'Élite': por qué la vida en Las Encinas no es como la vida real

El colegio de la serie de Netflix es muy distinto a los que nosotros conocemos…
'Élite': por qué la vida en Las Encinas no es como la vida real
'Élite': por qué la vida en Las Encinas no es como la vida real

La segunda temporada de Élite, una de las joyas originales de Netflix España, no ha dejado indiferente a nadie. Lo que sí ha provocado es una legión de seguidores hambrientos de respuestas a las incógnitas que han quedado abiertas. La ficción de Netflix se ha convertido en un auténtico fenómeno teen, que ya se había vivido en España con series como Al salir de clase, Compañeros, Un paso adelante o Física o química. Sin embargo, esta propuesta de la plataforma está marcada por las desapariciones, el sexo y las drogas, una realidad muy diferente a la de los institutos. Y es que, en Las Encinas, las cosas son muy diferentes a la vida real. 

[embed]https://twitter.com/NetflixES/status/1170010024267137027[/embed]

La vida de Las Encinas no se parece a la realidad... 

    Los alumnos son capaces de salir de fiesta casi todos los días y después aparecer por clase como una rosa (y sabemos que, precisamente, agua no toman)… En nuestra cruda realidad sabemos que salir un día es sinónimo de faltar a todas las clases al día siguiente.

      Y, por supuesto, tienen un armario lleno de modelitos (caros) espectaculares para cada cita. Nunca repiten.

        ¿Quién puede ir al instituto con bolso, gafas de sol, tacones…? La bolsa de recambio para después de la clase de gimnasia es el único complemento admitido en los institutos no ficticios.

          Ir al instituto en coche solo es posible en la realidad si llegas tarde a clase. En Élite no hay quien llegue a Las Encinas usando el autobús.

            La despreocupación total de los padres por los estudios de sus hijos. Algunos incluso les financian todas sus fiestas…

              El glamour que se respira en el aire absolutamente para todo. En Las Encinas no encontrarás baños con las puertas llenas de firmas, ni profesores vigilando el patio, ni un gimnasio con escaso material deportivo.

              ... pero también hay cosas que son igual que en la vida real

                Los lunes son duros para todos.

                  Cuando te toca hacer el trabajo con un compañero que no te cae bien.

                    En todas las fiestas hay quien lanza copas...

                    Mostrar comentarios

                    Códigos Descuento