Logo del sitio

Estas son las canciones que se quedaron fuera de 'Moulin Rouge'

La historia de amor de Christian y Satine podía haber sonado a los Rolling Stones. 
Nicole Kidman y Ewan Mcgregor en 'Moulin Rouge'
Nicole Kidman y Ewan Mcgregor en 'Moulin Rouge'

Uno de los musicales más aclamados está de aniversario: Moulin Rouge, aquella historia de amor condenada a la tragedia, dirigida por Baz Luhrmann y protagonizada por Nicole Kidman y Ewan McGregor, ha cumplido 20 años desde su estreno. Pero, pese al paso del tiempo, este título de culto sigue siendo uno de los filmes más queridos del género. 

Tras su estreno en mayo de 2001, la producción se convirtió en todo un fenómeno pop, también por su banda sonora, que incluía clásicos como Your Song, de Elton John, y Heroes, de David Bowie, entre otros muchos. Sin embargo, fueron varias las canciones con las que el equipo no pudo contar. 

Para que os hagáis una idea, el Duque (Richard Roxburgh) estuvo a punto de cantar Tonight's the Night, de Rob Stewart, en lugar de Like A Virgin; y había una secuencia romántica con globos en la que Christian (McGregor) y Satine (Kidman) entonaban Up Up & Away, My Beautiful Balloon, de The Fifth Dimension. 

EW ha hablado con Anton Monsted, el supervisor musical de la película, que ha contado a la publicación cómo hubo dos canciones que se quedan fuera del filme debido a problemas de licencia. La primera era Father and Son, de Cat Stevens, quien se negó a cederles los derechos. 

"Originalmente, Baz Luhrmann y Craig Pearce empezaban la película con una escena que giraba en torno a Christian, que discutía con su padre sobre lo que quería hacer con su vida. Su padre le decía: 'Tienes esta obsesión ridícula con el amor", cuenta Monsted: "Era una canción maravillosa y todos sentíamos que era perfecta para arrancar la película". Tiempo después, Stevens admitiría que se arrepentía de haberse negado a que su tema estuviera en la película. 

La otra canción que no pudieron incluir en la película, para desesperación del director, fue Under My Thumb, de los Rolling Stones, con la que querían que el Duque (Richard Roxburgh) provocara a Satine. Sin embargo, Alan Klein, ejecutivo de su sello discográfico y quien tenía los derechos de las primeras canciones de los Stones, no llegó a un acuerdo con los responsables de Moulin Rouge. 

"Esa siempre fue una idea que estaba ya en los primeros borradores del guion y la letra funcionaba de forma maravillosa, pero no llegamos a un acuerdo en los derechos para la licencia de la canción", explica Monsted: "No se trataba de una objeción moral, ni de una objeción creativa; se trataba simplemente de los términos de la licencia musical y no pudimos cerrarlo con Alan Klein". 

Curiosamente, cuando hace un par de años el director musical Justin Levine estaba preparando la banda sonora para la obra teatral de Moulin Rouge, recordó esta historia. "Sabía que Baz intentó conseguir una canción de los Rolling Stones para la película", ha relatado Levine a la publicación: "Para mí, se convirtió en algo muy importante: intentar ver si podíamos conseguirla". Tras varias conversaciones con el equipo de los Stone sobre qué temas usarían, cómo y cuánto de cada una, se aseguraron Sympathy for the Devil, You Can't Always Get What You Want y Gimme Shelter.

Así, a pesar de que la película no pudo incluir estos temas, sí que contó con otros clásicos sin los que la historia de amor entre Christian y Satine no hubiera dolido igual. Desde esa Lady Marmalade, con Christina Aguilera, Pink, Lil' Kim y Mýa; hasta Nature Boy, de David Bowie, pasando por muchas otras versiones de canciones, Moulin Rouge sigue siendo un placer para los oídos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento