Logo del sitio

Olvídate de pasar el domingo cortando el césped: crean una máquina que lo hace sola e incluso detecta obstáculos

El sistema de la compañía puede conectarse a cortacéspedes comerciales.
El sistema de la compañía puede conectarse a cortacéspedes comerciales.
Electric Sheep Robotics

El césped en los Estados Unidos ocupa más de 1,62 millones de hectáreas, según un estudio publicado en la revista Environmental Management. Esto supone que varias empresas vean los cortacéspedes como una buena propuesta tecnológica en la que invertir, como es el caso de Wright Manufacturing o Future Labs V Inc.

Estas compañías que apuestan por el sector están trabajando en la fabricación de cortacéspedes autónomos que puedan realizar su labor sin ayuda humana. Electric Sheep Robotics ha invertido miles de millones de dólares en su propuesta: el robot Dexter.

Según explica la marca, Dexter es un sistema que se puede conectar a los cortacéspedes comerciales para transformarlos en autónomos. El robot funciona tanto con dispositivos nuevos como con modelos que ya están en uso.

Dexter tan solo necesita un entrenamiento para convertir un cortacésped tradicional en uno autónomo, sin que importe si este funciona con gasolina o es eléctrico. Electric Sheep Robotics ha apuntado que su invento está diseñado según el estándar R15.08 para robots autónomos.

El aparato está equipado con tecnología LiDAR, cámaras, GPS, sensores ultrasónicos y actualizaciones de firmware OTA. Esto permite que Dexter sea capaz de orientarse y maniobrar sin complicaciones y detectar obstáculos que se encuentran hasta 30,5 metros de distancia.

“No creo que la gente se dé cuenta de que el césped es el cultivo más grande de EE UU –menciona el director ejecutivo de la empresa, Naganand Murty-. Se dedica más tierra y agua al césped que al trigo y el maíz combinados, y más de 40 millones de acres de tierra en los EE UU tienen algún tipo de césped”.

Los datos de los que habla Murty son los que animaron a Electric Sheep Robotics a trabajar en Dexter. Con él, pretenden solventar la escasez de mano de obra en el mantenimiento de jardines exteriores.

La firma estadounidense anunció hace unos días que su creación había sido financiada con una cifra de 21,5 millones de dólares. Según Business Wire, este dinero se suma al que ya habían recaudado y suma un total de 25,7 millones. 

Otros cortacéspedes autónomos

Dexter no es la primera apuesta de una compañía por fabricar robots que no necesiten la intervención de un humano para realizar su trabajo en la tierra. Una marca israelí, Travel Aerobotics Technologies, creó un robot volador autónomo para recolectar fruta.

Por otro lado, John Deere habló de su tractor autónomo que se podía controlar a través del móvil en el CES 2022 que se celebró a principios del mes pasado en Las Vegas. Todas estas ideas en las que grandes compañías están trabajando son un intento de solucionar la escasez de trabajadores en un mercado que ha resultado damnificado por la pandemia.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento