Sitges 2022 | Mia Goth se transforma en una Dorothy asesina en 'Pearl', la precuela de 'X' 

Con reminiscencias a los clásicos hollywoodienses y al cinemascope, Ti West triunfa con la segunda entrega de su terrorífica trilogía, que concluirá con 'MaXXXine'. 
'Pearl'
'Pearl'
Cinemanía
'Pearl'

El 4 de agosto de 1892, Lizzie Borden asesinó a su padre y su madrastra en Fall River (Massachusetts, EE UU). ¿El arma del crimen? Una afilada hacha con la que no dudo en provocar las heridas mortales. Pero, aunque todas las pruebas siempre apuntaron hacia ella y todos creyeron indudablemente su culpabilidad, la norteamericana obtuvo finalmente la absolución. 

En plena explosión de las producciones que giran en torno a serial killers (de Jeffrey Dahmer a Ted Bundy), su figura aún no ha protagonizado ningún titular, pero parece haber encontrado su 'espíritu animal' en Pearl, el nuevo filme de Ti West.

A imagen y semejanza de asesinas tan cruentas como Lizzie Borden, Ti West aborda la historia de la joven Pearl (Mia Goth) en la precuela de X, que indaga en el pasado de la villana a la que conocíamos en el filme original. Una mujer atrapada en una granja familiar, bajo las leyes de la estricta matriarca y al cargo del cuidado de su padre discapacitado, mientras espera el retorno de su marido, combatiente de la I Guerra Mundial.

La suma de sus problemas detonan el engranaje asesino de la protagonista, después de que empiece a alternar con el proyeccionista de una sala de cine e intente huir a todo costa del lugar, con el objetivo de convertirse en una de las grandes estrellas de los filmes de los que disfruta. Una serie de frustraciones que aumentarán su rabia y violencia. 

La adoración de Pearl hacia el cine clásico se traduce en deliciosos números musicales, un tributo velado a El mago de Oz y el recuerdo de su formato al cinemascope. Una cinefilia que prácticamente renueva la imagen de la cándida Dorothy Gale, reconvertida ahora en una sangrienta asesina.

De una mojigata devota a una asesina en serie

Pearl es Mia Goth. Sus muecas, sus lágrimas, sus risas, sus bailes, sus complejos y larguísimos diálogos... La actriz ha nacido para interpretar a este personaje, al que da vida después de su aparición en X y el anuncio de que formará parte del cierre de la trilogía de Ti West, en MaXXXine. Si reconocimientos internacionales como los Oscar o los BAFTA pusieran en valor el cine de género, no cabe duda de que Goth arrasaría en la temporada de premios. 

Además, Pearl es una precuela en la que Goth ha aumentado créditos y protagonismo. El filme nacía durante la producción de X, donde Mia Goth se sumó a Ti West en la escritura del guion, conformando un tándem perfecto. Un título que conecta con las ficciones pandémicas, después de que el covid le otorgara una nueva dimensión, abordando su propio miedo invisible: la gripe española. 

En este ambiente opresivo de la Norteamérica rural y puritana, los sentimientos de la joven Pearl afloran, enfrentada a sus propios miedos interiores y los del mundo exterior. Una bomba de relojería a punto de estallar, cuya inocencia deja paso a la mayor demencia y villanía posible. Así, la imagen de Goth sostiene un personaje muy complejo, con el peso de un talento descomunal.

Una Dorothy asesina que también nos ofrece guiños hacia su historia en X, desde la aparición del cocodrilo al coche hundido en el lago, aportándonos un mayor conocimiento de lo que realmente vimos en el filme original. Una pieza más es el puzle terrorífico, apasionante y diferente creado por Ti West, uno de los grandes maestros del terror moderno. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento