Del final de 'BoJack Horseman' a 'Casa Búho' y Don Hertzfeldt: la animación de 2020

Repasamos los puntos clave del medio animado durante su año más particular.
World of Tomorrow 3
World of Tomorrow 3

A finales de marzo, la industria del entretenimiento se detuvo. Se pararon rodajes, se pospusieron proyectos, se cancelaron propuestas. La pandemia frenó todos los planes minuciosamente calibrados con los que cada estudio contaba, con una única excepción: la animación.

Por supuesto, los cambios no faltaron. Tanto la serie de animación tradicional más pequeña como los mayores blockbusters hollywoodienses generados por ordenador de los próximos años se vieron obligados a trasladar a todo su equipo a sus hogares. La diferencia clave es que la naturaleza de su medio les permitió seguir en marcha.

Esto dio lugar a sorpresas mayúsculas en la industria, entre ellas la completa transformación de series de imagen real como No Activity en producciones enteramente animadas entre temporada y temporada. Pero ante todo permitió, no sin inevitables baches, que 2020 pudiera seguir siendo un año con grandísimas propuestas de animación.

Televisión y streaming

Las series de animación de 2020 abrieron por todo lo alto: con la ambiciosa y esperadísima despedida de BoJack Horseman, quizá la serie más reverenciada de la historia de Netflix, que pese a su apresurado encargo (su creador, Raphael Bob-Waksberg, esperaba al menos dos temporadas de margen para cerrar su historia) logró estar a la altura de las expectativas.

Fue un buen año para Bob-Waksberg y su mano derecha en BoJack, Lisa Hanawalt, ya que la serie creada por esta última, la divertidísima y delirante Tuca y Bertie, recibió una inesperada resurrección para el próximo año por parte del canal Adult Swim.

A la espera de su llegada, el punto álgido del canal durante 2020 ha pertenecido a Primal, que aquí hemos podido disfrutar a través de HBO España. 

La última creación del legendario animador Genndy Tartakovsky, una narrativa épica completamente muda situada en la prehistoria e inspirada en las novelas pulp que devoraba en su infancia; cerró su triunfal primera temporada con tres premios Emmy, una renovación para su segunda temporada y la mejor colección de episodios con los que ha contado hasta la fecha, culminando en un cierre que reconfigura por completo su futuro.

Pero las series infantiles no le han andado a la zaga. HBO España también nos trajo Hora de aventuras: Tierras lejanas, título bajo el que el equipo de la serie original está firmando una colección de especiales que siguen las narrativas planteadas en la misma, aportándoles al mismo tiempo nuevos y memorables trasfondos. 

La maravillosa Steven Universe de Rebecca Sugar concluyó en Estados Unidos con una miniserie-epílogo centrada en el futuro de sus protagonistas, mientras aquí pudimos disfrutar por primera vez del emotivo largometraje musical que culminó la serie original. 

Y Disney estrenó por estos lares la esperadísima Casa Búho de Dana Terrace, que además de plantear una emocionante narrativa de fantasía tan inspirada en su trabajo previo en Gravity Falls como en su amor por Ghibli, logró romper nuevas barreras en la representación LGBT presente hasta ahora en la casa del ratón.

Películas y cortometrajes

Por razones obvias, es el cine (animado o no) el que se ha visto más resentido en 2020. Pero mientras eso ha implicado que películas tan prometedoras como la Conectados de Sony Pictures Animation se vean pospuestas, la pandemia no ha impedido que el público tenga acceso a propuestas independientes, tales como la extraordinaria Petit Vampire de Joann Sfar, a través de festivales online como el ofrecido este año por Sitges o aquellos con los que ha ido contando la plataforma Filmin.

Incluso Annecy, considerado el mayor festival de animación del mundo, ha adaptado su formato habitual a una versión enteramente online, ofreciendo una selección de largometrajes, episodios de series (entre ellas, The Midnight Gospel y Close Enough) y cortos de animación particularmente memorables.

Es al terreno de los cortos al que se ha querido unir Netflix también este año, presentando propuestas como Canvas o If Anything Happens, I Love You con la intención de que sean genuinos candidatos al Oscar este año, y que ya están contando con una viralidad considerable en redes.

Pero el título de cortometraje más venerado del año pertenece, como ha sido el caso con cada una de sus entregas, al World of Tomorrow 3: The Absent Destinations of David Prime dirigido y producido en solitario por el animador independiente Don Hertzfeldt.

Lanzado exclusivamente a través de su canal de Vimeo, este ambicioso viaje al futuro –que vuelve a cobrar vida mediante figuras de palo– plasma a la perfección la inquietud y la incertidumbre constante que conlleva el mero hecho de estar vivo, haciendo constantes malabares entre la carcajada visceral y la crisis existencial sin dejar que su habitual sensibilidad absurdista pierda la compostura ni la coherencia en ningún momento.

Y quizá esa pieza de animación sea el resumen más acertado que tenemos de este año. A la espera de ver qué nos depara el 2021, tanto en el panorama de la animación como en la vida en general, solo nos queda esperar que haya una salida de todo esto en alguna parte del océano del tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento