Logo del sitio

Ver ‘Gravity’ drogado fue “la mejor experiencia cinematográfica” de la vida de Gaspar Noé

El inclasificable cineasta encontró placeres inesperados en la película de Alfonso Cuarón.
Gaspar Noé es fan de 'Gravity'
Gaspar Noé es fan de 'Gravity'

En 2020 Gaspar Noé sufrió una hemorragia cerebral que le dejó al borde de la muerte. Así lo refirió: “Hace un año y medio tuve una hemorragia cerebral y casi muero. Sobreviví y, milagrosamente, no tuve ningún daño cerebral. Pero me aconsejaron que me quedara en casa”. En esos momentos, las recomendaciones para quedarse en casa resultaron estar a la orden del día. "Dos meses después de salir del hospital empezó el confinamiento, así que me pasé seis meses viendo tranquilamente películas de Mizoguchi en casa. Veía una o dos obras maestras japonesas cada día. Probablemente fue el momento más apacible de toda mi vida”.

Poco después Noé dirigiría Lux Æterna y seguidamente Vortex, esta última sin tener fecha de estreno aún en España para desazón de los fans del realizador. Pero el caso es que en esas sesiones de cine convaleciente Kenji Mizoguchi no fue el único protagonista, sino que también le dio por ver Gravity, epopeya espacial estrenada por Alfonso Cuarón en 2013. Apoyada en la hipnótica realización de Cuarón y la impresionante cinematografía de Emmanuel Lubezki, Gravity fue considerada desde su estreno una experiencia audiovisual de primer orden, aunque puede que poca gente le haya sacado el partido que le sacó Noé.

¿Por qué? Porque la hemorragia cerebral le obligó a estar hasta arriba de analgésicos mientras veía la película. Y fue genial. “Ver Gravity con morfina fue la mejor experiencia cinematográfica de mi vida”, ha asegurado en The Independent. “Toda la sala daba vueltas. Era como si estuviera en un útero. Estaba tan feliz”. Son palabras documentadas, pues Cuarón es toda un eminencia en la exploración de estados alterados, como demuestran sus películas Enter the Void o Clímax. Al parecer, el potencial alucinógeno de Gravity es mayor que el de todas ellas. “Disfruté mucho de esa película, fue lo bueno de estar cerca de la muerte”.

Noé entiende, por lo demás, que tampoco es cuestión de pasar por una complicada operación quirúrgica para disfrutar Gravity a ese nivel, así que deja caer que “un poco de ketamina” puede hacer las veces de morfina. Ahí queda eso.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento