Viajes en el tiempo y gángsters parlanchines: así iba a ser la ‘Star Trek’ de Tarantino

El director tanteó durante unos meses realizar una entrega de la saga no recomendada para menores.
Fotograma de la serie original de 'Star Trek'
Fotograma de la serie original de 'Star Trek'

Uno de los grandes misterios del Hollywood actual reside en cuál será la película con la que Quentin Tarantino finalice su carrera, fiel a su empeño de solo dirigir diez títulos antes de jubilarse. Incógnita que estos días ha estado de más actualidad que nunca a causa del tour promocional del cineasta en torno a su primera novela (inspirada en Érase una vez en Hollywood): a través de sus entrevistas Tarantino ha barajado multitud de opciones, desde un reboot de Reservoir Dogs hasta Kill Bill Volumen 3 pasando, para sorpresa de todos, por una nueva adaptación de la novela que inspiró Rambo. Entre todas ellas, sin embargo, apenas ha dedicado tiempo a hablar de "aquella película de Star Trek".

Durante varios meses Tarantino estuvo detrás de dirigir (o de limitarse a producir) un largometraje de Star Trek calificado R. Llegó a reclutar a un guionista para ello (Mark L. Smith, llegado de El renacido), pero los meses pasaron y ahora este film no parece estar entre los planes inmediatos de la saga, como atestigua el reciente fichaje de Matt Shakman (Bruja Escarlata y Visión) en calidad de director de un nuevo largometraje. Nadie parece haber más triste por ello que el citado Smith, como ha revelado durante una reciente entrevista en el podcast Bulletproof Screenwriting: tenía grandes planes para esa película.

Smith ha explicado cómo llegó al proyecto, a través de una llamada de Bad Robot (productora de J.J. Abrams vinculada a la franquicia de Gene Roddenberry). “Me llamaron y dijeron ‘oye, ¿te apuntas? Quentin quiere que nos reunamos'. Y yo dije ‘sí’”. De modo que acudió a reunirse con Tarantino, y el encuentro fue de lo más agradable. “Así conocí a Quentin; él estaba leyendo una escena que escribió y era una escena de gángsters impresionante y genial, y estaba interpretándola yendo y viniendo. Luego le dije que lamentaba no haberlo grabado con mi teléfono. Habría sido tan valioso. Fue increíble”.

No es ningún secreto que Tarantino ofrece auténticos espectáculos a la hora de leer guiones, dejándose llevar por el entusiasmo. El caso es que ya tenía una idea para la película, y Smith y él prosiguieron con la reunión por otros medios. “Nos pusimos a trabajar. Una noche fui a su casa y vimos películas de gángsters. Estuvimos horas ahí, riéndonos de los malos diálogos pero hablando de cómo podía encajar en lo que queríamos hacer. Kirk está ahí, lo tenemos. Todos los personajes están ahí, serán esos tipos. Supongo que lo verías como si no estuviera conectado al resto de episodios, así que esto sería su propio episodio. Un episodio muy genial, con un pequeño viaje en el tiempo”.

Gángsters y viajes en el tiempo. Sin duda, encaja con lo que llegamos a saber de esta Star Trek hace meses, cuando trascendió que Tarantino se quería inspirar en el episodio de la serie original Una tajada. En este episodio la Enterprise llegaba a Bela Omyx, planeta anclado en los años 20 de EE.UU., pero al parecer el director prefería recurrir a los viajes en el tiempo para que Kirk, Spock y los demás alternaran con este escenario. Manejando influencias como El enemigo público o Scarface, el terror del hampa nos encontraríamos con una Star Trek muy distinta y personal... que sería una auténtica lástima no llegar a ver nunca.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento