¿Te sorprendió que el Oscar a mejor película no fuera el último? No es la primera vez que pasa

La última edición de los Premios Oscar ha decidido cerrar con las categorías interpretativas. 
Peter Spears, Frances McDormand, Chloé Zhao, Mollye Asher y Dan Janvey, con el premio a mejor película.
Peter Spears, Frances McDormand, Chloé Zhao, Mollye Asher y Dan Janvey, de 'Nomadland'.
GTRES

Muchos se han sorprendido esta madrugada, durante la gala de los Premios Oscar, al comprobar que el premio a mejor película para Nomadland llegaba cuando aún quedaban dos galardones más por entregar: los de mejor actor y actriz principal. ¿No es la categoría de mejor película la que cierra la ceremonia? 

En las últimas décadas, se ha impuesto esta costumbre, pero no siempre fue así. Tal y como recoge EW, en 17 galas de las primeras 20, el galardón a mejor película no fue el último en ser entregado. En aquellos casos, el Oscar de Honor, el premio en memoria de Irving Thalberg o los galardones interpretativos solían anunciarse después del de mejor película. 

Tal y como explica la publicación norteamericana, fueron los Oscar celebrados en 1948 los que dieron comienzo a la tradición de finalizar la gala con el galardón a mejor película, con la Hamlet de Laurence Olivier alzándose con el hombrecillo dorado en aquella ocasión. Desde entonces, solo ha habido una excepción a esta regla no escrita: en 1971, el reconocimiento a la mejor película fue seguido de un premio de honor para Charlie Chaplin. 

¿Por qué este año se ha decidido romper con esta tendencia? Se rumorea que ha podido tratarse de un guiño a las primeras ceremonias de los premios de la Academia de Hollywood, aunque no se ha confirmado nada. Fueron muchos los espectadores que reaccionaron con sorpresa en redes al comprobar que el Oscar a mejor película llegaba cuando aún quedaban por entregarse los galardones a mejor actor y actriz principal. 

Incluso al productor Dan Janvey, de Nomadland, le pilló desprevenido este cambio. "Ha sido toda una sorpresa", aseguraba en la sala de prensa: "Muchos hemos crecido viendo los Oscar y nos hemos acostumbrado a que mejor película sea el último galardón". 

También hubo varios espectadores que pensaron que este cambio de planes podía deberse a que querían cerrar la gala con el premio de mejor actor para el fallecido Chadwick Boseman, pero fue finalmente Anthony Hopkins, que ni siquiera estaba presente, el que se impuso en la categoría, por lo que esta teoría también se desmonta. Tocará esperar a la gala del año que viene para comprobar si la categoría de mejor película se vuelve a imponer como la última en ser anunciada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento