La torre que transforma la polución en diamantes

La torre que transforma la polución en diamantes

AGENCIA ATLAS 29.09.2016 - 15:43h

Una nueva construcción ocupa las calles de Pekín. No es un rascacielos pero sí, con sus siete metros de altura, el purificador de aire más grande del mundo, y está dispuesto a mancharse para luchar contra la contaminación.

Su creador, un artista holandés, está convencido de que también sirve para que la gente se sienta parte de la solución y no del problema. Especialmente en la segunda parte del proyecto, en la que este odiado esmog se transforma en un tesoro. Sí, diamantes, hechos a partir del carbón recogido

Comentarios