[Sundance 2021] 'CODA': así es la película que ha arrasado en el festival

Apple ha pagado 25 millones de dólares por esta ‘feel-good movie’ que enamoró Sundance: se lleva los cuatro premios principales.
Emilia Jones en 'CODA', la primera sensación de Sundance 2021.
Emilia Jones en 'CODA', la primera sensación de Sundance 2021.
Cinemanía
Emilia Jones en 'CODA', la primera sensación de Sundance 2021.

"CODA" es el acrónimo en inglés de "Child of Deaf Adults", hija de adultos sordos. Ruby es CODA, es la hija de un padre pescador, madre ama de casa y hermano pescador, todos sordos, menos ella. La pequeña de la casa que lleva toda la vida haciéndoles de intérpretes con el mundo, navegando entre un mundo parlante y un mundo de lenguaje de signos.

Por eso tuvo que aprender a pescar con su padre y hermano para ayudarles en alta mar y a vender el pescado en la subasta diaria. Y nunca se planteó un sueño o aspiración personales, seguir ahí, en su pequeño pueblo de la costa de Massachusetts, cerca de Boston, con su familia era su pasado, presente y futuro.

Ese es el arranque de CODA, la película que inauguró Sundance y que enamoró en Sundance, porque tiene todos los ingredientes de una indie de libro. Humor y drama, entorno social, coming-of-age, romance adolescente, diversidad, inclusión…

Una historia universal desde un pequeño universo muy concreto. Nada que reprochar, cumple con cada una de las reglas no escritas que se espera de ella y lo hace bien, la verdad, con honestidad, con personajes bien construidos dentro de sus clichés. Especialmente esos padres libres, desprejuiciados, poniéndose el mundo no sordo por montera, interpretados por unos divertidísimos Marlee Matlin (El Ala Oeste de la Casa Blanca, Oscar en 1987 por Hijos de un dios menor) y Troy Kotsur.

CODA es la segunda película de la directora Sian Heder y su segundo paso por Sundance tras un buen debut con Tallullah, en 2016, acompañada de Elliot Page y Allison Janney. La humanidad y realismo que puso en aquella es lo que llevó a sus productores a proponerle un remake de la comedia francesa La familia Bélier.

La premisa de la adolescente intérprete de su familia sorda que quiere dedicarse a cantar enamoró a Heder, que decidió, además, situarla en ese microuniverso pesquero que ella conocía bien, añadiéndole una capa más de costumbrismo.

Emilia Jones es la hija de adultos sordos del título en un papel que, probablemente, le dará la atención que llevaba reclamando desde la serie Utopia. Es una “rarita” en el instituto porque cuando llegó apenas sabía hablar, porque cada mañana llega después de horas pescando y porque le da todo igual.

La fórmula continúa en ese subgénero de peli de instituto con profesor desafiante (Eugenio Derbez) en una asignatura optativa, el canto, chico aparentemente inalcanzable. De nuevo, todo sigue las reglas de una peli indie americana, pero cuando funciona, funciona, hace reír, y hasta saca lágrimas.

En un año en el que Sundance estaba nervioso por no tener suficiente influencia en el mercado al no ser una edición física sino prácticamente online, el Festival empezó con artillería pesada, sin riesgos, pero dispuesta a gustar a todos (ese bonito concepto de crowd-pleaser) y el resultado se vio en la tensa subasta que vivieron las grandes plataformas de streaming: Apple, Amazon y Netflix se enfrentaron por hacerse con CODA.

La ganadora, Apple, ha pagado 25 millones de dólares para estrenarla en todo el mundo, avisando incluso de que compraría los derechos en aquellos territorios que ya la habían precomprado (como España). Un record histórico en el festival de Utah: 25 millones son tres más de los que pagó Hulu/NEON el año pasado por Palm Springs.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento