Así era la dieta extrema de Alexander Skarsgård para 'El hombre del norte'

Skarsgård consumía 3.700 calorías diarias y entrenaba cada día. 
'El hombre del norte'
'El hombre del norte'
Cinemanía

Tras consolidarse como uno de los directores más originales y destacados de la industria norteamericana con La bruja y El faro, Robert Eggers ha regresado a los cines con El hombre del norte, una aventura vikinga producida por Universal y protagonizada por Alexander Skarsgård y Anya Taylor-Joy, entre otras estrellas. 

Skarsgård, que ha confesado que siempre había soñado con hacer una película sobre vikingos, ha llevado su cuerpo al límite para la película, en la que da vida al príncipe guerrero Amleth. Para poder conseguir su musculatura, el actor se puso en manos del célebre entrenador Magnus Lygdback (ha trabajado con Ben Affleck, Gal Gadot o Alicia Vikander), quien ahora ha desvelado en una entrevista para Variety el entrenamiento y la dieta a la que sometió al sueco. 

Así, Skarsgård consumía 3.700 calorías al día, comiendo proteínas cada dos o tres horas para mantener el metabolismo activo. La dieta de Lygdback para el intérprete consistía en 20 comidas cada cuatro días, con 17 de ellas basadas en proteínas (a menudo, pescado), vegetales y carbohidratos o grasa. En las tres comidas restantes, Skarsgård tenía permiso para incluir algún antojo. 

En cuanto a su entrenamiento físico, Lygdback lo preparó basándose en los rasgos de un personaje como Amleth: "Sus animales espirituales eran un oso y un lobo. Así que eso era lo que tratábamos de reflejar en el cuerpo y los movimientos de Alex. El lobo es muy ágil, y después tienes el tamaño del oso en este vikingo". 

Los entrenamientos de la estrella eran de corta duración, priorizando la eficiencia por encima de la cantidad. "Vemos a menudo entrevistas en las que un actor dice: 'Entrenaba muchas horas al día'. Eso no es necesariamente cierto", ha contado Lygdback.

"Puede que hayan estado moviéndose durante cuatro horas al día, ¿pero la sesión real en el gimnasio? Nunca he entrenado a mis clientes durante más de una hora porque lo que no se consigue en la primera hora no se consigue en la segunda", ha explicado: "Todo lo que haces después de la primera hora es empezar a destrozar tu cuerpo. Así que mejor una hora al día, seis días a la semana. Durante el rodaje, cinco días a la semana". 

En otra entrevista para EW, el entregador también ha confesado qué canciones escuchaban durante los entrenamientos para El hombre del norte: "Escuchábamos música electrónica antigua de los 80 y también Italo Disco". 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento