Will Smith vuelve a la noche de los Oscar para explicar su bofetón a Chris Rock: "Se me fue"

El actor rememora lo que pasó por su cabeza en el momento de la agresión: "Una rabia que llevaba mucho tiempo reprimida".
Will Smith en 'The Daily Show con Trevor Noah'
Will Smith en 'The Daily Show con Trevor Noah'
Cinemanía

Will Smith está embarcado en plena campaña de promoción de la que posiblemente sea la película más decisiva de su carrera. Suena extraño decir eso cuando el actor viene de ganar un Oscar por El método Williams, pero dadas las circunstancias de aquello es razonable pensar que será mucho más determinante lo que suceda con su nueva Hacia la libertad cuando Apple TV+ estrene la película dirigida por Antoine Fuqua el próximo 9 de diciembre.

Aunque Smith actualmente está vetado por la Academia de Hollywood durante los próximos diez años por el incidente de la gala de los Oscar del año pasado, cuando el actor golpeó a Chris Rock en reacción a un chiste sobre su mujer Jada Pinkett Smith, la sanción no excluye que pueda ser nominado por su trabajo en Hacia la libertad, ni mucho menos que el resto del equipo sea considerado en sus respectivas categorías.

De hecho, por ahí han ido las primeras declaraciones del actor durante la campaña del filme: para pedir que no se castigue al resto de artífices del filme por su culpa. En esa misma línea fue su intervención anoche en The Daily Show con Trevor Noah, pero el presentador también incidió en el momento de la bofetada para que Smith le contara cómo lo vivió.

El relato de Will Smith

"Fue una noche horrible, como puedes imaginar. Hay mil matices y complejidades, pero la conclusión es que simplemente... se me fue", reconoce el actor antes de entrar en una alambicada explicación de su estado emocional en la noche de los Oscar. A partir del minuto 10 del siguiente vídeo:

"Nunca sabes por lo que está pasando otra persona. Ahora mismo entre el público puede haber alguien cuya madre haya muerto la semana pasada, el hijo de otro puede estar enfermo, otro puede haber perdido su trabajo, alguien ha descubierto que su pareja le ha engañado... Son desconocidos y no puedes saber lo que les pasa. Pues bien, yo estaba pasando por algo esa noche", asegura Smith. "No es que eso justifique mi comportamiento lo más mínimo. He aprendido que debemos ser amables unos con otros".

"[Esa noche] no era la persona que quiero ser", prosigue el actor. "Entiendo lo impactante que fue para la gente. Yo estaba ido. Era una rabia que llevaba mucho tiempo reprimida. Cuando volví a casa, mi sobrino de nueve años, que es el niño más dulce del mundo, se había quedado despierto. Se sentó en mis rodillas, cogió mi Oscar y me preguntó: '¿Por qué pegaste a ese hombre, tío Will? ¡Maldita sea!".

Smith termina su relato aquella noche limpiando lágrimas de sus ojos. "Fue un desastre. No quiero contar más y dar a la gente más oportunidades de malinterpretarme", concluye.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento