Logo del sitio

La última frase de ‘No mires arriba’ fue improvisada por Leonardo DiCaprio

El rodaje de lo último de Adam McKay estuvo marcado por la espontaneidad.
Leonardo DiCaprio en 'No mires arriba'
Leonardo DiCaprio en 'No mires arriba'
Netflix

Netflix ha conseguido lo que hasta hace poco se le resistía tanto: que la conversación al hilo de una película original se extienda más allá del fin de semana. Ha sido posible gracias a No mires arriba, nueva comedia de Adam McKay que propone una sátira apocalíptica insistiendo en la estupidez del ser humano y su incapacidad para frenar la extinción. La ferocidad con la que examina estos comportamientos no quita, sin embargo, que en los últimos minutos la película se permita una nota más humanista, fijando el foco en una cena en vísperas del fin del mundo que celebran algunos de sus protagonistas.

Es entonces cuando resurgen valores como la familia y la religión, y también cuando el astrónomo que interpreta Leonardo DiCaprio dice la última frase de No mires arriba, que le otorga al conjunto una sugestiva nota melancólica. “En realidad lo teníamos todo. Si lo piensas bien”. Muchos espectadores se han emocionado con esta frase, y de ahí que sorprenda tanto la reciente revelación de McKay de que esta fue totalmente improvisada: no estaba en el guion, y cuando a DiCaprio se le ocurrió decirla tanto el director como la supervisora de guiones, Cate Hardman, supieron que había ocurrido algo grande.

“Esta línea fue idea de DiCaprio. Dijo ‘sabes, creo que debería decir algo’. Y dijo la línea, que salió de la nada. E inmediatamente Cate, que es una dura tejana, y yo lloramos, y mi voz se quebró un poco”, cuenta a Variety. En los últimos días, por lo demás, los responsables de la película han ido dejando claro lo importante que fue dejar espacio a los intérpretes para que improvisaran. De ahí que Jennifer Lawrence se drogara de verdad, que surgiera de la espontaneidad la desternillante escena poscréditos de Meryl Streep, o que la secuencia inicial en la Casa Blanca se alargara originalmente durante más de veinte minutos.

No obstante, con la ocurrencia de DiCaprio el director de El reportero temió que quizá fuera demasiado devastadora, y estuvo a punto de no incluirla en el montaje final. “Teníamos mucho miedo en la sala de edición porque nos impactó bastante. Ni siquiera lo incluimos en el montaje durante un tiempo. Pero al final dijimos ‘¿sabes qué? Tenemos que probar la frase’. Fue el golpe más duro de todos los golpes”. Y, quizá, el que redondea la experiencia tan asombrosamente catártica que ha resultado ser No mires arriba.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento