[Sundance 2021] ‘In the Earth’: la pandemia inspira un cuento de terror

Cuidado con lo que nos espera en los bosques: Ben Wheatley se redime de su innecesario remake de ‘Rebeca’.
Fotograma de 'In the Earth', de Ben Wheatley
Fotograma de 'In the Earth', de Ben Wheatley
Cinemanía

Un excursionista llega a un refugio en mitad del bosque. Le desinfectan, se echa gel hidroalcohólico en las manos, llevan mascarilla, le hacen una pcr, un análisis de sangre. Llevaba semanas en cuarentena para llegar hasta allí. El mundo distópico presentado por Ben Wheatley en In the Earth se parece demasiado al nuestro actual. La pandemia fue la inspiración para el director inglés, pero más como impulso para salir de su casa y rodar, lo que fuera, que como marco argumental para su historia.

Después de rodar un nada necesario remake de Rebeca, Wheatley nos entrega esta película de terror, una fábula folk que rodó en 15 días en mitad del bosque vuelve por sus fueros libres, excéntricos, violentos e irónicos que le han creado un nombre con valor en la cinefilia con títulos como High Rise o Free Fire. 

Los recursos limitadísimos que disponía los estira y aprovecha en una buena idea que se va perdiendo en sí misma. Todo la mitología y teoría que ha creado como palanca del filme, ese misterioso espíritu del bosque violento y dominante, acaba complicándose tanto que no tienen mucho interés.

Aunque sin necesidad de entender absolutamente toda esa idea de fuerzas naturales y vibraciones de la tierra, el thriller de terror resulta hasta divertido y, a ratos, intenso. Los dos personajes protagonistas (Joel Fry —Juego de tronos— y Ellora Torchia), el excursionista, un científico que quiere llegar al centro de estudios de una antigua compañera en mitad del bosque y una guardabosques que le guiará hasta allí.

Las aparentemente anodinas conversaciones de ambos, relacionadas con la pandemia y todos sus efectos colaterales nos van envolviendo en un aparente calma que salta por los aires en su segunda noche durmiendo entre árboles. Les atacan, les roba los zapatos y al día siguiente se encuentren a Zak, un inofensivo hombre solitario que huyó de la ciudad cuando empezó a atacar el virus.

Inofensivo… durante unos minutos. En seguida, este ermitaño se transforma en un delirante tipo al servicio del espíritu boscoso y la película se lanza a un viaje entre gore y psicodélico con momentos geniales y otros más pesados. Una reflexión desde el terror sobre nuestro miedo a no saber qué pasa a nuestro alrededor, ese miedo incontrolable que nos posee en estos tiempos.

En esta tendencia de películas pandémicas, In The Earth está en el otro extremo de la también estrena en Sundance, How It Ends. Aunque las dos nacen de la necesidad de crear para sus respectivos realizadores en este peculiar momento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento