Logo del sitio

Seis grandes hoteles en seis pueblos pequeños: todo lujo y tranquilidad

Piscina del hotel Villa de Alquézar.
Piscina del hotel Villa de Alquézar.
www.villadealquezar.com

VILLA DE ALQUÉZAR (Huesca)

En la comarca del Somontano, entre los barrancos de la sierra de Guara, en la margen derecha del río Vero, en su último cañón, encaramada sobre cresterías calizas. Ahí está Alquézar. Y ahí está este hotel, en el corazón mismo del pueblo, ubicado en un edificio histórico rehabilitado desde cuyas habitaciones (32 en total) es posible contemplar todo el entorno, incluida la Colegiata de Santa María La Mayor, principal monumento de la villa. En el jardín interior y en la piscina es fácil encontrar la calma total. La necesitaremos para disfrutar, después, de alguno de los deportes de aventura que se pueden practicar en los alrededores. www.villadealquezar.com

Palacio de Samaniego, a 10 km de Laguardia.
Palacio de Samaniego, a 10 km de Laguardia.
MLEVASLOT

PALACIO DE SAMANIEGO (Álava)

A diez kilómetros de Laguardia, capital de La Rioja Alavesa, Samaniego, a los pies de la Sierra de Toloño, es parada obligada en la ruta del vino que podemos realizar por la zona. En su casco urbano destaca este palacio, una casa solariega del siglo XVII, reconvertido en hotel. Sus numerosas obras de arte cultivan el contraste entre la piedra histórica y la modernidad de la arquitectura interior. Cuenta con nueve habitaciones, con nombre de variedades de uva (Trempranillo, Malvasía…) y un restaurante de cocina vasco-francesa, con platos como el bogavante azul del Cantábrico y el pichón de Bresse. palaciodesamaniego.com

Estancia del hotel rural Irigoienea.
Estancia del hotel rural Irigoienea.
Roberto González

HOTEL RURAL IRIGOIENEA (Navarra)

Un reloj de sol grabado en el suelo nos da la bienvenida a esta antigua casa-torre del siglo XVI que antes de ser hotel fue aduana y cuartel de carabineros. Es fácil encontrarlo: está situado en el barrio de Iribere, justo a la entrada de Urdax, en la comarca de Baztán, a muy pocos kilómetros de Zagarramurdi. El edificio mantiene su forjado de madera primitivo y un cierto aire rústico que se deja sentir en sus diez habitaciones. Los desayunos caseros son una delicia. Aunque lo mejor aquí es disfrutar de las vistas que ofrece su mirador, con enormes ventanales que se abren a un horizonte verde. www.irigoienea.com

Exterior del hotel Nord.
Exterior del hotel Nord.
hotelnordmallorca.com

HOTEL NORD (Mallorca)

En una plaza soleada rodeada de pintorescas calles, en el corazón de Estellencs, en plena sierra de Tramuntana. Estas son las sencillas coordenadas que nos permitirán encontrar esta preciosa casa de piedra y madera de estilo mallorquín. Cuenta con ocho habitaciones, algunas con balcón con vistas al pueblo, y un luminoso patio ajardinado junto al cual se abre un salón que conserva una antigua prensa de aceite. En cualquiera de los dos espacios podemos desayunar (varios tipos de pan, quesos, dulces caseros…) y pensar en hacer alguna excursión. Quizás hasta Puigpunyent por el Camino Real. hotelnordmallorca.com

Posada Seis Leguas, en Riocorvo.
Posada Seis Leguas, en Riocorvo.
www.posadaseisleguas.es

POSADA SEIS LEGUAS (Cantabria)

Entre la montaña y el mar, en el pueblo de Riocorvo, a orillas al río Besaya, a solo 15 kilómetros de Santillana del Mar, esta casa colonial de hace más de un siglo nació con la vocación de ser, simplemente, un lugar para el descanso. Cuenta con ocho habitaciones, con vigas de madera en el techo y grandes ventanales. Llevan por nombre el de los árboles del jardín: Naranjo, Limonero, Cerezo… El del hotel hace referencia a su situación geográfica dentro del Camino Real abierto en el siglo XVIII para comunicar la meseta castellana con el puerto de Santander. Su piscina es toda una tentación. www.posadaseisleguas.es

Habitación del Palacio Condes de Cirac.
Habitación del Palacio Condes de Cirac.
rusticae.es

PALACIO CONDES DE CIRAC (La Rioja)

Con poco más de 200 habitantes, Villalba de Rioja, en la ladera sur de los montes Obarenes, a cinco kilómetros de Haro, es un lugar perfecto para realizar excursiones por los alrededores. Pero también para descubrirlo despacio. Para eso está este palacete del siglo XVI, donde se respira la historia dejada por sus nobles moradores, entre ellos la familia de Pedro Ruiz del Castillo, fundador de la ciudad de Mendoza en Argentina. Cuenta con cinco habitaciones y tres suites, aunque puede alquilarse entero. El patio de este alojamiento Rusticae es un remanso de paz, ideal para disfrutar de un desayuno al aire libre. palaciocondesdecirac.es

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento