ENTREVISTA | Ewan McGregor: "Las precuelas decepcionaron, pero con el tiempo he conocido a gente que las ama"

Entrevistamos al protagonista de 'Obi-Wan Kenobi', la nueva serie de 'Star Wars' para Disney+, en la que el actor recupera uno de sus grandes papeles.
Ewan McGregor en 'Obi-Wan Kenobi'
Ewan McGregor en 'Obi-Wan Kenobi'
Cinemanía

Ewan McGregor acababa de protagonizar una de las grandes películas de Reino Unido, Trainspotting, cuando se presentó al casting para una nueva trilogía de Star Wars. Algo dubitativo tanto por el hecho de meterse en una película de gran presupuesto (y alejarse de la corriente de cine independiente de la que quería ser parte) como por afrontar el reto de heredar el papel de otra leyenda británica como Alec Guinness, McGregor terminó convirtiéndose en Obi-Wan Kenobi. Y el resto, como se suele decir, es historia.

Más de 20 años después de comenzar su andadura como Jedi en La amenaza fantasma, McGregor afronta ahora un reto tan mayúsculo como aquel que se le presentó cuando era joven. Retomar uno de los papeles de su vida mucho tiempo después, en un contexto y formato completamente distintos a los de las precuelas y junto a un equipo con viejos conocidos como Hayden Christensen y nuevas caras como la de la directora Deborah Chow. ¿Cómo ha afrontado el actor este torbellino de emociones? ¿Qué nos puede adelantar de Obi-Wan Kenobi? Escuchemos su palabra de Jedi.

El mensaje contra el racismo de Ewan McGregor, subtitulado al español

¿Cómo nos encontramos a Kenobi? Es un hombre roto que ha perdido la fe y se está escondiendo. Tras la Orden 66, su padawan y hermano Anakin se ha pasado al Lado Oscuro y los Jedi han sido masacrados. El Gran Inquisidor está destruyendo lo que queda de la Orden Jedi y se lleva a niños sensibles a la Fuerza.  

El Episodio IV está cerca. ¿Has intentado parecerte a Alec Guinness? Siempre he intentado parecerme a él, sonar como él. El personaje que conocemos y amamos en Una nueva esperanza es un hombre viejo y sabio, y en las precuelas tuve que interpretarlo a los 25 años, cuando iba por ahí con un sable de luz volando en naves espaciales. Dar con el equilibrio entre su Kenobi y el mío era el reto en los filmes y lo es en la serie.

¿Qué tal el regreso a la Galaxia? Deborah Chow es una directora brillante, conoce muy bien este mundo, y tenía ganas de volver a trabajar con Hayden, fue como un reencuentro entre hermanos. Además, la tecnología ha cambiado. El Stagecraft no tiene nada que ver con actuar con una pantalla azul o verde, aquí tienes un entorno que puedes ver y sentir. También es interesante volver a un papel 20 años después y, como con Trainspotting, siento que Obi-Wan es prácticamente una segunda piel.   

¿Te has reconciliado con las duras críticas a las precuelas? Star Wars ha sido una gran parte de mi vida. Cuando hice el casting para Kenobi en los 90, era un novato. Había trabajado con Danny Boyle y quería ser parte de esa nueva ola del cine británico, creía que Star Wars no era para mí. Pero cuanto más me acercaba al papel, más deseaba hacerlo porque la saga me encantaba. Mi tío, Denis Lawson, sale en los filmes originales y yo y mi hermano nos sabíamos cada frase de Una nueva esperanza. Las precuelas decepcionaron y fue difícil, pero con el tiempo he conocido a gente que las ama: esa generación, ahora adulta, que siente por ellas lo que yo sentí por las primeras.

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento