República Checa: cuatro planes para vivir una Semana Santa diferente

Vista nocturna de la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga.
Vista nocturna de la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga.
Danilovich Andrey
Vista nocturna de la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga.

En la República Checa las vacaciones de Semana Santa comienzan oficialmente el Jueves Santo, un día que se conoce como Jueves Verde y en el que es tradicional comer alimentos de este color, como las espinacas o las ortigas, e incluso se elabora cerveza de esta tonalidad. Entre el Miércoles de Ceniza y el Lunes de Pascua se realizan distintas costumbres religiosas y paganas, como pintar huevos de Pascua, preparar los Judas (jidáše), unos dulces con forma de trenza o nudo, hornear pan dulce (mazanec), “azotar” a las chicas con una trenza de sauce... No todo sucede de puertas para adentro sino que es habitual salir a la calle para dar la bienvenida a la primavera en sus plazas, castillos y palacios. Estas son algunas propuestas ideales para conocer su ambiente.

En Chequia el Jueves Santo es el Jueves Verde. Ese día se comen alimentos de ese color (espinacas, ortigas...) y se bebe cerveza verde
Los huevos de Pascua pintados a mano son una tradición muy popular en Chequia.
Los huevos de Pascua pintados a mano son una tradición muy popular en Chequia.
Jan Zális

Mercadillos de Semana Santa en Praga

Aunque son menos conocidos que los navideños, Praga también cuenta con mercadillos de Semana Santa cada año. Entre el 2 y el 24 de abril, los puestos competirán en color y mercancía en la Plaza de la Ciudad Vieja y en otros rincones de la capital. Caminar entre decenas de puestos, donde se agolpan preciosos huevos de Pascua pintados a mano y trenzas realizadas con mimbre, es un impacto para los sentidos. En algunos de ellos incluso se puede ver a los artesanos trabajar de forma laboriosa. Además de comprar algún recuerdo, es el marco ideal para degustar la repostería tradicional: allí abundan las trenzas, los dulces con forma de corderito (beránek) y los judas (jidáše).

La ciudad de Brno es una de las animadas de Chequia.
La ciudad de Brno es una de las más animadas de Chequia.
Dan Harvan

Celebrar la Pascua en Brno

La celebración de la Pascua en Brno también pasa por visitar su animado mercadillo de la Plaza de la Libertad (náměstí Svobody), entre el 8 y el 17 de abril, donde los más de 40 puestos tientan al pasar con la delicadeza de sus artesanías, sus coloridos huevos de Pascua y la rica repostería típica de Semana Santa. Sin embargo, además de disfrutar de las compras, Brno ofrece un programa complementario con la música como protagonista. Por sus plazas desfilan grupos folclóricos que inundan el ambiente con sonidos de zimbal mientras el vino de Moravia del Sur invita a apagar la sed y a encender la alegría de esta fiesta. Su aspecto más religioso se reserva para el Festival de Pascua de la Música Sacra, que se celebra en las iglesias y catedrales de Brno (del 10 al 24 de abril).

Vista aérea del espectacular castillo medieval de Krivoklat.
Vista aérea del espectacular castillo medieval de Krivoklat.
Getty Images

Castillos y palacios durante la Semana Santa

Si durante todo el año los castillos y palacios checos se visten de nostalgia y de historia, durante la Semana Santa muchos de ellos abren sus puertas para celebrar la llegada de la estación más floral. Sus patios de armas, bodegas y amplias estancias acogen, como en el castillo Křivoklát, programas variados de bailes, talleres de pintura de huevos de Pascua y de trenzas de mimbre durante el fin de semana del 15 al 17 de abril. También abrirá sus puertas al público el palacio de Valtice, en Moravia del Sur, que del 15 al 18 de abril ofrecerá degustaciones de vino en su bodega con música en vivo, paseos en coche de caballo por el parque del palacio, y visitas guiadas por las instalaciones.

Baile tradicional en el Museo al Aire libre de Valaquia.
Baile tradicional en el Museo al Aire libre de Valaquia.
Jan Kolar,VMP

Tradiciones vivas en el Museo al aire libre de Valaquia

Algunos lugares resultan providenciales para devolver a la vida los ritos, costumbres y artes del pasado. No se nos ocurre mejor lugar para escenificar las tradiciones de Pascua que el Museo al aire libre de Valaquia, situado en Rožnov pod Radhoštěm. Durante tres días, del 16 al 18 de abril, se podrá conocer cómo se vivía a finales del siglo XIX y principios del XX en los pueblos situados a los pies de las montañas Beskydy. Las representaciones, que se hacen en Dřevěné městečko (‘El pueblecito de madera’), no podrían estar más logradas ya que se hallan inmersas en la arquitectura popular de esta región.

visitczechrepublic.com y destinochequia.com

Mostrar comentarios

Códigos Descuento