Logo del sitio

Tom Cruise y Paramount siguen sin ponerse de acuerdo en cómo estrenar ‘Misión Imposible 7’

El actor mantiene una férrea lucha por que la película tenga un apropiado recorrido en cines.
Tom Cruise y Hayley Atwell en 'Misión Imposible 7'
Tom Cruise y Hayley Atwell en 'Misión Imposible 7'

El artículo se titula La verdadera Misión Imposible: decirle que no a Tom Cruise. Es inevitable recurrir al juego de palabras, pero lo cierto es que el encabezado de este texto del Hollywood Reporter no exagera al describir la situación que envuelve a Cruise y Paramount con respecto a la estrategia de estreno de Misión Imposible 7. En los últimos meses hemos presenciado cómo, a medida que la crisis pandémica se atenuaba, las grandes majors de Hollywood priorizaban el streaming, con la afloración de nuevas plataformas con las que desafiar a Netflix y compañía, y el acortamiento de la ventana de exhibición en cines. Hoy varias productoras tienen su ventana estándar en 45 días, antes de que el título de turno ingrese en la plataforma que sea que termine con “+”.

Paramount+ es un servicio joven, cuyos impulsores buscan fortalecer a base de grandes proyectos (la reciente Halo) o incluir películas de atractivo taquillero. Estas llegarían a la plataforma transcurridos 45 días, y es lo que pasará con una próxima película de Tom Cruise como es Top Gun: Maverick. Luego de proyectarse en el Festival de Cannes, la secuela de Top Gun se estrenará el 27 de mayo para poco después dar el salto al streaming, pero Cruise no quiere que pase lo mismo con el siguiente film de acción que prepara junto a Paramount. Es decir, con Misión Imposible 7. “Para Cruise, 45 días no es nada. También considera que fijar una fecha en la que la película pueda verse en streaming desanimará a la gente de ir”, razona una fuente del medio estadounidense.

Cruise quiere ampliar la ventana a tres meses. Cuenta con precedentes en los que fijarse, ya que Christopher Nolan abandonó Warner Bros. por cuestiones parecidas y, según recaló en Universal, consiguió que la distribuidora le garantizara 110 días a Oppenheimer con una ventana convencional. Cruise es productor de la saga además de su protagonista, y posee el poder suficiente como para poner en graves apuros a la directiva de Paramount, empeñada en mantener el modelo. Cruise quiere sus meses de exhibición y ha llegado a contratar un abogado para que le represente en las negociaciones pertinentes, pero sobre todo ha encontrado la forma de ir aplazando la decisión efectiva de Paramount: lograr que el rodaje de Misión Imposible 7 se alargue lo suficiente.

Ethan Hunt tiene un plan

¿A qué puede conducir esto? A un incremento del presupuesto que está haciendo sudar a la major. La producción de Misión Imposible 7 empezó con mal pie, pues su rodaje fue afectado por la pandemia y el estreno se ha retrasado lo indecible. Actualmente está previsto que llegue a los cines el 14 de julio de 2023, pero antes hay tiempo de sobra para alargar el rodaje e incluir cosas carísimas como… un submarino. Es cierto. En connivencia con el director Christopher McQuarrie, Cruise ha añadido escenas e ideado varios reshoots, en la certeza de que cuanto más tarde en completarse más dinero le costará a Paramount. La major no emitiría una decisión definitoria hasta que el rodaje concluyera, y ahora mismo la película acumula 290 millones de dólares en gastos.

Las películas de Misión Imposible nunca han sido demasiado caras (“no es un Marvel o un Bond”, aclara una fuente), pero su recorrido en taquilla lo convierte en la propiedad más lucrativa de Paramount, con Misión Imposible: Fallout acumulando en 2018 791 millones de dólares y ascendiendo el cómputo global de la saga a 3.500 millones de dólares. Es a partir de estas cifras con lo que Cruise puede negociar, y como “Tom está muy comprometido con el cine” su obsesión es que Misión Imposible 7 cuente con una ventana adecuada mientras sigue percibiendo dinero de la major. No solo para añadir submarinos, sino también para empezar a preparar Misión Imposible 8.

Esta película iba a rodarse consecutivamente a la séptima, pero el COVID-19 lo imposibilitó. Ahora McQuarrie y Cruise están manos a la obra, en una estrategia que está causando graves terremotos en Paramount. Sin ir más lejos, Jim Gianopoulos ha sido destituido recientemente como presidente, y todo apunta a que se ha debido a no ser capaz de manejar a Cruise. Otros mandamases como Shari Redstone y Bob Bakish (director general de Paramount) intentaron presionar a Cruise a través de Gianopoulos, pero la cosa no cuajó. “Jim hacía de puente para lo que querían Redstone y Bakish, y Jim consideraba que lo correcto era proteger la relación con Cruise. Parte de la razón por la que Jim se ha ido es que Shari y Bob pensaron que iba a agitar una varita mágica”, declara la fuente.

El sucesor de Gianopoulos es Brian Robbins, y tampoco sabe lidiar con Cruise. “Tom dice lo que quiere y el estudio dice lo que quiere. Y entonces Tom obtiene lo que ha pedido”, sintetizan las voces consultadas por el medio. El pulso sigue por ahora, y solo está claro que Misión Imposible 7 llegaría el verano que viene. Misión Imposible 8, que podría finalizar la saga, se estrena en principio el 28 de junio de 2024.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento