Logo del sitio

Cuatro recomendaciones en Apple TV+, HBO Max, Movistar Plus+ y Filmin

¿Estás harto de cambiar de plataforma sin saber qué ver? Todas las semanas elegimos cuatro películas o series para ti
Elvis
Elvis
HBO Max

El próximo Oscar a mejor actor

Elvis, en HBO Max

Fotograma de 'Elvis'
Fotograma de 'Elvis'
Warner Bros.

Estamos al principio de la carrera de premios. Todavía no se ha celebrado Toronto, mercado del que todos los años salen algunas candidatas a los Oscar. Sin embargo, el Elvis de Baz Luhrmann ya nos ha dejado una de las interpretaciones del año que debería de tenerse muy en cuenta en futuras nominaciones.

El trabajo de Austin Butler en Elvis es prodigioso. No solo borda los distintos acentos, pesos corporales, tonos de voz y estados anímicos del rey del rock sino que el actor se mimetiza de tal manera con él que llega a parecerse aunque físicamente no tenga nada que ver.

Elvis es un recorrido por la vida del músico desde el punto de vista de su controvertido manager (interpretado por un Tom Hanks aplastado por kilos de protésicos y maquillaje). Aunque aborda episodios interesantes de su carrera (sobre todo, su pasión por la música negra) abarca demasiados años de su vida como para profundizar en nada, sensación que el abizarrado estilo visual de Luhrmann amplifica.

Una lección de Derecho Penal

La acusación, en Filmin

'La acusación'
'La acusación'
Filmin

El tema, un juicio por un caso de pederastia, puede echar para atrás. Que se lo digan a Arcadi Espada. Sin embargo, sería injusto (nunca mejor dicho) para esta magnífica serie alemana que no la viésemos basándonos en ese prejuicio. Sobre todo, porque realmente la trama de pederastia es una excusa para construir una de las mejores series de abogados de la televisión reciente.

El doctor Richard Schlesinger (Peter Kurth) acude a Ottern como abogado defensor en una macrocausa de pederastia en la que parece estar involucrado gran parte del pintoresco pueblo alemán. Inspirada en los juicios de Worms, en los que más de 25 personas fueron acusadas de participar en una gran trama de pornografía infantil, la serie del exabogado y autor de superventas Ferdinand von Schirach es una interesantísima reflexión que molestará a los defensores de lo políticamente correcto y gustará a aquellos que, a pesar de todo, todavía conserven su espíritu crítico.

Un hito del cine de autor

La peor persona del mundo, en Movistar Plus +

En un género, el de la comedia romántica (y/o dramática) vapuleado en los últimos tiempos, expulsado de los cines y recluido a contenido de plataformas, Trier, como Julie, ha encendido un interruptor, el tiempo se ha congelado y la comedia romántica (y/o dramática) ha iniciado una carrera hacia un futuro –esperemos– ilusionante. (5/5)
La peor persona del mundo
Movistar Plus +

La única certeza que nos presenta La peor persona del mundo es que es una película de 12 capítulos, con un prólogo y un epílogo. El resto, como la vida, es una perpetua incertidumbre. Su protagonista, Julie (Renate Reinsve, premio en Cannes a la mejor actriz), hace precisamente ese viaje espiritual en la película. Al comienzo de La peor persona del mundo, gran éxito del cine de autor del año pasado, Julie es una estudiante de medicina o psicología reconvertida en fotógrafa, articulista y escritora, esa clase de persona que no tiene hijos porque está esperando a que pasen determinadas cosas (no sabe cuáles). Al final es fotofija en rodajes de cine y ese otro tipo de persona que ha aprendido que el mundo es caótico y las cosas en la vida no vienen ordenadas a su gusto.

Mimetizada con ese universo caótico que pone en imágenes, La peor persona del mundo es una película tan libre en su fondo como en su forma, desde esa voz en off deliciosamente irónica que viene y va. Empieza cercana a Woody Allen en tono, banda sonora y alma. Concretamente, al Woody Allen de amores y desamores neoyorquinos, el de Annie Hall y Hannah y sus hermanas. Los conflictos, ligeros como entonces, se actualizan a la era del Me Too, la locura de Instagram y el clickbait: “¿Se puede ser feminista y que te guste que te follen en la boca?”, titula la protagonista un artículo que escribe y se hace viral.

Dos hombres, Joachim Trier y Eskil Vogt firman uno de los personajes femeninos mejor escritos del pasado reciente. No solo es eso. Es un retrato de lo que significa ser una mujer treintañera hoy, las tribulaciones a las que se enfrentan las jóvenes que han de transitar por el amor, la vocación profesional, la maternidad o el compromiso sentimental en el siglo XXI. Y, más allá del punto de vista del género, es un viaje hacia la búsqueda de sentido que nos une a todos, mujeres y hombres, en este universo caótico y absurdo. Como le dice su expareja a Julie, el hombre que le ha cambiado la vida sin saberlo: “Me he pasado tan tiempo preocupándome por lo que podía salir mal. Y lo que ha salido mal no me preocupaba”.

Mujeres amnésicas, ricos desgraciados

Apariencias, en Apple TV

Apariencias
Apariencias
Apple TV

Uno de los síntomas de las crisis económicas y sociales es la popularización de productos de ficción que condenan a los más ricos. Apariencias, apuesta de Apple TV, se suma a esta tendencia con esta serie protagonizada por la siempre sugerente Gugu Mbatha-Raw en la piel de una mujer con amnesia tras un supuesto intento de suicidio.

Si estás pensando que todos esos ingredientes te suenan de algo, no le des más vueltas. Efectivamente, Apariencias es una serie producida por Reese Witherspoon. Y sí, enganchará a aquellos que disfruten de las miserias de los millonarios y de comparar sus matrimonios con los de los demás. Pero digámoslo ya: fichar para el papel del marido sospechoso a Oliver Jackson-Cohen cuando lo último que hemos visto de él fue el psicópata maltratador que daba tan mala vida a Elisabeth Moss en El hombre invisible quizás no haya sido la idea más fina.

¿Quieres recibir las mejores recomendaciones de cine y series todos los viernes en tu correo? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento