor amargo y triste, de no haber avanzado casi nada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento