Estas fueron las condiciones de Christopher Nolan para fichar por Universal

Ventanas de exhibición de 120 días en cines, derecho al montaje final, porcentajes de taquilla… El abandono de Warner por parte del cineasta inglés lleva aparejada una larga lista de requisitos. 
Christopher Nolan
Christopher Nolan
Alberto Corona

"Meses de cortejo, reuniones clandestinas, grandes promesas y la disposición a correr riesgos". ¿Es esta una frase de un thriller de espías? No, pero casi: según Variety, esto es lo que ha necesitado Universal para que Christopher Nolan deserte de las filas de Warner y se incorpore a su escudería. 

Pese al fracaso económico de Tenet, cuyo estreno en mitad de la pandemia habría generado al menos 50 millones de dólares en pérdidas, el nombre de Nolan sigue arrastrando al público. De ahí que las maniobras para hacerle abandonar su estudio de siempre hayan requerido una dura negociación, la cual se saldará con el rodaje de su película sobre Robert Oppenheimer y la creación de la primera bomba atómica. 

Según Variety, el primer acicate para este cambio de bandos habría sido el antagonismo entre Nolan y Warner a cuenta de la política de estrenos del estudio. El director inglés no ocultó su disgusto cuando su antiguo estudio anunció que lanzaría simultáneamente sus películas en cines y en la plataforma HBO Max. 

"Algunos de los mejores directores y de las mayores estrellas se fueron a la cama pensando que trabajaban para el mejor estudio de cine, y se despertaron trabajando para el peor servicio de streaming", ironizó Nolan en diciembre del año pasado. La carta abierta en la que el cineasta lanzó este pullazo podría haber sido, vista la situación actual, su forma de comunicar al resto de majors que estaba dispuesto a sopesar ofertas. 

Ahora bien: consciente de su poder, Nolan habría respondido a dichas ofertas con una severa lista de requisitos. El primero de ellos habría sido un presupuesto de 100 millones de dólares para su próximo filme, que precisará de numerosos efectos digitales y largos meses de rodaje: si bien la película llegará a plató en 2022, su estreno no está previsto hasta el último trimestre de 2023, como pronto. 

Asimismo, Nolan habría exigido una ventana de exhibición de entre 90 y 120 días, durante la cual esa película aún sin título solo podrá verse en cines. 

De esta manera, la cinta no solo se librará de pasar al VOD una vez transcurridos 45 días, un plazo que va camino de convertirse en estándar tras la pandemia. Además, también estará exenta del acuerdo entre Universal y las cadenas de cines AMC y Regal. Según dicho pacto, el estudio puede llevarse sus películas al mercado doméstico entre 17 y 30 días después de su lanzamiento en pantalla grande, dependiendo de cuáles sean sus ingresos en taquilla. 

A esto también habría que sumar cláusulas ya presentes en el acuerdo de Nolan con Warner. La primera de ellas, el derecho al blackout tras el estreno de sus películas: hablamos de una condición que impedirá a Universal lanzar ningún otro título hasta tres semanas después de que la nueva 'película Nolan' llegue a las carteleras. 

Nolan también podría gozar de otros privilegios reservados a las grandes estrellas, como el "first dollar gross". Es decir, el derecho a llevarse porcentajes de la recaudación en bruto del filme desde el día del estreno, sin esperar a que el estudio comience a recibir beneficios. 

Por último, el cineasta se ha reservado el Santo Grial de los directores en Hollywood: ese derecho al montaje final que evita que la película llegue a los cines alterada según el gusto de los ejecutivos. 

Además de Universal, y de una Warner interesada en mantenerle a sus órdenes, Paramount, Sony y MGM también habrían conferenciado con Nolan. Fiel a su reputación de secretismo, el cineasta se habría reunido con sus pretendientes en su casa, y en el más estricto secreto, permitiéndoles leer el guion de su nuevo proyecto únicamente en la intimidad de su oficina. 

Sin embargo, esta operación está marcada por un condicional muy severo: algunos de los estudios que se reunieron con Nolan rechazaron sus condiciones al estimar que su nuevo proyecto es muy caro y muy poco comercial. ¿Acabará Universal arrepintiéndose de haber fichado a semejante megalómano?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento