La policía detectó que varias bandas delictivas sustraían vehículos de gran cilindrada y alta gama, duplicaban las placas de las matrículas o las sustraían, y los utilizaban en robos con fuerza perpetrados en el distrito de Villaverde-Usera, concretamente en el barrio de Orcasitas.

El 21 de febrero una de estas bandas, compuesta por tres individuos, perpetró un robo con violencia e intimidación en un concesionario de San Sebastián de los Reyes.

Los asaltantes intimidaron al encargado del establecimiento y sustrajeron un Alfa Romeo, aún sin matricular. Esa misma tarde, los agentes localizaron el vehículo con las placas robadas.

Su conductor se percató de la presencia policial y se dio a la fuga, conduciendo de forma temeraria y poniendo en peligro a viandantes y conductores.

El joven fue detenido tras una persecución policial por Orcasitas
No obstante, durante la persecución los agentes identificaron al sospechoso, que resultó ser un delincuente habitual del distrito Usera-Villaverde, que estaba considerado el cabecilla de una banda criminal caracterizada por su gran movilidad y violencia.

En naves industriales y concesionarios

Sus principales, aunque no únicos objetivos, eran naves industriales, el sector del transporte y los concesionarios de vehículos.

El dispositivo establecido en los alrededores de su domicilio y en los lugares del barrio que frecuentaba propiciaron su detención, pero el detenido mostró gran resistencia y causó lesiones de consideración a dos agentes, que le intervinieron las llaves de otro vehículo sustraído, que fue localizado en Fuenlabrada.

A Rubén R. G. se le imputan siete hechos delictivos, en su mayoría, por delitos contra la propiedad.

Además, le constan un total de 13 antecedentes, así como otras tantas requisitorias judiciales, de las cuales dos se encontraban en vigor.

OTROS SUCESOS: