Entrevista

James Gunn nos desvela qué canción se quedó fuera de 'Guardianes de la galaxia 3': "Es la única vez que he fracasado"

Hablamos con el director sobre su paso por Marvel, la importancia de Rocket y el último día de rodaje del 'Volumen 3'.
Entrevista Jamess Gunn director de Guardianes de la galaxia
Entrevista Jamess Gunn director de Guardianes de la galaxia
Entrevista Jamess Gunn director de Guardianes de la galaxia
Entrevista Jamess Gunn director de Guardianes de la galaxia
Externos

A veces se nos olvida que el triunfante MCU fue ideado por una panda de outsiders tanto dentro como fuera de la pantalla. Jon Favreau, el director de Elf, arrancó la franquicia con Iron Man (2008), un héroe segundón a años luz de personajes insignia de la Casa de las Ideas como Spider-Man. 

Joss Whedon, quien siempre se movía entre el éxito absoluto o el fracaso estrepitoso, orquestó la primera reunión en Los vengadores (2012) y los Russo, salidos de Community, llegaron con un thriller (El Soldado de Invierno, 2013) para terminan adueñándose de las Gemas del Infinito (Infinity War y Endgame, 2018 y 2019).

Si estos creadores que cimentaron el MCU eran elecciones improbables, James Gunn era una rara avis dentro de ese grupo, un chaval con el pelo en punta que pretendía con Guardianes de la galaxia (2014) poner su irreverencia al servicio de unos perdedores por los que nadie daba un duro. 

El autor había comenzado como guionista de la película de serie B Tromeo y Julieta (1996), una reinterpretación de Romeo y Julieta con affaires lésbicos y porno ‘romántico’. Sus primeros proyectos sonados firmando libretos serían la comedia Scooby Doo (2002) y la apuesta zombie Amanecer de los muertos (2004), que catapultó a Zack Snyder. 

Otros no-muertos traerían a Gunn el reconocimiento en la dirección con Slither: La plaga (2006), en la que se rodearía de sospechosos habituales como Nathan Fillion, Elizabeth Banks o Michael Rooker. En 2010, daría su primer paso en el despropósito superheroico con Super, filme indie con Rainn Wilson luciendo licra y otros ‘amigos del trabajo’ del cineasta (¡incluido Kevin Bacon!). 

Quien conocía a Gunn antes de su entrada en el MCU, ya sabía que ese despiporre que caracterizaba su obra era lo que Marvel Studios necesitaba. Casi una década después, el autor se va a la Distinguida Competencia para ejercer de director creativo junto a Peter Safran: tras El Escuadrón Suicida (2021) y El Pacificador (2022), arrancará el universo compartido de DC con Superman: Legacy (2025). 

Por ahora, adentrémonos con James Gunn en Guardianes de la galaxia: Volumen 3 y démosle play una última vez a los héroes improbables que nos hicieron creer en un mundo de mapaches parlantes y árboles bailongos; que nos mostraron que el amor de hermanas puede más que cualquier padrastro torturador; que probaron que todo es mejor si suena The Piña Colada Song; que nos han hecho sentir menos solos en su galaxia de bichos raros.

Éxitos, fracasos y altibajos

Seis años después de Guardianes de la galaxia Vol. 2, Gunn afronta esta despedida consciente de que la tercera entrega de cualquier trilogía es complicada, el clímax que tiene que estar a la altura. Sumémosle a eso más presión al tratarse de su adiós a Marvel antes de ponerse al frente del universo compartido de DC y añadámosle salseo recordando que se trata de un final de ciclo que casi no se produce. 

En verano de 2018, Disney despedía al cineasta tras el reflote de unos tuits antiguos en los que Gunn hacía bromas en torno a la pederastia y violaciones. Afortunadamente, la Casa del Ratón daría marcha atrás en su drástica decisión y volvería a poner los mandos de esta nave en manos del director. "He aprendido mucho desde la última película porque he dirigido mucho", nos cuenta el director sobre estos seis años durante el estreno europeo del filme en Disneyland París. 

"He dirigido otra película, una serie entera y me he sentido más capacitado al embarcarme en esta", confirma, asegurando que en general, ha sido "una producción agradable", aunque reconoce que, al tratarse del capítulo final, ha habido mucha emoción y "a veces era difícil". 

El Volumen 3 explora la traumática historia de origen de Rocket (con voz de Bradley Cooper), recordando los experimentos a los que lo sometieron en el pasado mientras sus amigos trataran de salvarlo en el presente. "Rocket siempre fue el centro de los guardianes", afirma el cineasta sobre el personaje con el que más identificado confiesa sentirse: "Cuando Marvel me presentó este proyecto, no sabía cómo entrar en él, parecía Bugs Bunny y los vengadores, y pensé que era raro". 

Así, fue el relato de Rocket el que le permitió encontrar la forma de abordar los filmes de los guardianes: "Estaba volviendo a casa de esa reunión y pensé: ‘Hay un mapache parlante, ¿cómo se podría hacer real?'. Pensé en lo horrible que ha tenido que ser su pasado, cómo es una criatura muy solitaria, esa tristeza que impregna las tres películas. Fue esa historia de origen la que cimentó todas las películas de los guardianes". 

Que el final nos pille bailando

Con Guardianes de la galaxia: Volumen 3, Gunn se despide de Marvel, un universo que ha llenado de música y color. Su melomanía sigue intacta en esta tercera entrega, que suena a Creep, de Radiohead; Badlands, de Bruce Springsteen; y Dog Days Are Over, de Florence + the Machine. 

Sin embargo, hubo un tema que se le resistió: "Hay una canción llamada Russian Roulette, de The Lords of the New Church, que iba a utilizar, pero estaba amarrada por conflictos contractuales sobre quién es el dueño de los derechos de la canción. Esta ha sido la única vez que he fracasado".

Y si tuviera que elegir una canción con la que describir su paso por el MCU, ¿cuál sería? "¡Hooked on a Feeling, por supuesto!", responde entre risas, antes de valorar su colaboración con Marvel: "Ha sido un gran viaje para mí. Estoy muy orgullo. Hemos dado lo mejor de nosotros mismos para hacer de todas las películas una historia lo más completa posible y hemos trabajado especialmente duro en el Volumen 3. Hemos hecho un buen trabajo y estoy contento".

El directo también ha hablado de cómo fueron los últimos días de rodaje de la producción, asegurando que se trató de momentos cargados de emotividad. "Hubo diferentes últimos días", desvela: "Tuvimos el último día rodando con todo el equipo, con Chris, Zoe, Sean, Pom, Karen y Dave, y ese último día fue muy emotivo porque era el último día que íbamos a rodar todos juntos. Habíamos estado haciendo muchas películas juntos durante mucho tiempo, así que fue conmovedor". 

El creador también rememora el día en el que Chris Pratt se despidió con un discurso "muy bonito", así como el "ultimísimo día" en el que Zoe Saldaña, su hermano Sean Gunn y Maria Bakalova le hicieron lloraran con sus discursos de despedida. 

Todos somos Groot

Durante la rueda de prensa celebrada en París, el resto del equipo se une a Gunn para hablarnos del Volumen 3. Gunn vuelve a insistir en que Rocket es el corazón de la saga y esta película, en esencia, habla sobre "la empatía por todos los seres vivos, sobre ser amables con toda la gente y todas las criaturas". 

"Empezamos la película con un animal increíblemente inocente y lo acompañamos en un viaje en el que se convierte en el personaje que conocemos, un mapache algo más malo, aunque ahora empieza a sentir compasión. Para mí, el corazón de las tres películas es la compasión", añade.

Como curiosidad, en la tercera aventura de los guardianes, Sean Gunn no solo ha trabajado la captura de movimiento para el mapache, sino también le da voz. Bradley Cooper continúa pronunciando los diálogos del Rocket que conocemos, mientras que Gunn hace lo propio con los de su versión joven.

"La razón por la que decidí volver a esta película fue porque sentía una profunda necesidad de acabar la historia de Rocket", explica el creador, antes de señalar que su hermano ha sido clave para el arco del personaje: "Él era nuestro héroe cuando estábamos haciendo esta película. Le da mucho a Rocket, muchas de sus emociones se basan en la actuación de Sean".

"En esta película es la voz del joven Rocket, así que tiene más protagonismo, aunque eso no resta valor a la labor de Bradley Cooper, que es una de mis personas favoritas y un actor increíble", desvela: "En esta película, Bradley y yo hemos trabajado increíblemente duro, repasando las escenas una y otra y otra vez".

Por lo demás, Saldaña destaca lo divertido que ha sido dar vida a esta nueva Gamora de otra dimensión, "mas salvaje", pese a reconocer que le ha costado no repetir patrones que había interiorizado con su anterior versión del personaje. Karen Gillan promete una Nébula "más divertida y vulnerable, abriéndose al amor", mientras que Vin Diesel explica que Groot es un fruto de un trabajo colectivo: "Groot es Gunn y todos los personajes con los que interactúa". 

Chris Pratt insiste en la buena armonía que ha habido en el equipo durante la producción de toda la saga, algo que, asegura, no siempre es habitual: "En muchas películas trabajas con gilipollas, pero no ha sido el caso en estas. El vínculo que he creado con James, conocer a estas personas, ver cómo nacían sus hijos, ir a sus bodas... ha sido algo increíble". 

Ahora la pregunta es: ¿Tienen estos personajes futuro en Marvel sin Gunn? Pratt asegura estar abierto a hacer más cosas en el MCU, pero Pom Klementieff señala: "No puedo imaginar a Mantis sin James Gunn". Para Diesel, su personaje no se entiende sin la determinación del director: "Apuntaba las intenciones de cada 'Yo soy Groot' en los guiones que ahora atesoro.

Todo suena inevitablemente a despedida, pero, antes de decir adiós, abrochémonos los cinturones de seguridad y disfrutemos de este último baile que promete ser épico.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento