Logo del sitio

[Cannes 2021] Matt Damon confiesa cómo rechazó protagonizar ‘Avatar’ y un 10% de su taquilla

El actor presentó en el Festival de Cannes la película ‘Cuestión de sangre’.
Camille Cottin y Matt Damon
Camille Cottin y Matt Damon
Cinemania

Después de emocionarse hasta la lágrima tras el pase de Cuestión de sangre, Matt Damon despegó en Cannes toda su simpatía e ironía en una masterclass ante público y prensa. El actor aprovechó una hora de charla para repasar su carrera como hicieron antes que él Jodie Foster y Bong Joon Ho. Y no solo fueron reflexiones interesantes también soltó algún dato desconocido de su biografía.

Por ejemplo, Matt Damon rechazó Avatar. Sí, le dijo que no repetidas veces a James Cameron. Tanto le quería el director en el papel protagonista que le llegó a ofrecer un 10% de la taquilla. La película acabaría recaudando 2.800 millones de dólares. Así que, aunque a Damon no le falte de nada, algo se debe de estar lamentando. Pero estaba entonces rodando la franquicia Jason Bourne y decidió ser fiel a uno de los personajes que más ha marcado su carrera.

También confesó que si aún no ha dirigido no es por falta de ganas, han sido también problemas de agenda. Estuvo a punto de dirigir Tierra prometida (2012), pero finalmente la protagonizó y produjo junto a su amigo y socio John Krasinski y se la pasaron a Gus Van Sant. Algo parecido le ocurrió con Manchester frente al mar (2016), su plan era debutar con ella pero entonces leyó el guion de Kenneth Lonergan y no le quedaron dudas de que tenía que hacerlo él. Damon, además, no pudo no protagonizarla porque coincidió con Marte. “La única persona a la que podía darle el papel era a Casey [Affleck]”, ha revelado.

Matt Damon en 'Cuestión de sangre'.
Matt Damon en 'Cuestión de sangre'.
Jessica Forde / Focus Features

Damon desplegó risas y encanto. Razones por las que brilla en Hollywood, aunque no tanto como otros compañeros de profesión. “Los medios me dieron por perdido porque soy muy aburrido”, dijo. “Lo que vende revistas es el sexo y escándalo y todo el mundo sabe que estoy casado y soy padre y estoy relativamente libre de escándalo, no es rentable sentarse a la puerta de mi casa”. Él ha visto esa persecución mediática de cerca con Brad Pitt o Ben Affleck, y le dio miedo en ocasiones.

Matt Damon presentaba fuera de concurso Cuestión de sangre (Stillwater), de Tom McCarthy (Spotlight), en la que interpreta a un trabajador de petróleo de Oklahoma, un votante de Trump (si pudiera votar), cuya hija (Abigail Breslin) fue encarcelada en Marsella por un asesinato que dice no haber cometido. Damon viaja a Marsella a visitar a su hija y decide quedarse a encontrar al supuesto culpable o a encontrar las pruebas necesarias para sacarla de la cárcel.

El equipo de 'Cuestión de sangre'.
El equipo de 'Cuestión de sangre'.
Festival de Cannes

Un lost in translation social que empieza con mucha fuerza e interés, pero que se va enrollando y alargando más de la cuenta. Cuando los días, semanas y meses pasan en la ciudad francesa, el personaje de Damon encuentra una nueva familia, madre (Camille Cottin) e hija, que expandirán su cerrada mente del Medio Oeste americano.

La historia está basada en el caso real de Amanda Knox y juega en el drama familiar, el thriller y cierto compromiso social y político. Riéndose de los clichés de unos y otros, rednecks americanos y liberales franceses. Un filme que levantó ovación en la premiere y emocionó a Damon.

“Fue tal alivio estar en una sala con miles de extraños, sentirse parte de una comunidad unida por el amoral cine. Nunca lo he sentido tan fuerte, después de no haber podido ir al cine en 18 meses. Me sentí abrumado por estar ahí todos juntos y, sí, lloré”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento