Un recorrido de dos días por Capadocia: globos, chimeneas de hadas y ciudades subterráneas

Turista en Capadocia con los icónicos globos de fondo.
Turista en Capadocia con los icónicos globos de fondo.
frantic00 / iStock
Turista en Capadocia con los icónicos globos de fondo.
Qué ver en Capadocia en dos días

El corazón de Turquía late con fuerza entre paisajes desérticos, chimeneas de hadas y casas excavadas en la roca. En el centro del país se extiende la mágica región de Capadocia, un destino que cada vez gana más fama entre los turistas y las razones de su popularidad están claras: no hay otro lugar como este en el mundo.

Adentrarse en estas tierras supone vivir una experiencia única, un viaje que combina historia, tradiciones y mucha aventura. La región tiene mucho que ofrecer, desde paseos en globo hasta ciudades subterráneas, y con un recorrido de dos días podemos descubrir todos sus encantos. 

Capadocia a vista de pájaro desde los globos aerostáticos

Al pensar en un viaje a Capadocia, inevitablemente vuelan por nuestra cabeza los icónicos globos que recorren este paisaje desértico desde las alturas. Esta actividad se presenta como la más atractiva para hacer en la región turca, y es que contemplar las imponentes chimeneas de hadas a vista de pájaro es algo totalmente inolvidable.

Globos aerostáticos sobre Capadocia.
Globos aerostáticos sobre Capadocia.
Circle Creative Studio / iStock

Lo más recomendable es realizarla el primer día, ya que si llegara a cancelarse por las condiciones meteorológicas, la propia empresa la movería al día siguiente. Eso sí, hay que preparase para madrugar: alrededor de las seis y media de la mañana ya deberemos estar listos junto al globo para subirnos en la cesta y alzar vuelo.

Cobijados bajo la negrura de la noche y con las primeras luces del amanecer rozando el horizonte, un mar de globos de colores se despega del suelo, iluminándose intermitentemente con las llamaradas de fuego que les hacen volar. Muchos metros más abajo de nuestros pies, el paisaje es espectacular: enormes formaciones rocosas en forma de torres y agujas se combinan con las montañas áridas y los pueblos construidos entre las propias chimeneas.

Del Valle del Amor al Valle de las Palomas

Seguimos explorando los encantos de Capadocia, pero esta vez desde tierra firme. La región está compuesta por alrededor de 50 valles, de los cuales destacan varios muy populares entre los turistas. En el Valle del Amor, la naturaleza ha sido la encargada de modelar unas formaciones rocosas de formas sugestivas que podemos observar desde el borde de un acantilado. Por otro lado, la mano del hombre ha añadido un componente más turístico al lugar: una hilera de marcos en forma de corazón esperan a los visitantes que quieran tomarse la foto más romántica.

Valle del Amor.
Valle del Amor.
Beatriz Pérez

A unos 6 kilómetros al sur, la tierra vuelve a abrirse frente a nosotros formando el Valle de las Palomas. Aquí, cientos de agujeros excavados en las paredes rocosas sirven de nidos para estas aves, que sobrevuelan el lugar en un revoloteo constante. Al fondo, el paisaje se completa con la característica silueta de la ciudad de Uçhisar, coronada por un castillo, una enorme chimenea de hadas excavada que funcionó como punto defensivo. Explorar esta localidad y subir hasta la cima nos asegura disfrutar de unas vistas espectaculares de la región.

Desde allí llegamos rápidamente al mirador de las Tres Bellezas, donde podremos observar un trío de chimeneas con una forma casi idéntica. Detrás de ellas, la presencia lejana de la montaña Erciyes es imponente: con casi 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar se alza como la cumbre más elevada de la zona.

Valle de las Palomas.
Valle de las Palomas.
Guven Ozdemir / iStock

Las artes y tradiciones de Capadocia

Para completar el primer día, una buena opción es visitar el museo Güray Müze de Avanos y descubrir el antiguo arte de la alfarería, que se ha ido transmitiendo de generación en generación en esta región. Este centro, excavado en la roca a 20 metros de profundidad, nos conduce a través de una impresionante colección de piezas de cerámica que abarca desde la Edad del Cobre (entre el 3200 y el 2200 a.C.) hasta la época actual.

Otra de las tradiciones más arraigadas en la zona es la fabricación de alfombras y tapices. Por ejemplo, en la tienda Avanos Hali podremos ver cómo se lleva a cabo ese proceso tan minucioso desde cero. Incluso podremos comprar alguna pieza.

Avanos Hali, una fábrica de alfombras en Capadocia.
Avanos Hali, fábrica de alfombras en Capadocia.
Beatriz Pérez

Las entrañas de una ciudad subterránea

Ya no volamos por los cielos de Capadocia, ni caminamos por su superficie. Ahora nos adentramos en las profundidades de estas tierras, en sus mismísimas entrañas, a través de sus antiguas ciudades subterráneas. Bajo el suelo de esta región turca, se esconden un total de 32, pero solo unas pocas pueden visitarse, como por ejemplo Derinkuyu, la más grande, o Kaymakli, la más popular. Fueron construidas por los antiguos cristianos para refugiarse de la persecución de los romanos, y para ello fabricaron auténticos pueblos bajo tierra donde poder esconderse durante semanas.

Entre las ciudades subterráneas que están abiertas al público también encontramos la de Özkonak, menos conocida pero igualmente impresionante. Esta se construyó en la ladera norte de la montaña İdiş como un entramado de túneles y galerías, con conductos muy estrechos y largos para comunicar sus pisos. Además de pequeñas estancias, contaba con zona para los animales, cocina, almacén e incluso un sistema de ventilación con estrechas chimeneas.

Ciudad subterránea de Özkonak.
Ciudad subterránea de Özkonak.
Beatriz Pérez

Iglesias excavadas en la roca en el Museo al Aire Libre de Göreme

Finalmente, la auténtica joya de la corona de la región turca de Capadocia es el Museo al Aire Libre de Göreme, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aquí los antiguos cristianos excavaron minuciosamente las chimeneas de hadas para albergar iglesias que después decoraron con detalladas pinturas murales que representan escenas bíblicas.

Entre todas ellas, las más impresionantes son las de Karanlık (o Iglesia Oscura) y la Tokalı (Abrochada). Las condiciones de luz y humedad han permitido que estas obras de arte tan valiosas se hayan conservado durante tantos años, desde que fueron pintadas en el siglo XI. Eso sí, hay que tener en cuenta que, debido a su fragilidad, está prohibido hacer fotos en el interior. Más información en cappadocia.goturkiye.com

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Redactora de Viajes '20minutos'

Graduada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Pasé por la revista Viajar como redactora web y desde 2022 continúo con esta pasión en 20minutos, mostrando que hay demasiadas maravillas en este planeta como para quedarse en casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento