Rachel McAdams rechazó tres veces protagonizar 'El diablo viste de Prada'

Anne Hathaway no habría conseguido su papel de no ser por la triple negativa de McAdams.
Rachel McAdams
Rachel McAdams
Jordan Strauss

Con motivo del 15 aniversario de El diablo viste de Prada, la película de David Frankel protagonizada por Anne Hathaway y Meryl Streep, hemos tenido la oportunidad de aprender nuevas curiosidades que no sabíamos sobre un título tan influyente en el cine posterior, cuya sombra se puede rastrear hasta la reciente Cruella, donde la joven Cruella de Vil de Emma Stone entabla una relación de veneración y rivalidad muy similar con el personaje de Emma Thompson.

Por ejemplo, Anne Hathaway contó a principios de año que ella estuvo muy lejos de ser considerada realmente para el papel de Andy Sachs, la periodista recién licenciada que es contratada como asistente de la tiránica editora Miranda Priestly, interpretada por Meryl Streep. Aunque a día de hoy cueste imaginar a otra actriz en el rol, Hathaway fue la novena opción del estudio. 

20th Century Fox a través de su división Fox 2000 Pictures, deseaba a una actriz de prestigio dramático ya asentado, y la carrera anterior de Hathaway –películas juveniles como Hechizada, las dos entregas de Princesa por sorpresa– no les parecía que diera el perfil. Le ofrecieron el papel a Scarlett Johansson, Natalie Portman, Kate Hudson, Kirsten Dunst y, muy especialmente, a Rachel McAdams, que acababa de protagonizar El diario de Noa junto a Ryan Gosling.

Cómo consiguió Anne Hathaway el papel

Según cuenta el director David Frankel en una historia oral de El diablo viste de Prada que ha publicado Entertainment Weekly, Rachel McAdams tuvo que rechazar el papel hasta tres veces para que en el estudio se dieran por vencidos. "Estaban decididos a que fuera ella; y ella estaba decidida a no interpretar el papel", asegura Frankel.

Mientras tanto, Anne Hathaway estaba haciendo todo lo posible por su parte para conseguir el trabajo, "Recuerdo cómo se sentó en mi oficina y me explicó por qué deseaba hacer este papel, con anotaciones sobre el tercer acto incluidas", recuerda la productora Elizabeth Gabler, entonces presidenta de Fox 2000 Pictures. "Annie nunca se rindió. No paró de postularse, me llamaba, vino a la oficina de Carla Hacken [ejecutiva de Fox] y escribió 'Contratadme' en la arena de su jardín zen".

A pesar de lo elocuente en muchos sentidos que resulta imaginar esa escena, la última palabra finalmente la tuvo la otra protagonista de la película, la estrella cuyo nombre sirivió para levantar el proyecto: Meryl Streep. Es Frankel quien recuerda que Streep tuvo una reunión con Hathaway después de haber visto Brokeback Mountain y quedar entusiasmada con su actuación en el breve papel que tiene en el filme de Ang Lee.

"Llamó por teléfono a Tom Rothman, de Fox, y le dijo: "Esta muchacha es genial, creo que trabajaremos muy bien juntas", relata Frankel. Por su parte, Anne Hathaway rememora muy emocionada el momento en que se enteró de que había conseguido el papel: "Empecé a chillar y correr por tod mi apartamento. Había unos amigos míos de visita y entré en el salón de un salto gritando que iba a estar en El diablo viste de Prada". El resto, efectivamente, es historia.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento