Cruella

'Cruella'
'Cruella'
Cinemanía
Valoración:

Roger supo ver antes que nadie que ahí había buen material dramático. Fue un pionero allá por los 101 dálmatas poniéndole letra y melodía a aquella mujer demonio, todo un espanto, Cruella de Vil. ¡La carne de gallina te pondrá! Sin embargo, Disney ha tardado más de 60 años en dedicarle un primer plano a aquella villana inolvidable salida de una de las películas menos infantiles de la casa, quizás por su incómoda afición a las pieles, cada vez más demodé. Resulta curioso, de hecho, como Cruella, la precuela de origen de Mrs. De Vil, juega con el embrollo de la peletería dando a entender, en un momento dado, que la protagonista se ha hecho una capa moteada con los perros de su jefa. Solo por ese gesto contestatario antiwoke ya me gusta Cruella.

El filme de Graig Gillespie (Yo, Tonya) posee esa actitud guerrera, de espíritu punk, en todas sus dimensiones. Empezando por su banda sonora que reúne temas tan eléctricos como She´ s a Rainbow, de los Rolling Stones, Time of the Season, de The Zombies, o Hush, de Deep Purple, por citar solo algunas de las canciones que uno escucha entre meneando las caderas y calculando el número de ceros del presupuesto que se fue en ese departamento. 

Gillespie echa mano de esos temazos para empacar sus secuencias (a veces, resulta demasiado repetitivo, todo hay que decirlo), partiendo de la infancia de su protagonista, Estella, una niña que pierde a su madre en extrañas circunstancias palaciegas y debe buscarse la vida en Londres con dos niños tan huérfanos como ella, Jasper y Horace, quienes con el tiempo se convertirán en sus secuaces, mucho más carismáticos que sus homólogos en 101 dálmatas. En parte, porque lo  interpretan los cómicos Joel Fry y Paul Walter Hauser, pero también porque sus personajes esquivan el carácter cartoonesco de la película de animación y se defienden frente a los famosos mangoneos de Cruella.

Si en Joker el relato de origen del villano era “ricos contra pobres”, como el de tantas películas de 2020, el filme de Gillespie concentra más el tiro en el discurso obrero, “currantes versus jefas que se llevan el crédito”, contraponiendo el deseo de Estella de convertirse en diseñadora de moda al despotismo de La Baronesa, una suerte de Anna Wintour desatada que solo pretende aprovecharse del talento de su empleada como Cruella quería a los perritos para sus fines poco éticos. 

En ese sentido, el filme puede entenderse como una excusa genial para que se enfrenten sus dos actrices protagonistas, Emma Stone y Emma Thompson, las dos divinas, pero esta última probablemente en la mejor interpretación de su carrera. Sus caras de cabreo ante las fechorías de Estella, ya convertida en Cruella por la evidente explotación laboral de su jefa y por otras cuestiones que es mejor no revelar, son piezas de museo.

El filme, de hecho, brilla en esas secuencias a las que llamaremos “terrorismo fashionista” a golpe de Blondie, Ramones, The Doors o The Stooges en las que Estella pone todo su talento en la costura al servicio de su consagración como villana, de la Cruella del título, esa que juguetea con la idea de hacerse un buen abrigo y que tiene talento natural para hacer el mal pero que, sin embargo, ya no fuma largos cigarrillos.

FICHA TÉCNICA

Póster de 'Cruella'
  • Director:

    Craig Gillespie

  • Género:

    Comedia

  • País:

    Estados Unidos

  • Sinopsis:

    Película de acción real centrada en la villana de Disney Cruella de Vil, protagonista de los '101 dálmatas'.

  • REPARTO: Emma Stone, Emma Thompson, Paul Walter Hauser, Joel Fry, Emily Beecham

  • GUION: Aline Brosh McKenna, Jez Butterworth, Kelly Marcel, Steve Zissis, Dana Fox, Tony McNamara

  • DURACIÓN: 132 min.

  • VEREDICTO: Duelo de Emmas: a los pies de Stone y Thompson.

  • DISTRIBUIDORA: Disney

  • ESTRENO: 28/05/2021

Mostrar comentarios

Códigos Descuento