Logo del sitio

La audiencia de los Oscar se recupera (ligeramente) gracias a la gala del bofetón de Will Smith

Ha superado el escaso cómputo de espectadores de la pasada edición.
Will Smith posando con su Oscar
Will Smith posando con su Oscar
Cinemanía

Hace dos ediciones, los Oscar alcanzaron su mínimo histórico. La 92 entrega de los premios de la Academia tuvo una audiencia de 23.6 millones de espectadores, con un notable descenso del año anterior con 29.6 millones, y distanciándose de la peor cifra con la que se había topado hasta la fecha el año anterior. En 2020 las cosas iban mal (sobre todo teniendo en cuenta el tirón de películas como Joker o 1917 compitiendo), pero entonces llegó la pandemia, y ese mínimo histórico empeoró de forma espectacular con la siguiente edición. En 2021 los Oscar solo fueron vistos por 10.4 millones de espectadores: un desplome del 58.4% que llevaba la situación a extremos dramáticos. En ABC (cadena que emite la gala) no estaban nada contentos. Había que hacer algo.

Cada decisión polémica que ha tomado la Academia de Hollywood con respecto a esta 94 edición responde a la preocupación por enderezar los índices de audiencia. De ahí la exclusión de las categorías consideradas menos mediáticas (aquellas que lindan lo más artesanal o técnico) de la retransmisión. De ahí la interpretación de No se habla de Bruno aunque Encanto tuviera otra canción nominada (Dos oruguitas), y de ahí la incorporación de reconocimientos según el favor del público. Ya que la gala ha estado marcada por un momento tan viral y discutido como la bofetada de Will Smith a Chris Rock, cabía esperar que todo esto condujera a una mejora de las cifras. Según recoge The Hollywood Reporter haciéndose eco de los sondeos de Nielsen, efectivamente ha sido así.

Sin tirar cohetes. La 94 edición de los Oscar ha congregado a 13.73 millones de espectadores, subiendo un notable 32% de la audiencia de la gala previa. Las cifras no se ajustan a las zonas horarias y los datos oficiales serán publicados en cuestión de horas, pero el número no debe andar lejos y basta para confirmar el titular: la audiencia de los Oscar ha mejorado, en consonancia a la de otras convocatorias de premios como los Emmy o la gala del Sindicato de Actores, que también se han recuperado notablemente luego de la pandemia. No obstante, esos 13.73 millones siguen lejos de los 23.6 millones que alcanzó la gala de 2020, y la entrega que nos ocupa es actualmente la segunda gala de los Oscar menos vista desde que Nielsen empezó a estudiar sus audiencias, en los años 70.

¿Hasta dónde puede llegar el optimismo, pues? Es de suponer que a unas perspectivas más luminosas para futuras convocatorias, donde incurran trabajos más conocidas por el público que los que han competido en la 94 edición (donde Dune era la única candidata a Mejor película con una taquilla más o menos decente). Por otro lado, cabe achacar esta mejoría a la citada agresión de Smith, que ha dado pie a una ingente conversación en redes sociales. Sin embargo, hay que recordar que la gala duró cerca de cuatro horas y el momento Smith/Rock tuvo lugar cuando ya habían transcurrido dos horas y media: además, el estudio señala que el pico de máxima audiencia había tenido lugar una hora antes. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento