La Policía Nacional mandó desalojar la estación de metro de Plaza de Castilla. Esto provocó la suspensión de las líneas de metro 1,9 y 10 entre las 19.45 horas y las 20.45 horas. A la zona se acercaron diversas unidades de los Tedax, antidisturbios y guías caninos.

Fuentes de la Ertzaintza indicaron que a las siete y media de la tarde tuvo lugar una llamada al diario "Gara" de Bilbao anunciando una explosión sobre las ocho en la citada estación.


La Policía Nacional procedió a desalojar la estación y técnicos especialistas en desactivación de explosivos la inspeccionaron con perros sin que encontraran objeto sospechoso alguno. El desalojo se produjo en orden y sin que se registraran incidentes.

El tráfico rodado en la plaza se restableció sobre las ocho y media de la tarde, y a esa hora permanecían agentes en la zona a modo preventivo.